El poder de las preguntas
  INGRESO MIEMBROS
  ¡REGÍSTRATE!
Suscribete gratis
Cursos gratis Libros gratis Guias locales Revista
Clasificados | Postales | Blogs | English | Publicidad | Webmasters
Google
Web enplenitud.com

 

   Bookmark and Share
CANALES
COMUNIDAD
  Newsletter
  Facebook
  Twitter
ENPLENITUD




 
 Home >  Salud y Bienestar >  Psicología > 
 Autoayuda

El poder de las preguntas

Muchas veces la mejor forma de generar una respuesta positiva no es un análisis ultra-detallado de las actitudes o los beneficios, sino algo mucho más simple. Hay que aprender a respetar y apreciar el poder que tienen las preguntas.

La mayor parte de la gente no le asigna a la reflexión, al cuestionamiento de las propias acciones y a la pregunta interna el valor que esta tiene. Esta gente es el tipo de personas que normalmente actúa sin pensar demasiado, que simplemente se mueve hacia delante por la vida, sin analizar adonde esos pasos la pueden llevar y sin utilizar ciertos mecanismos de gran poder para lograr las actitudes más adecuadas, tanto con respecto a las demás personas como con respecto a nosotros mismos.

Detengámonos un minuto a pensar, analicemos, hagamos un repaso de nuestra vida y de nuestras acciones y nos daremos cuenta, con toda probabilidad, de que nosotros también sufrimos de este problema, que nos pasamos la mayor parte de la vida ocupados en hacer cosas, en tomar decisiones y en actuar en consecuencia, y no nos tomamos el tiempo necesario para reflexionar sobre lo que estamos haciendo. Y, principalmente -lo que es más importante, y que nos puede brindar dividendos mucho mayores-, no nos tomamos en tiempo para pensar cómo podemos hacerlo mejor.

Este es un problema que esta muy extendido en nuestra sociedad, una sociedad que muchas veces pone la velocidad y la necesidad de hacer por encima de todo lo demás. 

Mirando Dentro Nuestro 

Hay algo que es cierto y que es muy difícil de rebatir, aún por aquellos que más en contra puedan estar de lo que estamos diciendo: la habilidad de mirar dentro de uno mismo, de tomarse un tiempo para analizar la forma de actuar y las motivaciones redunda, casi en el cien por cien de los casos, en una mejor y renovada forma de actuar. El tomar conciencia de cómo afectamos tanto a los otros como a nosotros mismos cuando nos decidimos a seguir un curso de acción es una forma segura de evitar caminos que no nos convienen o que pueden afectar negativamente a otras personas.

No sólo eso, sino que, yendo un poco más allá, también redunda en una mejor utilización de nuestra capacidad de análisis, de nuestra inteligencia. El pensar en qué funciona correctamente y qué no lo hace, en los motivos detrás del funcionamiento o no de un mecanismo determinado y en los motivos por los que puede fallar es un seguro para no cometer errores estúpidos.

La reflexión y la introspección nos hacen mucho más astutos, más hábiles e inteligentes, o, por lo menos, ayudan a que no desperdiciemos la capacidad que tenemos y que no nos comportemos de maneras que nos hagan parecer absolutamente tontos.

Muchas veces, cuando empezamos a trabajar sobre el pensamiento y la razón, cuando nos concentramos en tomarnos el tiempo necesario de análisis, nos damos cuenta de la diferencia con nuestras acciones si no hubiéramos reflexionado, y comenzamos a desear que hubiésemos entendido antes que esta era la mejor forma de tomar decisiones.

  *Recibe Tu Revista GRATIS!
 
NOMBRE:
*EMAIL:
 
  *OBLIGATORIO
 

Cuanto más reflexivos e introspectivos nos volvemos, cuanto más pensamos las cosas, más inteligentes somos en nuestra forma de actuar. 

La Pregunta 

Hay una habilidad que a veces viene con los años, aunque muchas veces no lo hace (lamentablemente); una habilidad que no se puede estudiar en ninguna universidad, aunque si se pudiese sería una de las carreras más útiles para el desarrollo de la vida en sociedad; una habilidad que suelen adquirir ciertos profesionales con la experiencia que sólo pueden traer los años de trabajo. Y esta habilidad es la de interrogar, la de realizar la pregunta correcta en el momento exacto para lograr un análisis adecuado.

La pregunta es, sin lugar a dudas, la parte más esencial de la reflexión y la introspección. No hay nada que se pueda hacer en este área si no tenemos la capacidad de detenernos y preguntar, tanto a nosotros mismos como al resto de las personas con las que compartimos la vida diaria y con las que nos relacionamos de forma activa en la sociedad.

El poder de la pregunta atraviesa todas las capas de la vida, aparece en todos los ámbitos y cumple su función en toda situación social. La habilidad de preguntar lo que tenemos que preguntar cuando lo tenemos que preguntar puede llevarnos a amasar una increíble fortuna o a conseguir fama, poder o, aún más interesante que estos aspectos un tanto frívolos, a ser felices.

Por supuesto, en general, la pregunta de la que hablamos suele tener una respuesta en si misma, es una especie de faro que nos guía directamente hacia la opción correcta. Si estamos en el consultorio del médico y nos dice que debemos seguir un tratamiento, y nos pregunta si estamos dispuestos a seguirlo, a nadie se le ocurre decirle que no, porque no hay duda de que la opción correcta para poder continuar con nuestra vida de la mejor manera posible es aceptar el tratamiento que se nos ofrece.

El poder aparece en esa pregunta, en la forma de los claros signos que apuntan a cuál es la opción, la respuesta que no debemos, bajo ninguna circunstancia, elegir. Ante una pregunta de este tipo, con una respuesta tan marcada y una “amenaza” (entendiéndose amenaza no como un ataque por parte de nuestro médico, sino la clara e indudable posibilidad de que algo malo ocurra) en el caso de no contestar que sí, ¿a alguien se le ocurriría contestar con aquello que no es lo que espera la persona que realiza la pregunta? Si dicen que si, no queda ninguna duda de que (se) están mintiendo. 

Ese es el increíble poder que posee la pregunta.  Es una pena que su utilización de la forma correcta no esté tan difundida como debería, ya que es un poder que realmente puede lograr cosas maravillosas.

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.



1 | 2 | 3
SIGUIENTE

 
MAS!
Otras notas sobre
Preguntas
> 7 preguntas idiotas
> El arte de preguntar
> La pregunta en las ventas

Visite también




.
OPCIONES
> Opina sobre la nota El poder de las preguntas
> Envia la nota a un amigo
> Opina en el foro
> Imprimir
> Regístrate ahora
> Suscríbete gratis
> Contáctanos


Canales: Amor | Belleza y estilo | Dinero | Tiempo libre | Salud y bienestar | Viajes y turismo | Familia | Astrología | Vida cotidiana | Tus raíces | Humor | Juegos | Internet para todos | 70+| Mis Cursos Gratis | Emigración Legal
Servicios: Horóscopo | Cursos gratis | Libros gratis | Postales | Clasificados | Webmasters | Predicciones gratis | Publicidad
Ayuda | Home | Agregar a favoritos | Tu pagina de inicio | Invita un amigo
Copyright 2000-2013: www.enplenitud.com
Un emprendimiento de Latin Seniors Inc.