Home > Tiempo libre > Taller literario

Poemas y cuentos

El niño obediente y otras poesías

Poesías que recrean la vida cotidiana y nos traen recuerdos del barrio y la infancia.

El niño obediente

Do , Re , Mi , Fa , Sol ,

Toca el niño obediente

Sol , Fa , Mi , Re, Do ,

Responde el piano estridente

Majestuosos acordes suenan

Sin cesar sonidos melodiosos

Parecen cortar la quietud

Del barrio soñoliento

Afina el pianista su oído,

Corren sus manos por el teclado

Do ,Re ,Mi , Fa , Sol ,

Suena el piano estridente

Sol ,Fa , Mi ,Re , Do ,

Toca el niño obediente.

El día y la noche

Una suave brisa recorre el ambiente

Se pone el sol muy lentamente,

Dejando paso e éste atardecer caliente

Para que aparezcan una luna y

Las estrellas ya evidentes.

Se agitan las ramas verdes y olientes

De los árboles y plantas, bichitos de luz

Engalanan furtivamente el paisaje,

Faroles y luces acompañan a ésta hora

De la melancolía cotidiana

A los lejos canta un ruiseñor mientras

El viejo señor fija su vista en vaya a

Saber que recuerdos tenga en la mente

Se oye el ladrido de un perro bandido

Mientras los niños gritan y corren

Rompiendo los canteros de flores

Es el día que se va; un día más

Que se va para dar paso a su compañera

La noche, oscura y misteriosa ésta

Viajera silenciosa provoca y asusta a

Todo mortal viviente

Sigue la rueda de ésta monumental obra,

Pasa el tiempo, pasan las horas y otra

Vez la luz trae el avance del día.

Vuelta a empezar, todo nuevamente

Comienza a girar, es el tiempo que no se

Detiene, las ideas de los hombres

Nuevamente comienzan a andar.

No os apuréis tanto, que esto es de nunca

Acabar.

El niño caminante

Sudoroso y harapiento va

Por el estrecho sendero

El niño caminante, lleva

En sus manos agua y comida

Abundante.

El Sol ardiente , con rayos

Potentes, cae a pleno al

Mediodía caliente.

Infeliz destino el del niño

Andante que a esas horas va

Por el camino muy campante

Donde vas tan pensante,

Niño caminante, ya no tienes

Contigo ni agua ni comida abundante.


Fuegos

En una tarde serena y misteriosa,

Un fuego insolente y tenaz,

Comienza la obra dejando a su

Paso, miseria y destrucción,

Miedo y dolor.

Cual habrá sido la chispa

Creadora de ésta fatalidad ¿?

Acaso la furia desatada por una

Mano vengadora cansada de tanta

Injusticia? O el alocado pensamiento

De alguien sin sentimientos que busca

Ejecutar maldades sin igual?.

Apañado por una suave brisa

Avanza el fuego en actitud arrogante

Dejando a su paso todo destruido y

Humeante, provocando en el ambiente

Un calor sofocante como queriendo

Limpiar este lugar de todo vestigio

De sonrisas y paz.

 

 

 

 

 

Roberto Dunaiewsky
Colaborador

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Roberto Dunaiewsky

Un Desfile Musical Sin Igual

Un Desfile Musical Sin Igual

Y otras poesías

La música del corazón

La música del corazón

Poesías para el alma.

Mar Bravío

Mar Bravío

En un mar bravío, bajo un viento enloquecedor... Y otras poesías.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: