Home > Dinero > Emprendimientos

Management

De amigos a socios

Es muy tentadora la idea de compartir nuestros emprendimientos comerciales con la o las personas en quienes más confiamos. Sin embargo, sin una planificación adecuada, no sólo podríamos perder nuestros activos económicos, sino también los afectivos...

Son muchas las personas que consideran la posibilidad de comenzar una pequeña empresa, y gran parte de ellas poseen los medios necesarios como para montar individualmente estos negocios, y ser de esta forma sus únicos propietarios.

Sin embargo, otra gran cantidad de gente, necesita de un aporte extra, económico o estratégico, que hará que su negocio deba convertirse en una sociedad de dos o más personas.

 Existen además varios beneficios en formar una sociedad para comenzar una pequeña empresa, ya que, por ejemplo, se puede combinar las habilidades, conocimientos, y capital financiero de dos o más personas, y todos los riesgos se dividen por la mitad o más partes.

De cualquier forma, si los socios son también amigos, los problemas que podrían presentarse en el negocio podrían afectar drásticamente, incluso a la amistad en sí misma.

Por lo tanto, antes de comenzar un negocio con un amigo, es importante examinar todas las ventajas y desventajas de dicho movimiento. Comience haciéndose las siguientes preguntas:

 ¿Conozco bien a esta persona?

¿Es hábil para los negocios?

¿Cuál es su ética de trabajo?

¿Estaría él o ella dispuesto a hacer sacrificios y a trabajar especialmente duro ara conseguir que el negocio salga a flote?

¿Cuan fuerte es nuestra amistad?

¿Puede soportar las tensiones que implica el funcionamiento de un negocio?

¿Nos solemos comunicar bien?

¿Existe otra gente a la que podríamos acudir por ayuda, consejos, y posible mediación si encontramos dificultades (esto es especialmente importante sí usted y su amigo tienden a ser, entre sí mismos, los únicos confidentes con los que cuentan?

Las respuestas a estas preguntas pueden proveerle de valiosa información con respecto a sí este amigo es o no el socio apropiado como para comenzar un negocio.

Por ejemplo, si la ética de trabajo de su amigo no es tan fuerte como la suya, es muy probable que surjan problemas en el camino, ya que podría encontrarse poniendo más tiempo y energía en los proyectos, antes que su socio.

Como resultado, comenzaría a sentir una sensación de resentimiento con esta persona, que devengaría en problemas prácticos concretos.

Por otra parte, al planificar comenzar un negocio con un amigo, también puede ser muy beneficioso examinar las posibilidades de trabajo con esta persona ya conocida,  puesto que usted ya sabe los hábitos e historia laboral de su potencial socio.

Si él o ella tienen una historia sólida, es decir han llevado a cabo trabajos por períodos de tiempo largos, trabajan hasta tarde, han ascendido, reciben aumentos o premios debido a su trabajo ejemplar, usted podrá estar lo suficientemente seguro de que serán unos buenos socios para los negocios.

Si, en cambio, esta persona suele ser bastante inestable en los trabajos, o cambia de trabajo a menudo, es posible que desee reconsiderarla como su potencial socio.

 Otro punto importante para considerar es cuan objetivo puede ser usted con respecto a esta persona. Por ejemplo, está el caso real de una sociedad productora de camisas, formada entre dos hombres, uno de los cuales casi adoraba al otro como su padre o hermano mayor, considerándolo un héroe que no podría hacer ningún mal.

Debido a esta elevada opinión con respecto a su socio, él montó toda una empresa de negocios basada en falsas ideas sobre las capacidades laborales de su socio. Desafortunadamente, la pequeña empresa fue un fiasco total, ya que nadie sabía manejarla, y esto también destruyó la amistad.

 Por eso, si usted cree que no puede ver a su amigo de forma objetiva, consúltele a algún tercero de confianza, que los conozca bien a ambos, para que le proporcionen una opinión honesta al respecto.

Finalmente, si decide comenzar un negocio con un amigo, su primer paso debería ser consultar a un abogado y hacer un acuerdo escrito y legalizado.

Este acuerdo debe contener información tal como la cantidad de inversión de cada socio; la división de tareas y de sueldos; y qué sucedería si un socio desease separarse o cambiar algo de lo estipulado. Todos los detalles del acuerdo, deben contener una misma protección legal para los intereses de cada una de las partes.

Si bien es cierto que tres de cuatro pequeñas empresas son propiedades individuales, los cientos de sociedades entre amigos que se forman cada año en el mundo, y funcionan de manera exitosa, dan cuenta de la viabilidad de este tipo de negocios.

Con la planificación apropiada y un correcta examen de todos los detalles aquí enumerados, no habría y razones para que su amistad no pueda sobrevivir, e incluso incrementarse, por los rigores propios de tener un negocio conjunto.

 

 

Compartir
|

 

Roberto Mateoli Fuentes

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

TOTALMENTE DE ACUERDO

Por DULCINEA


Mas notas del autor:

Roberto Mateoli Fuentes

Cómo ofrecerle valor a un cliente

Cómo ofrecerle valor a un cliente

Una de las razones más comunes para el fracaso de un negocio, grande o pequeño, es su incapacidad para ofrecerle valor a los clientes. Aprende las pautas básicas para evitar el fracaso de tu emprendimiento...

Cómo identificar oportunidades

Cómo identificar oportunidades

Una de las cosas que siempre me ha interesado y de las que poca gente habla es cómo saber cuándo aceptar una oportunidad, cómo identificar una buena oportunidad. ¿Cómo saber qué oportunidad es realmente buena (al menos para ti)?

Redes Sociales en la oficina

Redes Sociales en la oficina

Muchas son las posturas frente al uso o abuso de las redes sociales, y en el ámbito laboral, el jefe es quien decide... ¿Tú qué piensas?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: