Home > Salud y Bienestar > Terapias alternativas

Síntomas y enfermedades

El dolor y las terapias alternativas

El reiki, la auriculoterapia y las flores de Bach en el tratamiento del dolor crónico

El dolor es capaz de afectar nuestra vida. Esta sencilla afirmación, tal vez nos resulta evidente; sin embargo, la mayor parte de las personas que experimentan dolor no han reflexionado acerca de cuanto afecta a su vida cotidiana y las esferas de la misma.

El dolor crónico afecta progresivamente las capacidades físicas y mentales de quienes lo sufren, llegando a transformarse en el principal motivo de su existencia, generando sufrimiento y la afección de ámbitos muy diversos, como el familiar-social, por nombrar algunos.

El stress o estado de tensión nerviosa es uno de los principales males de nuestra sociedad actual. Cuando sumamos a las obligaciones propias del diario quehacer la sensación dolorosa, este problema puede transformarse en un punto de reactivación del dolor por su conexión a nivel de sistema nervioso autónomo con los diversos sistemas corporales.

El manejo del stress incorpora las técnicas de relajación. Estas son sus condiciones ideales para lograr disminuir el estado de tensión.

Existen muchas terapias, como por ejemplo el reiki, es un poderoso sistema natural que abre el fluir interno de tu energía vital, libera las tensiones acumuladas, combate el stress, y ayuda a prevenir enfermedades, ya que actúa sobre el sistema inmunológico.

Con la auriculoterapia, el terapeuta puede ayudar a combatir problemas de: Aparato respiratorio, aparato sensorial , problemas hepáticos, aparato digestivo, aparato urinario, aparato genital femenino, aparato genital masculino, sistema nervioso (estados ansiosos, neuralgias, etc), enfermedades artroreumáticas, trastornos del metabolismo, etc.

Mediante la Terapia Floral se pueden tratar diversos estados emocionales: el estrés, la depresión, la angustia, la soledad, la impaciencia, los miedos, la culpa, el aislamiento, el enojo, la rabia, el rencor, el perdón, la apatía, las fobias, etc.

Las emociones actúan a través del cerebro y pueden afectar, el funcionamiento del sistema nervioso, los niveles hormonales, y las respuestas inmunológicas, cambiando así, la susceptibilidad en las personas y originando enfermedades orgánicas (físicas).

Los sistemas florales nos ayudaran a cambiar nuestras actitudes, nos fortalecen para enfrentar los desafíos de la vida, a convertir los defectos en virtudes, y a disolver nuestras emociones negativas .Son compatibles con cualquier otro tratamiento. Pueden tomarlas niños y ancianos, no existen contraindicaciones ni efectos secundarios.

Si quieres saber más, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Flores de Bach, haciendo clic aquí.

 

Alejandra Quiroga

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: