Home > Salud y Bienestar > Psicología

Pareja y Familia

El complejo de Wendy

Por qué nos convertimos en madres de nuestros maridos.

Estaba cautiva, prisionera de su temor al rechazo. Su único solaz era el que ofrecía la identidad del autosacrificio.

Tenía miedo de abandonar, pero moría por dentro cada día que seguía con él.

La causa de sus problemas no es un hombre, es Ud.
Nunca es aburrida o repetitiva, la forma en que maneja la vida. Ud. controla su propia vida y espera que las personas cercanas a usted hagan lo mismo. Constantemente, está a la búsqueda de nuevos modos de expresar su libertad.

Sufrir cierto grado de temor al rechazo, por medio de una voz interior de inferioridad y volverse tan dedicada a su imagen social que deja de examinar su auténtica vida personal.

Ella "no era querible".

Complicada telaraña de temor e inseguridad que envolvía y comprimía su personalidad.
Cree equivocadamente que otras personas pueden "hacer" que se sientan seguras. De modo que cuando el temor al rechazo estimula la inseguridad, ellas se precipitan a recobrar el control sobre sus vidas complaciendo a otros y vuelven, por lo tanto, a la seguridad.

Su apariencia y sus ropas de buen gusto, compensaban en cierta manera, su timidez.
Sus lágrimas parecían avergonzarla.

"Tengo todas las razones para creer que puedo convertirme en lo que yo quiera"
"Si no sigues estas líneas de orientación, eres mala y no serás apreciada"

Complaciendo a otros y obteniendo, por consiguiente, respeto. Ella cree que agradando a los demás, conquistará respeto de sí misma. Nunca da resultado.

En realidad está huyendo de la desaprobación, tarea eminentemente inútil.
"Leyendo los indicios que emanan de los invitados se convierte en una experta de observación del lenguaje no verbal".
Una vez que ella decide ignorar a alguien, lo hace en un estilo convincente.

La mujer es dominante (aunque no necesariamente autoritaria) y el hombre es pasivo (aunque no necesariamente un débil fácil de manejar). A menudo cambian palabras tensas sin estar enfadados.

Sus juicios sobre lo que es correcto son frecuentemente astutos. Su memoria para los detalles es pasmosa. Puede hacer tres cosas a la vez, todas bastante bien.
Es, sí, extremadamente competente.

Ella juzga, dirige e implementa todo dentro de los confines de los sentimientos de rechazo e inferioridad. Está muy preocupada por su imagen social y demasiado a menudo es motivada por vagos sentimiento de culpa. No está segura de qué es culpable, pero sabe que tiene que ser de algo.

Esta mujer se unirá a cierta clase de hombre. El, habitualmente, será considerado un buen muchacho, algo tímido. Pero tiene una forma de trazar la línea en defensa propia si la mujer se vuelve demasiado agresiva. Se afirma a sí mismo en un estilo reflexivo de resistencia pasiva.

Ninguna de las partes de la relación presiona demasiado sobre la otra.

La juzgadora astuta lee el nivel de desazón en su hombre y retrocede antes de alentarlo a lanzarse a maniobras encubiertas de venganza.
Ninguno tenía problemas psicológicos serios.

La mujer juzgadora soporta una carga de responsabilidad muy pesada. Ella soporta sus propios problemas más los de su marido y los de sus hijos. Responsabilidad exagerada y autoimpuesta, pero se vuelve tan habitual que parece natural.

Aunque ella da la apariencia de valentía teme por su seguridad emocional. La lectura de pensamientos promueve esa inseguridad.

Tocar fondo puede ser el primer paso hacia el cambio constructivo.
Su ego fue construido sobre el tembloroso terreno del autorechazo, la inferioridad y un impulso de agradar siempre a los demás. Encontrar un hombre que la necesitaba fue a la vez su salvación y su ruina.

El protegió a la niñita asustada que se ocultaba dentro de ella.
No es suicida, aún no, por lo menos.

El huir constantemente del rechazo y la desaprobación finalmente se cobraban la cuenta.
Lo primero que tiene que hacer es no exigirse tanto.

Suena como si lo que Ud. realmente necesita es que alguien la abrace. 
Yo, una mujer grande y tonta, no creo merecer un abrazo. No es un mal hombre, trata de ser bueno conmigo. 

Imagine a Wendy como una niñita atemorizada pero no la condene. Derribar la muralla de defensa que la protege a usted del temor al rechazo y de los sentimientos de inferioridad, será importante.

Primero hay una niñita atemorizada, hay una seudo madre. Que protege a la niñita asustada siendo juzgadora y posesiva. Trata de proteger de daños a la niñita.

Es una alianza formada cuando Wendy era muy pequeña. La madre sabe que la niñita puede ser rechazada. En realidad espera el rechazo, de modo que cuando usted rechace a la Wendy que lleva adentro, ella estará preparada.

Hay necesidades de seguridad, de comodidad y de pertenencia, que si no son satisfechas se convierten en temor al rechazo.

Las razones por las cuales cayeron en la trampa de Wendy fue que aceptaban ciegamente una restrictiva definición de rol de lo que se supone tiene que ser una mujer.

Ya no le causa pánico la posibilidad de la desaprobación. Uno de los más fuertes indicadores de salud mental es el sentido del humor. Sin él es imposible hacer cambios duraderos en nuestra vida.

Quizás Ud. se preocupa constantemente por sus hijos, pero debería pensar en alterar su estilo de ser madre. Con el propósito de interrumpir la progresión de su pensamiento.

Algunos me querrán, otros no, yo seguiré siendo simplemente yo.
Ya no se abruma por los problemas de él. Es prudente esperar una sensación de pérdida.

La tentación de asumir la responsabilidad de todo el problema, será tremenda.
Yo no causo tus problemas y no puedo salvarte de ellos. Soy responsable de haber asumido contigo un rol maternal y de hacerte creer equivocadamente que soy la gran salvadora del mundo.

Si su único objetivo es darle a él tiempo para pensar, correrá el riesgo de perder el tiempo.

Fuente: Estela Pereyra

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

 

 

Compartir |


 

Estela Pereyra Baker

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

hola

Por ILI28_GDL


El complejo de Wendy.

Por ANA KAMAR


MUCHAS WENDYS

Por SOLEDAD*


Por qué Wendy?

Por LMONGE


PREGUNTA

Por BRESA


que puedo hacer?

Por EVA_S_R


DEBEMOS LIBRAR ESA BATALLA

Por CECALAR


Nancy

Por NBONTEMP


fabuloso

Por ABY60


¡¡¡ BUENISIMO !!!!

Por


Mas notas del autor:

Estela Pereyra Baker

Los 4 errores más comunes que se cometen en empresas familiares

Los 4 errores más comunes que se cometen en empresas familiares

Las empresas familiares son sin duda todo un mundo donde una multitud de factores a veces afianza y otras debilita hasta las más sólidas estructuras.

Convivir con la incertidumbre

Convivir con la incertidumbre

Los tiempos de cambios que estamos transitando, mas los que se vienen, nos demuestran que tendremos que convivir con la incertidumbre como elemento cotidiano, y considerar que la tan preciada, estabilidad, ya fue.

Guía rápida para el aprovechamiento de un curso

Guía rápida para el aprovechamiento de un curso

"El tiempo es vida. Aproveche su tiempo, aproveche su vida" - Alan Lakein

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: