Home > Familia > Padres e hijos

Adolescencia

¿Dónde estarán nuestros hijos?

Unos años atrás, los jóvenes iban y venían de sus fiestas sin ningún problema y sus padres no se preocupaban como lo hacen hoy día porque los peligros de un fin de siglo  convulsionado acrecientan los temores por su seguridad. ¿Qué podemos hacer los padres?

Vivimos en un siglo donde los vicios entre los adolescentes proliferan muy rápidamente y por lo general sus entes queridos se encuentran como si tuvieran las manos y los pies atados, sin saber qué hacer.


Últimamente los
tele noticiarios y los periódicos nos muestran la violencia en las calles, en las escuelas, en las discotecas y en muchos otros sitios donde los adolescentes buscan la diversión y nos damos cuenta que también hay violencia en muchos hogares.


Todos dicen que el gobierno puede arreglar todo eso, sí que pueden hacer muchos cambios pero creo que el cambio más grande debe venir de la familia.

 

Solamente una familia estructurada puede ayudar a sus hijos, manteniendo siempre un diálogo abierto, mostrándoles el camino a seguir, diciéndoles lo mucho que son amados.

 

Tal vez éste sea el camino más corto para enfrentar la compañía de terceros que llevan los jóvenes al uso de las drogas, las bebidas alcohólicas y al sexo sin límites.

 

Sabemos que la mayoría de las veces estos chicos no encuentran el amor en sus propias casas y se sienten confusos, no saben adonde ir ni lo que hacer.

 

No podemos simplemente prohibirles sino imponerles los límites necesarios para que entiendan que la vida no es maravillosa como les parece y que si no aceptan un NO de sus papás, la vida tratará de negarles todo.

 

Deseemos que los padres comprendan que la sinceridad, la ternura, la complicidad y el compartir hagan parte de sus vidas al diario.

 

Sin embargo, hay pautas que pueden orientar y que se basan en características generales de los chicos, según su edad, que cada papá y mamá tendrá que aceptar a su hijo y a los valores y principios familiares

 

Lo ideal es que los hijos sean seguros y que tengan una confianza relativa a los demás, pero nunca ciega.

 

Que carguemos esa bandera muy preciosa en la vida de todos y que se llama FAMILIA.

 

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

 

 

Marli Figueirôa

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Marli Figueirôa

Mujer – el femenino plural

Hay muchas razones para que las mujeres sean consideradas distintas pero no tanto. A ver…

El juego es conocimiento

El juego es conocimiento

Dejarlo jugar es el mejor regalo que puedes hacerle a tu hijo...

El niño en la sociedad de hoy

¿Cuál es el estado de los derechos del niño hoy en día, en vísperas del Mes de los Niños?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: