Home > Salud y Bienestar > Medicina

70+

Cuidados en la atención geriátrica

Algunas pautas para quienes deben cuidar de los abuelos.

Mas allá de las posibilidades físicas, sociales y/o económicas de la persona mayor, es sabido que cada grupo de edad constituye una problemática sanitaria diferente; En el caso de la tercera edad es probable que el paciente sea totalmente independiente, semidependiente o totalmente dependiente de su medio familiar o del personal a cargo.

Es por esa razón que planteándonos la posibilidad de consignar una guía de cuidados básicos ya sea en uno o en otro caso, el fin es asignar una información que sirva en definitiva para lograr una mejor calidad de vida.

Las normas Higiénico-dietéticas.

Los chequeos médicos,(medico de cabecera, especialistas, laboratorio, diagnóstico por imágenes).

Las vacunas.

La medicación y la necesidad de prevenir algunos riesgos, (automedicación, horarios infrecuentes, polimedicación, psicofármacos)

Normas higienico-dietéticas:

Es indispensable tener en cuenta que las necesidades energéticas están disminuidas

El 50% de la energía se dará en forma de hidratos de carbono.

Los requerimientos de proteínas están generalmente aumentados.

Las necesidades de minerales, oligoelementos, y vitaminas están incrementados.

El calcio, hierro, vitamina c, deben ser ajustados así como algunos oligoelementos importantes en la vejez:

Selenio, Zinc, Iodo, y Cromo .

Una buena dieta persigue estos objetivos:

1) Equilibrada, Variada, y agradable al gusto y olfato.

2) Que no contenga alimentos nocivos, que sea completa y de fácil digestión.

3) Que sea de su aceptación.

4) Buena ingesta de líquidos.

5) Reducir al máximo posible los condimentos.

En caso de presencia de alguna patología es necesario revisar la composición de la dieta para, que cubriendo las necesidades calóricas y proteicas no perjudique la evolución de la enfermedad (ej: reducir el colesterol en la ateromatosis, grasas en cardiópatas, azucares en diabéticos).

Suplementar con fibras en el estreñimiento, diverticulosis y hemorroides.

A la hora de programar la dieta hay que tener en cuenta las interacciones fármaco-nutrientes en los enfermos.

Es conveniente estimular al anciano a realizar ejercicios programados para que le apetezca comer y al ingerir calorías las acompañe del resto de los nutrientes.

 

Marcelo Rubinstajn

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Alimentación geriatrica

Por MARIATHE


Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: