Home > Vida cotidiana > Mascotas

Perros

Displasia de cadera en los perros

Los perros y sus problemas de cadera: ¿qué hacer

La displasia de cadera es uno de los problemas más frecuentes en el perro que afecta en mayor medida a perros de gran tamaño o de rápido crecimiento.

La palabra tiene la siguiente etimología: dis = anormal y plasia = formación. Esta patología es incurable
, sin embargo, un diagnóstico correcto puede reducir en gran medida el dolor que sufre el animal y mejorar su calidad de vida.





La displasia de cadera es una subluxación (laxitud, inestabilidad) de la cabeza del fémur en relación con el acetábulo.

Su principal desarrollo se produce dentro de los primeros seis meses de vida
, los dolores que produce harán que el animal llegue a no poder levantarse.


Las razas con mayor predisposición genética para padecer este mal
,  son el Rottweiler, el Pastor Alemán, el Terranova, el San Bernardo, el Labrador, el Golden Retriever, mastines y perros de gran tamaño en general.


Es hereditaria y no congénita: el perro nace con las caderas totalmente normales y bajo factores ambientales, alimentarios, exceso de ejercicio
, etc.,


U
nidos a un importante componente genético, se produce un desequilibrio biomecánico entre la masa muscular y el desarrollo esquelético, esto permite que una articulación principal como la cadera, que depende de la potencia muscular para su estabilidad, se separe y desencadene en una displasia de cadera y afección degenerativa de la articulación.


Esta,
se mide por grados dependiendo de su gravedad: A y B son perros libres de displasia, C displasia leve, D displasia moderada y E displasia grave. En un 90% de los casos se ven afectadas a la vez ambas caderas.


Los síntomas

Son muy variables, yendo desde la ausencia aparente de los mismos, a una cojera pronunciada e incapacidad.

Pueden aparecer uno o más de los siguientes signos clínicos:

- Rigidez matutina

- Cojera acrecentada aparente después del ejercicio prolongado

- Dificultad al levantarse o caminar

- Resistencia o protesta al moverse

- Cambio de temperamento

- Cojera de arrastre de la extremidad

- Dolor a la manipulación en abducción del fémur  


Un diagnóstico precoz  puede controlar la evolución del problema
, esto permite vigilar el peso y la actividad del animal para frenar el desarrollo de la enfermedad. La forma más eficaz de diagnóstico es hacer rayos X de ambas articulaciones de la cadera a partir de los 15 meses.


Si bien es una patología incurable, se la puede controlar llegando a tener una funcionalidad aceptable y compatible con la vida de nuestro animal.

Tratamiento





Variará en función del grado de displasia y de la edad. En los animales jóvenes
, el tratamiento busca proteger el cartílago articular y en el adulto, intenta evitar el dolor causado.

Se aconseja ejercicio moderado y control de peso. El procedimiento puede ser médico, quirúrgico o una combinación de ambos, el tratamiento médico es a base de antiinflamatorios.


Si elegimos el método adecuado
, podemos conseguir que nuestro animal llegue a tener una vida normal, pero ese animal no deberá usarse como reproductor, para evitar que en su descendencia volvamos a encontrarnos con los mismos problemas.

Como siempre, la consulta al médico veterinario será primordial
, el determinará si la displasia de cadera está realmente presente en el animal.

Si es así, él será el encargado de mandarte el tratamiento adecuado para tu amigo
, tendrá en cuenta: la salud general del perro, la edad y la gravedad del problema.

Más allá de los tratamientos, uno puede contribuir al bienestar de su mascota, ayudándolo a mantener un peso saludable y hacerlo practicar ejercicios, ademas de facilitarle las tareas diarias. Por ejemplo, si disfruta durmiendo en la cama, colocándole una pequeña rampa o un puff para que no tenga que saltar.

La mejor prevención es la cría selectiva - no usar reproductores con displasia - si se emplean con fines reproductivos parientes de animales afectados de displasia coxofemoral. Se están empleando deliberadamente portadores de genes defectuosos.

Pero existen factores ambientales que influyen en la aparición de esta patología como son:

- Ejercicio excesivo durante el desarrollo del animal.

- Crecimiento excesivamente rápido.

- Desequilibrio alimentario, el exceso de calcio o exceso de proteínas en la alimentación.

Aunque la displasia de la cadera es una enfermedad ósea, congénita, hereditaria y degenerativa de difícil tratamiento, la vigilancia de la cría y de los factores ambientales referidos puede hacer toda una diferencia.

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Viejas y nuevas enfermedades que ocasiona el cigarrillo

Viejas y nuevas enfermedades que ocasiona el cigarrillo

Dejar de fumar no es algo fácil de lograr, pero enterarte de lo que puede esperarte si no lo haces puede ser el primer paso

El comercial mas bizarro del mundo

Este anuncio es... indescriptible (e inimputable)

Cómo deben vestirse los hombres de más de 40: lo que NO debes usar

Cómo deben vestirse los hombres de más de 40: lo que NO debes usar

¿Qué prendas debe hacer desaparecer de su guardarropa un hombre que ha pasado la barrera de los 40?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: