Home > Amor y sexo > Sexualidad

Sensualidad

Enamorando al cerebro: Técnicas mentales de seducción

Para poder tentar, atraer, excitar y seducir, necesitas estimular tanto la mente como el cuerpo del objeto de tu deseo...

Todo pasa por lo que tienes entre las orejas - si tu cerebro no esta excitado, el resto de tu cuerpo permanecerá también indiferentemente adormecido.

Ser sexy es más que bombachas de encaje y cuerpos firmes, se trata también de tener la adecuada estructura mental. Para poder tentar, atraer, excitar y seducir, necesitas estimular tanto la mente como el cuerpo del objeto de tu deseo.

Piensa en el momento en que estas viendo una película con una escena sexual realmente caliente. Tú no estas teniendo sexo, pero probablemente viendo la escena te pongas "listo para la acción". 

Cuando tratas de seducir a alguien intelectualmente, usas ideas y palabras para aumentar el calor. Ya sea que hagas uso de la insinuación o de declaraciones directas y abiertas, existen varias técnicas que puedes emplear para lograr que el deseo de tu pareja te inunde. 
 

Tan sólo un poco de coqueteo 

Una de las primeras cosas que aprendemos cómo hacer instintivamente siendo chicos cuando empezamos a descubrir nuestra sexualidad es coquetear.

Ya sea un chico embromando a una chica en el patio durante el recreo, o el tímido obsequio de una tarjeta conforma de un corazón en el Día de los Enamorados, el coqueteo es nuestra primera introducción al hecho de hacer algo con respecto a la atracción mutua.

Hemos escuchado tanto a los hombres como a las mujeres decir esta misma frase una infinidad de veces: "Soy pésimo para coquetear. Simplemente no sé como hacerlo".

Pero el tema no es que no sepan cómo - tan sólo se les ha olvidado. El coqueteo ha ganado de alguna manera una mala reputación: Se dice que "coquetear" es embromar a alguien; propio de una persona que no es seria; que necesita de la atención de cualquiera para sentirse atractiva.

Desde ya que existen personas que coquetean para compensar sus propias inseguridades, pero en términos generales, sin embargo, coquetear es sólo una expresión tímida del sentirse atraído, de que te gusta a alguien o diversión sana.

Coquetear es también una de las mejores maneras construir los cimientos para iniciar el sexo. Existen muchas maneras de coquetear con el objeto de tu deseo.

A continuación tienes algunas sugerencias sobre técnicas que te asegurarán un comienzo ardiente:  

El arte de la conversación 

Una de las mejores maneras para deslumbrar al objeto de tu deseo es a través de las palabras. Pueden estar teniendo una aparente conversación inocente, pero creando a la vez una corriente de dobles sentidos que los haga pensar a ambos sobre otras cosas más allá del tema en cuestión.

Utiliza adjetivos picantes como caluroso, sensual, jugoso, caliente, tentador, emocionante, ardiente, acalorado y pegajoso. Utiliza verbos como ansiar, anhelar, apetecer, y desear.

Por ejemplo, considera la siguiente oración: "Ayer quise comer una ensalada de tomate, así que fui a la verdulería   y compré algunos".

Ahora, prueba hacerlo de esta forma: "Tenía unas ganas insaciable y ansiosa por comer una ensalada de tomate. Fui a la verdulería y compré el bistec más jugoso que puede encontrar. Prácticamente no podía sacarle las manos de encima, era tan gordo y duro".

Puedes ver en este caso cómo al agregarle simplemente algunos adjetivos la cosa cambia de una ensalada ordinaria a un mini juego pasional. 
 

Pon atención 

Cuando estés intentando tentar a alguien para ir a tu cama, la peor cosa que puedes hacer es ser distraído. Ello envía señales de desinterés en una suerte de "tómalo o déjalo".

Una de las mejores maneras para coquetear sutilmente es prestarle mucha atención al objeto de tu deseo. Hazlo/a sentir como el fascinante centro de tu universo.

Haz un pequeño baile

No existe nada más estimulante para la mente que la música. Pon algo lento y seductor y da un par de vueltas en el piso.

La combinación de los sonidos sensuales y la cercanía física es una excelente manera de hacerlos pensar a ambos sobre cómo sus cuerpos se mueven juntos - y cómo podrían deslizarse realizando otro tipo de actividades en el dormitorio.

Dénse de comer el uno al otro

La comida es a menudo el preludio del sexo, especialmente si es una cena romántica.

Dondequiera que estén comiendo - ya sea una cena a la luz de las velas en tu sala de estar o en el patio de comidas de un centro comercial - puedes ofrecerle a tu pareja de manera casual un bocado, luego darle de comer.

Para un movimiento más sugerente aún, entremezclen sus brazos y dense de comer el uno al otro, o toma un sólo tenedor y un postre y dense bocados mutuamente.

Sin importar cómo lo hagas, el darse de comer el uno al otro puede agregarle sensualidad a tu comida lo cual puede terminar en el dormitorio.

Si tienes hijos, probablemente te resulte difícil tener sexo sin interrupciones. Así que planifícalo anticipadamente. Esto podría sonar poco espontáneo, pero si sabes que la costa estará despejada a las 6 de la tarde porque tus padres estarán llevando a los pequeñines a ver la última de Disney, puede pasar todo el día pensando todas las cosas que se harán el uno al otro durante esas dichosas horas solos.

Provocando para satisfacer

El estar ausente puede hacer que el corazón se ponga algo más tierno, pero la abstinencia puede hacer enloquecer a alguien. No me estoy refiriendo a tomar duchas frías y contenerse indefinidamente - ¡ello podría complicar tu vida sexual!

Lo que queremos decir es que provoques a tu pareja de manera seductora a lo largo del día y luego finalmente que tu pareja te posea al final del día. Puedes calentar las cosas hasta el punto de ebullición.

Esta técnica en particular te llevará algo de planificación de tu parte, pero puede meterlos a ambos en un frenético estado mental, al pensar que el sexo que vendrá a continuación es sin dudas uno del más apasionado que han tenido.

Para ayudarte a establecer el estado de ánimo propicio, utiliza las técnicas de coqueteo abordadas en la sección anterior para ayudarte a proponer lo que vendrá llegado el final del día.

Juegos que la gente juega

 Hay una escena en la película Stripes en la cual Harold Ramos y Sean Young juegan un juego infantil y seductor llamado "campo de fuerza". El objetivo del juego es acercarte lo más que se pueda el uno al otro sin tocarse. El "perdedor" es quien rompe el campo de fuerza.

Por supuesto, Stripes no es precisamente conocida como la película romántica del siglo, pero esa escena es un ejemplo bastante candente para probar cómo los juegos pueden "inocentemente" romper el hielo y te haga pasar del mero pensar en tener sexo a de hecho entrar en acción.

Desde ya, esto no funciona para todo el mundo, y deberías tantear a tu pareja para ver si él o ella es receptivo a este tipo de juegos. Si tu pareja esta dispuesto a hacerlo, intenta alguno de los siguientes juegos:

"Campo de fuerza" (como el recién descrito)

Juegos de "desnudos". No tiene por qué ser póquer. Cualquier juego de mesa puede ser convertido en un concurso en el cual el "perdedor" se desnuda todo.

"Verdad o consecuencia". Probablemente recuerdes este juego de los "asaltos" en la época de la escuela.

Conviértelo en la versión XXX al hacerse preguntas sugerentes el uno al otro ("¿En dónde has querido siempre tener sexo pero te sentiste muy tímido para pedirlo?" "¿Cuál es tu fantasía sexual más caliente?" Y así sucesivamente).

Una sugerencia "hot"

Deslizar una descripción de tu fantasía sexual en el portafolio de tu pareja en la mañana, dejar un mensaje de correo de voz sexy, o enviarle a tu pareja un correo electrónico sexy al trabajo pueden ser maneras tentadoras de dar vida a su día.

Sin embargo, no hagas esto si existe la posibilidad de que alguien más aparte de tu pareja pudiera ver el mensaje. Los jefes pueden a veces leer los correos electrónicos o los correos de voz de los empleados, y las notas hechas con la intención de que sólo tu pareja las viera pueden caer en las manos equivocadas. ¡Sé discreto!

Seducción todo el día

No necesitas esperar hasta que tu cita aparezca en tu casa para empezar a seducirla; la seducción puede iniciarse mucho antes de que la cita de hecho comience.

La tarde anterior a tu noche de pasión, adelántate y llama para dejar un mensaje sexy con una voz suave y lenta en el correo de voz de su trabajo; envíales un correo electrónico sexy; o, si intentas seducirlo nuevamente, déjale una pequeña nota caliente en su portafolio o en su agenda describiendo lo que le espera para la noche.

La anticipación hará que su corazón lata fuertemente durante todo el día de manera tal que para la hora que tu cita llegue a la puerta de tu casa, él o ella ya estará muy excitado e inquieto como para pensar en otra cosa.

En vivo y en directo

Si bien el ser modesto y hacer insinuaciones es una excelente forma de diseñar un escenario sexy, el ser directo puede ser igual de efectivo. Mirar fijo a alguien y decirle a esa persona exactamente lo que quisieras hacerle es un mecanismo de excitación increíble.

Hablar de manera sexy puede ser estupendo si puedes hacerlo, y si sabes que ello excita a tu pareja. Deberías de encontrar un momento en que casualmente le preguntes si eso es algo que le gusta. ¡Si es así, empieza a hablar!

Si no sabes qué decir cuando intentas hablar sexy, aquí tienes algunas sugerencias:

Haz una lista de todos los apelativos que puedas pensar sobre las partes del cuerpo y actos sexuales. Después elige las palabras que serían las más sexys para tu pareja. Practica diciéndolas, y recuérdalas para cuando quieras usarlas más tarde.

Lee la sección de cartas de las revistas eróticas, o llama a las líneas de sexo y escucha las descripciones sexuales. Ello te dará ideas de ciertos escenarios, así como también sobre cómo usar todas aquellas palabras sexy.

Planea ya sea describirle a tu pareja una fantasía sexual que tengas, o volverle a contar una experiencia que los dos ya han tenido. Esto significa que puedes empezar tu conversación con: "¿Recuerdas lo bien que se sintió el domingo pasado cuando hicimos el amor toda la mañana?"

Después entra más en detalle, usando palabras sexy para describirlo. O podrías empezar con: "Me he estado haciendo los ratones con hacerte el amor. Esto es exactamente lo que me encantaría hacerte" ¡Luego da los detalles!

Una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor
Cocina afrodisíaca

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

AMOR

Por M2CORAZON


Gracias AMELIA por ayudarme, mi esposo y yo logramos rescatar nuestro matrimonio, con esa técnica que dice de esa web. Estabamos en un punto muerto y hemos cambiado mucho.

Por LORES45


Hola, en http://www.universiaglobal.com/espiritualidad01.htm es un sitio muy referido y existe un libro muy bueno, llamado La Seducción y la Compatibilidad, lo usé y tuve éxito rotundo, ya que se debe manejar muy bien las comunicaciones, mi novio, saludos

Por AMELIA34


Tecnicas de Seducción

Por ALEXA1169


tecnicas mentales de seduccion

Por MALUVARI


otra prueba

Por


prueba

Por


Mas notas del autor:

La Redacción

Las ideas que construyen nuestro mundo

Las ideas que construyen nuestro mundo

El mundo que nos rodea es un reflejo de nuestros pensamientos e ideas. En este árticulo Ud. podrá encontrar algunas sugerencias acerca de cómo mejorar su realidad modificando su sistema de valores y creencias.

Técnicas de creatividad: preguntas para desarrollar ideas

Técnicas de creatividad: preguntas para desarrollar ideas

Ciertas preguntas pueden ayudarnos a ver la realidad de otra manera, y a desarrollar más y mejores ideas. Conózcalas...

¿Qué hay detrás de un mareo?

¿Qué hay detrás de un mareo?

¿Qué nos ocurre cuando todo comienza a dar vueltas? Una mirada cercana al misterioso mundo de los marreos

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: