Home > Tiempo libre > Hobbies

Coleccionismo

Empezando a coleccionar muñecas

Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que cuando empezamos una colección de muñecas casi siempre es de una forma casual, pero siempre, siempre, porque en el fondo de nuestro corazón sentimos una atracción irresistible hacia el maravilloso mundo de las muñecas.

Los coleccionistas somos caprichosos, pero tenemos decidido el tipo de muñecas que nos gustaría encontrar.

Algunos coleccionan principalmente las “muñecas maniquí”, por la belleza de sus ropas y la finura de sus caras. Otros prefieren los muñecos bebés por sus caritas de niños gordinflones y hay otros a los que sólo les gusta coleccionar muñecos étnicos consiguiendo  bonitas colecciones.

Iniciada   una colección,  al continuarla debemos documentarnos  por todos los medios que tengamos a nuestro alcance, visitando anticuarios, ferias, museos, expos y, sobre todo, leyendo libros de muñecas de los que  hay en el mercado y con los que aprenderemos cada día un poquito más. Hay que ser  muy constante en la búsqueda pues a veces resulta una ardua tarea.

Para  los coleccionistas de muñecas es siempre motivo de alegría encontrar alguna pieza que les guste y mayor alegría cuando se encuentra en un buen precio.

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que esa muñeca encontrada pasa a formar parte de nuestra familia: llegamos a casa con nuestra muñeca, la colocamos en el mejor lugar de la vitrina y no nos cansamos de mirarla; incluso parece que nos habla para agradecernos el haberla rescatado  del olvido al que generalmente ya estaba destinada para convertirla en la reina de nuestra vitrina.

 Pero el coleccionista es perseverante y enseguida empieza a pensar en la siguiente pieza. Es así como, poco a poco y casi sin darnos cuenta, vamos formando nuestra colección. Cada una de las muñecas tiene sus recuerdos, sus luchas por conseguirla y, al final, la satisfacción de verla en casa.

Todos estos sentimientos sólo los pueden entender los coleccionistas, no importa el motivo de la colección. Pero tengo una cosa comprobada: es muy difícil encontrar, en el divertido mundo del coleccionismo de muñecas, gente que no sea capaz de transmitir su felicidad a  los demás y, de esta manera, conseguimos un mundo más agradable para todos.

www.carmenleon.com

 

 

Carmen León

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Muñecas Antiguas Mi colección

Por SMCARBALLO


Colecciono Muñecas

Por SMCARBALLO


Mas notas del autor:

Carmen León

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: