Home > Salud y Bienestar > Medicina

Salud sexual

Fantasías sexuales extramatrimoniales

Algo que casi todos tienen pero casi nadie confiesa...

Se define a las fantasías sexuales como "cualquier imagen erótica o sexual que tiene una persona mientras está despierta -y, por lo tanto, tiene plena conciencia de ella-, haciendo la salvedad de que su aparición no depende de la voluntad del sujeto”.

Resulta difícil de aceptar que el deseo sexual no esté encadenado a ninguna persona en particular; pues en tanto que es de raíz biológica y característico de la especie humana y animal, aparece ante la presencia de un estímulo sexual, el que detona el deseo y por ende, la fantasía sexual. 

Habitualmente cuando una persona está enamorada, en especial durante los primeros tiempos del enamoramiento, tanto el deseo como la fantasía se orientan mayoritariamente hacia el ser amado.  
Pero de ninguna manera se inhiben los centros receptores del cerebro que reaccionan naturalmente ante otros estímulos. Ante estas situaciones las personas pueden “dejar correr” la fantasía o apartarla de su mente

La mayoría de las mujeres y los hombres tienen fantasías sexuales con alguien que no es su cónyuge o compañero sentimental, según un estudio publicado en The Journal of Sex Research, del Dr. Thomas V. Hicks, de la Universidad de Vermont en Burlington.

Hicks y el coautor, Harold Leitenberg, realizaron un cuestionario a 349 estudiantes y empleados universitarios cuyas edades oscilaban entre 18 y 70 años, para saber con qué frecuencia las personas con parejas tenían fantasías sexuales con otra persona, denominando a esas fantasías "extradiádicas".

Estas fantasías generan culpa, ya que los mismos entrevistados refirieron que no habría que tenerlas. Es llamativa la diferencia entre los que se siente y lo que se piensa, pues al responder el 48 por ciento de los participantes dijo que no era "correcto" tener fantasías de relaciones sexuales con otra persona si eran fieles a su pareja.

También informó que el 87% de los participantes que estaban en pareja, manifestaron que habían experimentado este tipo de fantasía en los últimos dos meses; el porcentaje llegaba al 98 % en el caso de los hombres y al 80 % en las mujeres. El trabajo no se refiere a la complejidad de las fantasías, sino a su existencia, desde una imagen fugaz, hasta una compleja situación sexual con una persona diferente a su pareja habitual.

No hubo relación entre el hecho de tener fantasías sexuales con otra persona y la sensación de estar sintiendo algo normal, porque en la mayoría de los casos tenían cargos de conciencia y muchos estaban avergonzados.

Hicks indicó que las fantasías no aumentaban necesariamente el riesgo de serle infiel a la pareja. Sin embargo, puntualizó que el estudio halló que aquellos que habían engañado a sus parejas tuvieron una proporción mayor de fantasías sexuales que los demás.

En general, los investigadores hallaron que los hombres eran más propensos que las mujeres a experimentar fantasías sexuales con otra persona que no fuera su pareja, aunque 8 de cada 10 mujeres tiene fantasías con otro hombre.

La diferencia de género se mantuvo incluso después de descartar factores como la duración de la relación, el número de compañeros sexuales en el pasado, previos incidentes de engaños y posición socioeconómica, indicó Hicks.

Las mujeres fueron más propensas a tener fantasías con un compañero sexual del pasado que los hombres. "Aunque el porcentaje de fantasías extradiádicas con compañeros del pasado fue muy pequeño para ambos sexos, este tipo de fantasías fue más frecuente en las mujeres que en los hombres", dijo Hicks.

Las personas con más años en pareja refirieron mayor proporción de fantasías sexuales con otra persona, independientemente del sexo.

También pareció existir una relación entre el número de compañeros sexuales en el pasado y las fantasías con otras personas, aunque esta asociación fue mucho más estrecha en las mujeres que en los hombres.

"Este estudio representa la primera revisión empírica de la relativa frecuencia de las fantasías sexuales extradiádicas y la conexión entre este tipo de fantasías y el sexo, la duración de la relación, el número de parejas sexuales anteriores, las relaciones sexuales extradiádicas anteriores y la posición socioeconómica", dijo.

Hicks recalcó que "es probable que las personas no se den cuenta de lo frecuente que es que los integrantes de una pareja tengan fantasías con otra persona que no sea su compañero".

"Podría ayudar a los hombres y a las mujeres a entender y a comunicarse si existiera una conciencia de las diferencias y las similitudes entre ellos y entre lo que suscita sus fantasías sexuales", agregó.

Los hallazgos de este estudio pueden ser útiles a los terapeutas y otros especialistas que brindan tratamiento a las personas que se sienten culpables por tener fantasías sexuales con alguien que no es su pareja, o que reaccionan con celos a las fantasías sexuales reveladas por la pareja.

"Tener estos datos permite a los profesionales de la salud y al público en general entender mejor lo que puede considerarse como normativo en la conducta sobre las fantasías sexuales", refirió Hicks, coautor del trabajo.

Una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor

Cocina afrodisíaca

 

 

Elda Bartolucci

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

TENER FUERZA PARA LOGRARLO.........

Por REBECA PEREZ


LECTURA EROTICA POR MI

Por ANA NENA


de acuerdo

Por AWW21


Fantasías Sexuales

Por CESARHERRERA


"estoy deacuerdo con las fantasias"

Por ARIMM


todo se vale

Por DESIREDEMIVIDA


“Fantasías sexuales extramatrimoniales

Por ARIMM


todo es válido

Por FRAN-62


Fantasias sexuales pero no con tu pareja

Por ARIMM


sin culpa

Por .MIGUELANGEL


Mas notas del autor:

Elda Bartolucci

Sexualidad en la menopausia

Sexualidad en la menopausia

La menopausia no tiene por que traer trastornos psíquicos ni físicos de importancia en aquellas mujeres que se encuentran realizadas en sus necesidades personales y psicoafectivas, que sean creativas , que hayan podido lograr su maternidad y que experimenten una gratificación sexual adecuada...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: