Home > Salud y Bienestar > Nutrición

Alimentos funcionales

El calcio, los huesos y la dieta.

El aporte de calcio en la dieta es uno de los factores a tener en cuenta en problemas como la osteoporosis o los retardos en la consolidación ósea (las fracturas que tardan en soldar).

Cuando de calcio se trata, hay que considerar dos factores fundamentales a nivel nutricional (en nuestros países, es muy raro que existan problemas con un tercer factor, la vitamina D, salvo en las regiones poco soleadas):

-El aporte de calcio.

-La fijación de calcio.

La principal fuente de calcio son los lácteos. También son una importante fuente de vitamina D, proteínas y fósforo, que son los elementos que ayudan a que el calcio se absorba y se deposite en los huesos.

Luego vienen, lejos, el pescado con huesos comestibles (salmón, sardinas y anchoas en lata) y los higos secos.

Por lo tanto, lo fundamental es aumentar la ingesta de lácteos, sobre todo yogurt, leche, leche chocolatada, queso suizo o Cheddar, muzzarella y, si se consigue, jugo de naranja o leche de soja fortificadas con calcio.

Esto significa comer alguno de estos alimentos no menos de dos o tres veces por día.

Por otro lado, hay que controlar los factores que puedan estar afectando la absorción y fijación del calcio:

-cigarrillo

-alcohol (no mas de un vaso de vino al día)

-café o cualquier otro producto con cafeína (modere el té, mate, y bebidas cola)

-espinaca y granos de todo tipo (contienen sustancias que se fijan al calcio e impiden su absorción).

De todos modos, hay que tener en cuenta que toda formación de hueso corresponde a un equilibrio entre el que diariamente se destruye y el que cotidianamente se construye; eso genera una reposición constante del tejido óseo.

Por lo tanto, cuando se trata de retardos en la consolidación ósea, lo que está en juego es el balance óseo en la zona de la fractura.

De hecho, las fracturas mal consolidadas se pueden deber básicamente a dos causas principales:

1) Una alteración de la circulación sanguínea que nutre al hueso, debido a la misma causa traumática.

2) A un defecto en la asimilación del calcio en los huesos en general, pero más notoria a nivel de la lesión por la debilidad de los tejidos que el traumatismo puede haber provocado.

Este es el motivo por el que es imprescindible consultar con el médico ante estos casos y no confiar sólo en los cambios en la dieta.

Y si quieres aprender los secretos para vivir más y mejor a través de la comida, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Nutrición saludable, haciendo clic aquí.

 

 

Marcelo Rubinstajn

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

El Calcio en la Mujer

Por MOLPE


El calcio y la tuna

Por NORBEA


Comentario y Pregunta

Por CATALINI3


Mas notas del autor:

Marcelo Rubinstajn

Llegó el momento de pensar en las vacunas.

Llegó el momento de pensar en las vacunas.

Hay vacunas especialmente indicadas para los mayores. Sepa qué aplicaciones son necesarias.

Ergonomía en el trabajo

Ergonomía en el trabajo

Útiles y sencillos consejos para que puedas mantener una buena postura en el trabajo, y evitar comunes lesiones…

Los desórdenes alimenticios en los adolescentes

Los desórdenes alimenticios en los adolescentes

Entre tantas presiones externas, justificadas o no, los adolescentes generan síntomas que demuestran la dificultad que tienen para asumir los problemas.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: