Home > Dinero > Emprendimientos

Habilidades gerenciales y directivas

El concepto de inteligencia emocional y las emociones

La inteligencia emocional es dos veces más importante que las destrezas técnicas o el coeficiente intelectual para determinar el desempeño de la alta gerencia...

El vasto y misterioso mundo de las emociones

La emoción es definida como un ‘estado de ánimo que se caracteriza por una conmoción orgánica, producto de sentimientos, ideas o recuerdos, y que puede traducirse en gestos, actitudes, risa, llanto, etc.”.

La palabra emoción proviene del latín motere (moverse). Es lo que hace que nos acerquemos o nos alejemos a una determinada persona o circunstancia.

Por lo tanto, la emoción es una tendencia a actuar, y se activa con frecuencia por alguna de nuestras impresiones grabadas en el cerebro, o por medio de los pensamientos cognocitivos, lo que provoca un determinado estado fisiológico en el cuerpo humano.

Charles Darwin fue el primer científico en señalar que las emociones se han desarrollado, en su origen, para preparar a los animales para la acción, en especial en una situación de emergencia.

Cada emoción está vinculada a elementos fisiológicos precisos: tanto la respiración como el tono muscular, el pulso cardíaco, la presión arterial, la postura, los movimientos y las expresiones faciales.

Las pautas fisiológicas o musculares habituales comienzan a determinar por sí mismas los estados anímicos.

Componentes de la inteligencia emocional

Los elementos de una emoción son, pues, tres:

1) Una situación, que genera sentimientos, ideas o recuerdos.

2) El estado de ánimo consiguiente.

3) La conmoción orgánica expresada en gestos, actitudes, risa, llanto...

Cuando usted dice: ‘Fulano me sacó de quicio’, supone que la emoción es el resultado directo de un hecho externo: lo que alguien hizo. Usted toma conciencia de la emoción, pero no de la interpretación automática de lo sucedido.

No es posible reaccionar directamente a un hecho determinado, salvo en circunstancias de peligro; con esta excepción, antes de reaccionar ante un hecho tenemos que interpretarlo.

Los sentimientos no surgen hasta tanto la mente no haya captado lo que sucedió, y decidido su significado.

Esa tarea es realizada por la mente empírica, y la lleva a cabo tan automáticamente que no nos percatamos de que la mente está funcionando. Todo lo que sabemos es que reaccionamos emotivamente a algo que sucedió.

Los terapeutas cognoscitivos, como Aaron Beck, Albert Ellis y Donald Meichenbaum, insisten, por eso, que en muchas circunstancias son los pensamientos los que determinan los sentimientos.

Pero también es cierto que las respuestas emocionales, en su mayoría, se generan inconscientemente. Freud tenía razón cuando describió la conciencia como la punta del iceberg mental.

Los sucesos sin carga emocional, como los pensamientos, no desplazan tan fácilmente a las emociones (por lo general, no basta con desear que la ansiedad y la depresión desaparezcan para que así suceda).

Siguiente: El desarrollo de la inteligencia emocional

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo utilizar Google Buzz

Cómo utilizar Google Buzz

Google nos acerca una herramienta que se integra a Gmail y nos permite compartir conversaciones, novedades, fotos y videos con nuestra red de contactos, o con todo el mundo.

Cómo entender el idioma de Twitter

Cómo entender el idioma de Twitter

Las palabras y términos de Twitter pueden confundir a los nuevos usuarios; pero esta guía te permitirá aprender  el lenguaje de Twitter en poco tiempo y hacerte parecer todo un veterano del microblogging...

Cómo hacer que una habitación se vea más grande

Cómo hacer que una habitación se vea más grande

Te contamos cómo hacer que tu casa se vea más grande y aprovechar al máximo cada espacio

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: