Home > Vida cotidiana > Mascotas

Mascotas en la familia

Ella y yo

Me hace saber claramente que es el momento de salir. De abandonar la pesadez y el horario. Casi siempre entre el atardecer y la noche, hora en que el fastidio me pone insoportable...

 

Ella es naturalmente sabia , con sólo mirarme parece “oler” el comienzo de mi ebullición neurótica, que casi siempre, si no la reprimo, me entierra en la pena.

Recorre nerviosa la casa, apurando mis pasos y empujándome o arrastrándome , para que abandone esos preparativos inútiles y domésticos: ordenar los libros, preparar la cena, guardar anteojos y lapiceras, regar o simplemente dejarme llevar por esto que soy y ponerme a rezongar.

Ella es rubia, naturalmente rubia, de ojos castaños, casi negros, de mirada viva y fulminante.

Sin palabras, sólo con mirarme, trasluce su maravillosa vitalidad, su entusiasmo, su fuerza y su terquedad.

Porque eso sí, ella es muy terca.

Yo en un deseo de parecerme a ella , he ocultado mi pelo blanco con una tonalidad dorada, pero a pesar del buen trabajo de mi peluquera, no luce como el suyo, sano y luminoso.

Cuando decididas arrancamos, yo llevo las llaves y ella la dirección.

Ella, Magalí, tiene un gran aprecio por la naturaleza, investigadora de yuyos, flores y árboles.

Respetuosa de las leyes inmodificables ,tormentas, rayos y truenos.

Yo entregada a su inquietud avanzo y retrocedo, me detengo y aguardo el final de sus variadas investigaciones de campo.

El cielo nos cobija mansamente y poco a poco cede mi resistencia y me dejo llevar por su sabiduría animal, tanto mas sabia que esta mía que intento en vano enriquecer.

Porque Magalí, mi perra sabe.

Dueña del secreto ancestral de la paz y la felicidad oliendo, buscando, encontrando entre miles el pasto mas tierno , el mas saludable, el mas perfumado.

Y entonces... morderlo, arrancarlo y disfrutar.

 

 

 

María del Pilar Etchehon

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

María del Pilar Etchehon

Cuidar a los padres que envejecen

Cuidar a los padres que envejecen

Nuestros padres necesitan ahora de nosotros, de nuestras decisiones, de nuestro compromiso. ¿Cómo afrontarlo?

Masajes en pareja

Masajes en pareja

¿Quieres saber cómo hacer un masaje a tu pareja? Lee esto... ¡y comienza ahora mismo!

Yoga en la vida cotidiana

Yoga en la vida cotidiana

Reclamos y más reclamos... ¡menos mal que existe el yoga!

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: