Home > Tiempo libre > Taller literario

Poemas y cuentos

El borrachito atravesao

-Bueno mis amigos, hip, será hasta otro día, hip, y gracias por todo – se despidió Crispulo, en medio de la algarabía de la música y de las voces altisonantes de los presentes allí en la fiesta. 

-Okey, hasta luego Crispulo. Ten mucho cuidado por que vas muy borracho –le contestaron a coro tres de los presentes. 

         Crispulo se acababa de despedir de la fiesterita familiar en que estaba y que había sido invitado, pero como había en buena cantidad no tuvo reparos y trato de acabar con el aguardiente. Bebió demasiado. A pesar de eso llegó hasta su vehículo y entró a duras penas en el  y aceleró poco a poco hasta perderse de vista de los amigos que habían salido de la residencia para despedirlo. 

         Iba en un constante zig-zag por las carreteras del barrio, y con esa gran confusión mental que cargaba no se percato y entró en la autopista principal, la número uno,  en sentido contrario al sentido de circulación. De momento no había sufrido ningún accidente pero en los poquitos kilómetros recorridos todo eran frenazos, esquivar vehículos, cambios frecuentes de luces y cornetazos en grandes cantidades. 

         Otro conductor que por milímetros no se estrelló de frente con Crispulo, se salió  de la carretera, se estacionó en el hombrillo y sacando su teléfono celular llamó a la emisora Radio Zulia que radia música y noticias las 24 horas del día. Al primer intento de marcado logró la comunicación con el locutor de cabina de turno en ese momento. 

-¡Alo Radio Zulia, a la orden! 

-¡Señor locutor!¡Señor locutor!! Haga el favor y radie un extra por la radio alertando a los conductores, ¡se acaba de meter un auto rojo, pequeño, en sentido contrario en la autopista número uno! 

-¿Cómo dice? 

-¡Si señor! Un auto acaba de entrar en sentido contrario, en sentido norte -sur en la autopista. 

-Okey, ya lo voy a radiar por que eso es muy grave -le contestó el locutor de cabina, al tiempo que le hacia señas con la mano al operador de la consola para que cortara la melodía y lo sacara a él al aire -¡Extra! ¡Extra! Se le participa a todos los conductores que están circulando por la autopista número uno que un auto rojo, pequeño, acaba de entrar en sentido contrario en la autopista número uno, repito, en sentido  contrario, norte-sur, acaba de entrar un auto rojo, pequeño.  

         Crispulo que llevaba la radio encendida en esa emisora escuchó el mensaje y dijo: 

-¡Un auto! ¡Un verguero!!!

Si quieres agregar más sonrisas a tu vida, descarga ahora nuestro libro gratis de Humor judío haciendo clic aquí.
O inscríbete gratis en nuestro Taller de la Risa, haciendo clic aquí.

 

Nelson Marcano Urribarri

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

borrachito atravesao”

Por ARIES2003_07@HOTMAIL.COM


Mas notas del autor:

Nelson Marcano Urribarri

El entierro del lorito

El entierro del lorito

Una tarde estaba sentado en mi silla de extensión que tenía ubicada en el patio de la casa, estaba descansando, pues había llegado del trabajo y sentado esperaba la brisa de la tarde para refrescarme un poco pues la tarde se presentaba bastante calurosa.....

Las vainas del seguro social

Las  vainas  del  seguro  social

Pequeño relato para arrancar una sonrisa

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: