Home > Vida cotidiana > Espiritualidad

Alimento para el alma

En la acción está el éxito

¿Siempre tienes grandes ideas, pero siempre parece que otro se te adelanta? ¿Eres la mejor prueba de que "del dicho al hecho..."? Entonces, debes leer esto

Juan era un soñador a ultranza. Cuando niño estaba lleno de sueños e ilusiones. Ansiaba ser un buen estudiante. Soñaba con ser el primero en clase, eximirse en los exámenes, lograr encabezar el cuadro de honor.

Pero el récord de calificaciones mostró crónicamente el mínimo indispensable para salir adelante. Sus sueños no pasaron de buenos deseos.  Más adelante, sus ilusiones fueron otras. Triunfar como profesional, lograr reconocimiento por un trabajo destacado, brillar en el campo de los negocios.

Sin embargo, los años fueron pasando y la realidad le mostró nuevamente que aquellas ilusiones quedaban de nuevo en  nada. Aún en cosas pequeñas, le ocurría esa sensación de fracaso.

Deseaba tener el carro limpio, pero siempre estaba sucio. Soñaba con un jardín lleno de flores, pero éste se encontraba hasta sin grama. Ansiaba el orden, pero todo en su hogar mostraba un desorden colosal.

 

 Juan empezó a preguntarse qué le ocurría. A medida que transcurrió el tiempo, empezó a sospechar  que había un común denominador en todos sus “fracasos”.

Llegó a la conclusión de que “pensaba pero no actuaba”. Sus ideas eran no sólo excelentes, eran realmente innovadoras. Pero sólo una pequeña porción de ellas se convertían en realidades.

¿Cómo llegó a esta conclusión? Asistió a un seminario sobre Cómo Marcar Metas. A medida que se fueron exponiendo las ideas, se dio cuenta de cuál había sido su falla, su gran falla. Si ese era el problema, se dijo Juan, sé cual es la solución.

Escribió una gran A en la primera hoja de su “Manual de Metas Personales”. La A de Acción. Han pasado muchos años desde entonces. Juan tiene hoy un panorama completamente distinto. Si bien ha tenido que seleccionar solamente algunas de sus ideas, las más importantes, se ha convertido de un “soñador” en un “realizador”.

 

Juan ha tenido la gentileza de escribirme con lujo de detalles su experiencia. Ha sido una hermosa carta. Yo, que tuve el privilegio de dictar aquel Seminario, la aprecio mucho. Va pues mi agradecimiento para él hasta Fresno, California,  en los Estados Unidos,  donde ahora reside.

 

Podremos tener los sueños más brillantes, pero todo ello sin acción, será solo humo.

 

LO NEGATIVO: Conformarnos  con soñar. 

LO POSITIVO: Comprender que “En la Acción está el Éxito”.

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

 

Emilio Santamaría S.

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: