Home > Tiempo libre > Taller literario

Poemas y cuentos

El cosmo y la visión

Angélica vive en Lugano y su hija estudia hace dos años Ciencias de la Comunicación en el estado de Florida, en Estados Unidos...

Angélica vive en Lugano y su hija estudia hace dos años Ciencias de la Comunicación en el estado de Florida, en Estados Unidos.

Le costó acostumbrarse a que uno de sus tres hijos se haya ido por un tiempo prolongado del país, y últimamente sus expectativas respecto al regreso de Leticia son escasas, a medida que el noviazgo con Gonzalo adquiere perfiles de formalidad.

De igual modo, se alegraba que su hija estuviese muy enamorada además de estar realizando una buena carrera y trabajar en la biblioteca de la Universidad de Tampa.

Gonzalo es un puertorriqueño con ciudadanía americana, dulce y querendón que como cupido llegó al corazón de Leticia.

Se acababa de recibir de Técnico de Sistema de Información y andaba en los últimos detalles de la ceremonia de graduación a la cual asistiría su familia. Unos meses antes, le habían tomado las medidas exactas para la toga que utilizaría ese día.

Conocía nuestro país por que había viajado dos veces con Leticia. Como buen extranjero que viene de paseo, conoció los mejores lugares de la Capital Federal, del gran Buenos Aires y parte del norte y sur del país. Salvo el cordón marginal que se cae del mapa y que cada vez es más extenso. Eso no se muestra: ¿por que será, no? Lo cierto es que Gonzalo estaba encantado con nuestro país.

Angélica se escribía por e-mail con su hija y también él enviaba sus mensajes.

Un día recibe correo de Gonzalo, le comenta que estaba algo preocupado debido a que buscar trabajo no era tan sencillo. Había presentado ocho currículums en distintas empresas que pedían su especialidad. Estaba temeroso de la primer entrevista y de lo que pudiesen preguntarle.

Angélica le respondió que se quedara tranquilo, que seguramente de alguna de las empresas lo iban a llamar, que tuviese paciencia ya que buscar un trabajo era todo un trabajo.

A los pocos días recibe otro e-mail. Gonzalo le comenta que ha sido preseleccionado en cuatro empresas. Ahora su preocupación pasaba por los 40.000 o 50.000 pesos que ganaría al año: ¿era una buena remuneración?.

A Angélica se le dificultaba contestar en argentino. Y pensando como una americana, haciendo un esfuerzo le contesta: por ser tu primer trabajo ¡creo que es una excelente remuneración, es fantástica!.

No pudo dejar de pensar que aquí hubiesen hecho falta cuatro años y a veces más para llegar a ese monto.

Un próximo e-mail: ¡LO LOGRE!....Entré en una empresa de rayos láser, me pagarán 60.000 pesos al año, más un plus por cada programa de base de datos, que realice con éxito.

Lo que me preocupa ahora, es que queda a una hora de viaje en coche... me parece demasiado lejos, son dos horas al día que resto a mi tiempo para realizar otras cosas.

Por ahora la empresa me entregará un carro hasta que me compre uno. Aquí uno

usado y en buen estado están en 3.200 pesos. Posiblemente en unos meses pueda comprarme uno.

Usted tiene razón, con un poco de paciencia se encuentra un buen trabajo y remuneración.

Angélica pensó que la ciencia de la paz, aquí... ya no existía. Redoblando esfuerzos para contestarle...le dijo:

- Bueno Gonzalo, esas dos horas de viaje las puedes aprovechar relajándote, escuchando música...- siguió escribiendo, además, acá viajamos la mayoría mucho más tiempo y el viaje es indigno,...nos hacen quedar después de hora y no nos pagan. Y ya no reconocemos entre el trabajo, el viaje, la cena, tu mujer, los hijos es una...m... ...y.

Comenzó a borrar lo escrito y allá donde dejo en la música, agregó: pensá que te encontrarás con Leticia, que a veces te irá a buscar y así, el trayecto no resultará tan prolongado. Además el camino de Orlando a Tampa es maravilloso.

Sentía que decía una pavada tras otra, pero su bocho estaba perplejo. Se acordaba que por veinte años de trabajo le pagaban 1500 pesos y recientemente le habían descontado o mejor dicho le quitaron parte de sus honorarios con el fin de apoyar la gestión del pago de los intereses de la deuda, precisamente... con...

Otro e-mail: - ¡COMIENZO EL LUNES!. Angélica, ya organicé mis horarios. También lo hemos hecho con Leticia.

Además, creo que no me supe ubicar con respecto a Argentina. Creo que el Estado tendría que preocuparse por recompensar a la gente que trabaja, para que tengan buenas remuneraciones y disponibilidad de medios para que viajen. Aquí el Estado se ocupa.

Angélica, termino de leerlo y se preguntó: ¿ESTADO?...¿DE QUÉ ESTADO ME HABLA?


 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

proyecciones

Por LETYMAR


El cosmo y la visión”

Por KARYN520


Mas notas del autor:

La Redacción

¿Cuando deben los padres preocuparse por la baja estatura de sus hijos?

¿Cuando deben los padres preocuparse por la baja estatura de sus hijos?

Un novedoso método promete regular la talla baja patológica en los niños. ¿Será posible...?

¿Qué hacer con los cachorros hiperactivos?

¿Qué hacer con los cachorros hiperactivos?

Instrucciones para lograr que un perro se mantenga tranquilo cuando no puede parar de moverse

Cómo vencer el miedo al fracaso en 5 pasos

Cómo vencer el miedo al fracaso en 5 pasos

Muchas empresas penalizan fuertemente el fracaso con la consecuente pérdida de la seguridad y autoestima de sus ejecutivos. ¿Qué puedes hacer para que el ambiente no te aplaste? He aquí algunas recomendaciones al respecto...

OTRAS NOTAS SOBRE

Videos

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: