Home > > Viajes y turismo

Destinos turísticos

Estrategias para visitar el museo del Prado, el Louvre, y otros museos en Europa

Si estás de viaje por el Viejo Continente, tienes una cita ineludible con la historia artística del mundo. Con estos consejos, podrás aprovechar al máximo los mejores museos del mundo

Europa es un cofre que atesora gran parte del arte más valioso del mundo. De hecho, en viejo continente ostenta gran parte de los museos más famosos del planeta. A continuación, enplenitud te da algunos consejos para que puedas aprovechar al máximo tus visitas a los museos. 

·         Aprende sobre arte. Si el arte no es diversión, posiblemente no sepas demasiado de arte. Una escena común en los museos es ver personas que parecen gozar frente a una pintura o a una escultura. Quien los vea por primera vez podría pensar que están fingiendo. Sin embargo, el Museo Nacional de Arqueología de Atenas difícilmente no provoque una sensación de goce en una persona con conocimientos de arte antiguo, con deseos de viajar al mundo de Pericles y Sócrates. Un poco de estudio antes de viajar hará mucho más enriquecedoras tus visitas a los museos.   

·         Sé selectivo. Una idea equivocada, a menudo, es pensar que todo en un gran museo es gran arte. Un museo como el de Louvre en París, es tan grande que no podrás cubrirlo todo, así que no lo intentes. Con la ayuda de un guía turístico o un libro guía, concéntrate en aquellos sectores “imperdibles”. Algunos museos de Europa proveen a sus visitantes unos panfletos en los que señalan un recorrido básico, que abarcará los puntos sobresalientes de la visita. Por otra parte, no será lo mismo apreciar una obra maestra con una hora de recorrido sobre tus piernas que habiendo caminado cinco horas. Estar fresco es indispensable para disfrutar del arte. 

·         Consigue una guía impresa. Es difícil encontrar guías divertidas y fáciles de leer, todos lo sabemos. Cuando busques una guía, concentra tu búsqueda en aquellas ediciones que pretenden llevarte de la mano en recorridos breves por los museos más importantes de Europa. Recuerda que una buena guía impresa es fundamental para que puedas conocer lo mejor de nuestra civilización sin morir en el intento.  

·         Únete a un tour. Llama con antelación. Muchos museos ofrecen con regularidad tours programados, aunque generalmente la lengua optativa es el Inglés. Si el tour es en Francés o en Alemán solamente, déjale al guía turístico que hay algunas personas que hablan español que también y que les gustaría recibir algo de información. 

·         Escucha a hurtadillas. Si estás interesado especialmente en una pieza de arte, quédate media hora estudiándola y escuchando lo que cada guía turístico tiene para decir a su grupo de visitantes acerca del David o de la Mona Lisa. Cada guía hace su propia investigación y ofrece distinta información. No tiene nada de malo este tipo de tour gratuito. Sólo no te pares frente a la obra ni realices demasiadas preguntas. 

·         No te pierdas de tus obras favoritas. Al llegar, echa un vistazo al índice de la guía del museo o a las postales de la tienda de souvenirs, de modo que te asegures de no omitir nada de importancia para ti. Por ejemplo, al terminar tu recorrido y pasar por la tienda de obsequios, podrías darte cuenta –mirando una guía o una postal- que has omitido una obra de Salvador Dalí –algo que sería imperdonable para ti-. 

·         Conoce la programación del museo. La mayoría de los museos permanecen cerrados un día a la semana –generalmente lunes o martes-. Tu guía empresa o la oficina de información turística podrán proveerte de esa información. Asimismo, muchos museos dejan de vender tickets y comienzan a cerrar salas entre 30 y 60 minutos antes del horario de cierre. Los días de admisión libre son, con frecuencia, los más concurridos. En muchos casos, es preferible pagar la entrada para evitar las multitudes. La mejor hora para visitar los museos, para muchos, es poco antes del cierre, cuando sólo quedan los guardias y el arte. 

·         Haz reservaciones en los museos de Italia. Los amantes del arte que visitan Italia pueden llamar con anticipación para reservar el horario de entrada al museo. Las reservas son baratas –o gratuitas- y fáciles de hacer. Evita esperar en línea reservando La Última Cena de Leonardo en Milán, la Galería Uffizzi en Florencia, el Museo de Borghese y la Casa Dorada de Nerón, y la capilla de Scrovigni en Padua. Las reservas son obligatorias para todos estos excepto para la Galería Uffizi. 

·         Misceláneas: particularmente en los grandes museos, pregunta si tus tickets tienen privilegios de entrada y salida. Revisa el mapa o el folleto del museo en la entrada del mismo, para conocer la ubicación de obras de arte en particular, de la confitería y de los baños –generalmente relucientes y de uso gratuito-. Asimismo, fíjate si hay salas o secciones que cierren temprano. Recuerda que las cámaras de fotos, por lo general, son permitidas cuando se las usa sin flash o trípode. Mantente atento a las señalizaciones en la pared y realiza preguntas. 

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic en el nombre del curso):
Inglés
Francés
Italiano
Portugués
 

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: