Home > Salud y Bienestar > Medicina

Salud de la mujer

Cultura Vs Raciocinio: ¿Qué Pesa Más a la Hora de la Salud?

Desde hace unos años a la fecha, la sociedad "obliga" a hombres y mujeres a lucir siempre jóvenes, cuerpos extremadamente delgados y a llevar una vida "super-light".

Enséñele a su hijo a tomar decisiones financieras

Las empresas de cosmética, alimenticias y textiles, entre muchas otras, apuntan a un solo objetivo: globalizar y/o estandarizar a la población.

Vivimos en una sociedad que nos sumerge permanentemente en un sin fin de posibilidades que debemos analizar siempre, ya que generalmente ni las personas, ni las cosas, son lo que aparentan ser; siempre hay algo a descubrir mas allá de la imagen.

Todos los productos de consumo masivo tienen sus ventajas y desventajas que deben ser evaluadas por nosotros para poder elegir.

Corpiño, ¿sí o no?

Desde hace muchos años, el corpiño (brassier, sostén o sujetador, según la zona de Iberoamérica) se ha convertido en un "clásico" a la hora de vestirnos; pero alguna mujer pensó qué ventajas o desventajas tiene su uso? Creo que no ¡¡¡y me incluyo!!!

Nací y crecí en esta cultura, al igual que ustedes, y ni bien llegué al final de mi niñez me fue impuesto, como muchas otras reglas culturales.

Actualmente, supe cuáles podrían ser los beneficios de no usarlo y venciendo prejuicios, establecí prioridades: Mi salud en primer lugar.

Como toda costumbre (hábito) la misma se vence con lo opuesto, pero no es sencillo; todo cambio requiere su proceso de elaboración, convencimiento, dedicación, fuerza de voluntad y aprendizaje.

No es sencillo lograr nuestro objetivo ya que debemos romper nuestras estructuras, "luchar" quizás con comentarios de nuestros más allegados (familia, pareja, amigos), pero todo es posible siempre y cuando nos propongamos cumplir nuestro objetivo.

El “qué dirán”

"Me da vergüenza", "qué dirán?", "¿se notará?", "si todas lo usan , por qué yo no?", y hasta un "¿será inmoral?", etc., son sólo algunos de los comentarios y sentimientos que experimentamos al momento de tomar la decisión de abandonar el uso del corpiño y es lógico y comprensible porque hábitos de años no se modifican de un día para otro.

El objetivo no es provocar el libertinaje de las mujeres, ni eliminar ninguna industria, simplemente es "mejorar la calidad de vida, fomentando la prevención primaria" de muchas patologías, por eso la propuesta es "vencer prejuicios" para beneficiarse.

Todas las personas ante determinada situación ¿reaccionan de la misma forma?; al elegir la vestimenta para una fiesta, ¿todos van vestidos igual?; a la hora de elegir una profesión ¿todos eligen la misma? Definitivamente la respuesta es "no", entonces ¿por qué seguir a la multitud si sabemos que puede perjudicarnos?

Siempre tendremos gente que esté de acuerdo o en contra de nuestras decisiones, que nos apoye o nos critique; entonces, ¿es tan importante la opinión de los demás al momento de decidir y de optar por nuestra salud? Realmente, "no".

Además puedo decir "por experiencia propia" y por los resultados obtenidos por mucha gente que visita este sitio en Internet, que lucen mejor senos con consistencia propia y movimiento natural, que senos rígidos presos por armazones y fláccidos a causa del uso permanente del sujetador.

Es cierto que estamos inmersos en una cultura que nos atraviesa, nos moldea, nos exige y nos impone, sin cesar, sus mensajes por distintos medios (TV, publicidad, revistas, productos, etc.) y gracias a ella formamos nuestra identidad, pero tenemos capacidad para pensar y por eso debemos analizar, evaluar y decidir por nosotros mismos.

Dejemos que la cultura nos realice sus aportes y propicie nuestro crecimiento personal, pero no permitamos que nos manipule.

Somos sujetos con raciocinio y por eso tenemos el don de elegir; no desperdiciemos esta oportunidad!

Fuente: Mamas Saludables

 

María Fernanda Queija

Recomendar a un amigo:

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: