Home > > Viajes y turismo

Destinos turísticos

Cuba: Recuerdos y Anécdotas de Viaje

Santa Clara, Varadero, Cienfuegos y Playa Girón

Santa Clara,  Mausoleo al Che Guevara

 

Luego de recorrer el centro histórico de la ciudad de Trinidad, comprar algunas artesanías en su feria y visitar el Museo de la Arquitectura, partimos hacia Santa Clara.  El  destino era visitar el Mausoleo al Che Guevara. Fuimos por la ruta a Topes de Collantes que nos recomendaron y valió la pena, un paisaje entre montañas de maravilla. Sentíamos como subíamos  en la sierra, el auto a veces sufría un poco,  pero disfrutábamos del  paisaje, las aves sobrevolando los picos y la densa vegetación.


La ruta era muy sinuosa, con precipicios, casi desierta,  solo nos cruzamos con tres o cuatro vehículos, y a pesar de todo era la ruta más corta. Llegábamos a Santa Clara atravesando la cadena montañosa denominada  Sierra del Escambray.


Topes de Collantes es un parque ecológico en la montaña donde se practican caminatas. Se pueden ver sus 
diferentes fallas geológicas, formaciones de rocas, su reserva de helechos y mariposas,  y llegar hasta un  salto de agua a 900 metros sobre el nivel del mar. Aquí en la montaña entre el  bosque y un clima más fresco se encuentra un importante centro de salud

 

Al ingresar a Santa Clara y luego de recorrer un poco la ciudad,  se acercaron unos muchachos en bicicleta y nos preguntaron dónde queríamos ir, se notaba a la legua que éramos turistas. Además los autos de alquiler  en la matricula dice “Turista “ y te identifican desde lejos.  Le contestamos que queríamos ver el mausoleo y nos dijeron que los siguiéramos, que ellos nos guiaban. Este era el servicio que brindaban esos muchachos para ganarse unas monedas.

 

Al llegar al mausoleo, vemos una plaza enorme. Sobre unos de sus lados una forma circular con una estrella formada en el suelo, una gran fuente y mástiles con  las banderas de Cuba y del 26 de Julio.


Al  otro lado de la plaza sobre un enorme pedestal con escalinatas, grandes columnas en mármol donde esta tallada toda la historia de la revolución, además  de discursos y frases del Che, Fidel, Camilo Cienfuegos  y otros. 

Sobre una de esas columnas, en el centro, la estatua de Ernesto Guevara de siete metros de altura mirando hacia el sur, hacia América Latina. Con su indumentaria de batalla  y el brazo en cabestrillo, tal cual como ingreso a Santa Clara. No podían  faltar las clásicas  palmeras caribeñas en los jardines.

 

Rodeando esa construcción se llega  a la entrada del mausoleo. Hasta ahora no habíamos visto en ningún lugar tanta seguridad, policías y funcionarios custodiando, además de cámaras observando alrededor.


Antes de viajar a Cuba nos habíamos hecho la idea de ver un país militarizado, por el bloqueo y todos los problemas políticos, pero esto no fue así. Nos llamo la atención ver a lo largo de los caminos que recorrimos soldados con su uniforme montados en tractores trabajando la tierra o realizando otras tareas como cualquier civil.  Esta era la primera y única vez que vimos tanta seguridad.


El mausoleo es un lugar solemne y no se permite el ingreso con ningún objeto. Todo se debe dejar en un puesto de seguridad, y no está  permitido ingresar con cámaras.

Ante toda esta seguridad que nos llamo la atención preguntamos, nos contestaron que es un lugar muy apreciado por ellos, donde se guardan los restos y pertenencias de sus héroes. Otra de las causas de la seguridad,  nos decían, se debía a intentos de atentados contra el lugar.
En una oportunidad capturaron  a varias personas dentro del mausoleo tratando de destruir las cosas que en ese lugar se guardaban.

Ingresamos al mausoleo, el que tiene dos partes, por una puerta se ingresa a un museo donde se muestra toda la  vida del Che, sus pertenencias, documentos, fotos, etc. Por otra se ingresa al  lugar donde se guardan sus  restos, los  de su compañera y todo su grupo de guerrilleros.

 

En el museo se puede ver toda su historia, desde su época escolar hasta su muerte. Fue muy emotivo ver  una vitrina completa dedicada a  Uruguay, donde se muestran fotos y documentos  de su visita a nuestro país. Los discursos que dio en la Universidad y en la reunión de Punta del Este. Fotos que muestran  cuando salía a caminar por el balneario y las chicas lo acosaban para pedirle un  autógrafo.


También en esa vitrina están los obsequios que recibió: un mate, una guampa con el  monumento a la carreta y documentos que muestran que en uno de sus viajes por América uso pasaporte uruguayo.  En otra  vitrina esta su clásica boina, la  campera de cuero y la foto que recorrió el mundo. Dicen que el fotógrafo Korda  se la tomo en el sepelio de los caídos en una de las batallas.

 

Luego de ver todo esto salimos y pasamos al lugar donde están sus restos. Era una habitación muy rustica, en penumbras, con  luces tenues y una llama  eterna. Sobre una pared de piedra color ladrillo las urnas,  donde además se esculpió los rostros e identificación de cada uno de los combatientes.


Es un lugar en el que no permiten estar mas de cinco minutos, en total silencio. Es un lugar que eriza la piel, uno se emociona al ver todo eso, que es historia muy reciente. Pensar  en donde estamos parados en ese momento, el lujo que nos estamos dando, junto a los restos de quien fue y es el ideal  de  varias generaciones.

Es emocionante ver como se venera, se respeta y se difunden las acciones y el pensamiento de todos sus héroes.

Los Idiomas de la Policía Turística

 

Luego de visitar el Mausoleo al  Che pasamos por el monumento al Tren Blindado. Cuenta la historia que el Che con su grupo y los universitarios de Santa Clara lograron detener un tren con las tropas de Batista y pertrechos enviados hacia el sur, con el fin de frenar el avance de las fuerzas revolucionarias.

Atacaron el tren, se enfrentaron a la tropa, y luego destruyeron la vía férrea cuando se daba el intento de fuga de la ultima esperanza de Batista.


Al costado de la vía férrea armaron una plaza y en los antiguos vagones un museo. Restaurados y conservados muestran en su interior documentación, fotos e información de cómo fue la batalla. Como se transportaba la tropa, los oficiales, y los diferentes pertrechos de guerra que enviaban en el tren.

 

Después de ver todo esto volvíamos hacia Trinidad, donde estábamos alojados. El regreso  seria por la autopista central, camino un poco más largo pero no queríamos volver por la montaña previendo que nos podía alcanzar la noche.

Saldríamos de Santa Clara hacia el sur, luego por una ruta provincial pasar por la ciudad de Sancti  Espíritus para llegar a la península de Ancón en  Trinidad.

 

Para verificar el camino y ubicar la mejor salida, decidimos preguntarle a un policía que custodiaba la plaza.  La  carretera y la autopista central  no pasan  por las ciudades, hay que hacer algunos kilómetros, salir de la ciudad y llegar al empalme con la autopista.


Al  acercarnos  al  policía  oímos su charla con unos turistas en ingles, había en esos momentos un par de ómnibus de turismo en  la plaza. Le planteamos nuestra consulta y nos respondió en nuestro idioma español indicándonos que camino tomar.

Cuando nos retiramos se acercó otra persona  y le habló en francés. Nosotros con un total  asombro comentamos: che que nivel,  nos indico el camino un policía políglota,  que cultura.... “.

 

Camino a  Cienfuegos y  Playa Girón

 

Al otro día luego de disfrutar un rato de la playa y la piscina, partimos cerca del mediodía de Trinidad. Nuestro destino era llegar hasta Playa Larga, pasando por la ciudad de Cienfuegos y  Playa Girón.

La ruta bordeaba la costa y debíamos tener un poco de cuidado, era época de migración del cangrejo.


Estos bichitos salen de los manglares a un lado de la ruta  y la  atraviesan para dirigirse al mar. Este hecho fue motivo de conversación esos días en las estaciones de servicio.  Nos recomendaban hacer esa ruta alrededor del mediodía o en la noche.

Durante el mediodía suspenden su migración por el intenso calor,  y pisar estos bichitos o sus restos podía traer como consecuencia un pinchazo o el reventón de un neumático. En algunas partes de la ruta les habían construido una especie de canales por debajo para que  tuvieran acceso  a la playa, pero como son una cantidad impresionante no todos utilizan esos caminos.


Al llegar a esa zona  nos encontramos con el asfalto tapizado de rojo. Por estas carretera circulan gran cantidad de camiones, causa ésta de la alta mortalidad. La zona de Trinidad es la mayor productora de caña de azúcar y es donde se instalaron desde la época de la colonia hasta hoy los más grandes ingenios.

 

Visitamos la ciudad de Cienfuegos, su centro y su plaza principal rodeada de construcciones históricas Es la única ciudad de Cuba fundada por franceses. Esto fue un acuerdo con los españoles en época de la colonia  para  aumentar la población blanca en la zona e impedir insurrecciones de los esclavos negros.


Sus edificios históricos poseen coloridas cúpulas, columnas y arcadas que demuestran las influencias de diferentes culturas en su arquitectura. Un arco de triunfo en una de las esquinas de la plaza principal, él 
Parque Martí recuerda la descendencia gala en esta ciudad


Su rambla  es realmente muy hermosa, visitamos  un parque recreativo donde la gente va a  pasar el día tomar sol y baños de mar. Situado en el extremos de la península de Cienfuegos, la que forma una gran bahía, utilizada durante la conquista como puerto natural. Su bahía fue muchas veces testigo de batallas con piratas, contrabandistas o invasores europeos. 

 

La  Ruta  Destruida

 

En la tarde nos dirigimos hacia Playa Girón, preguntando nos indicaron un camino. Toda esta zona forma parte de la Cienaga de Zapata, territorio pantanoso, casi virgen, y reconocido como el mayor humedal del Caribe.

Comenzamos a transitar por esa ruta y al rato empezó una zona en muy mal estado, imposible no caer en sus pozos, y a ambos lados de la ruta cubierto de vegetación  No veíamos un alma y comenzamos a dudar si ese era el camino correcto. Era imposible esquivar un pozo y no caer en otro, por lo que el traslado fue casi a paso de hombre.

En todo el resto de la isla no habíamos visto una ruta así, en tal mal estado. Luego de andar un buen rato vemos a lo lejos un auto, a medida que nos acercábamos nos hacían señales con las luces.

Cuando estábamos a unos metros uno del otro, bajo una chica y moviendo los brazos nos indicaba que nos detuviéramos. Paramos para ver que pasaba y además averiguar  si era la ruta correcta.

Era un grupo de cuatro chicas, tres inglesas y una española,  sorprendidas también por el mal estado del camino y les paso lo mismo que a nosotros, dudaron si era el camino correcto. Nos indicaron que nos quedaba poco, algo así como cinco kilómetros  y le comentamos que a ellas le quedaba un poco mas, cerca de diez.  Eran unos  quince  kilómetros de carretera en estado deplorable.

 

Continuamos viaje y al llegar a Playa Girón estábamos con uno de las ruedas mal, seguramente pinchados, y además la llanta abollada por los golpes que sufrió al caer en esos pozos.

Buscamos una estación de servicios pero era domingo, estaba todo cerrado. Al vernos la persona que manejaba la estación,  salió y nos dijo donde estacionar el auto. Nos atendió  y soluciono  el problema. Charlamos un rato, nos pide la auxiliar y las herramientas del coche.

Después nos dice que demoraría un par de horas, mas o menos, que dedicáramos ese tiempo a recorrer el museo de Playa Girón o disfrutar de la playa. Nos comento que esa carretera se renueva, pero como es una zona pantanosa, se inunda y se degrada muy rápido.


Recorrimos el museo de Playa Girón, donde se guardan documentos, información y parte del material bélico usado en esa batalla. En su entrada hay uno de los pocos aviones que no destruyeron los invasores, ya que antes de comenzar la invasión por playa Girón, para desviar la atención y disminuir la capacidad de defensa de los cubanos, bombardearon y destruyeron los principales aeropuertos.

 

Visitamos también el complejo hotelero Horizontes Playa Girón, disfrutamos un rato de la playa, la piscina,  algunos jugos de frutas, y luego volvimos a la estación. Todo estaba muy cerca, no más de dos cuadras y nos comentaba la apersona que nos atendió en el complejo, que aquí  se había  radicado  una importante colonia de jubilados canadienses.

 

Cuando llegamos a la estación estaba nuestro neumático reparado, listo para salir, y además una  sorpresa, habían lavado el auto. Nos despedimos, preguntamos por el camino a Playa Larga y salimos.

Estábamos más tranquilos, nuestro auto en buenas condiciones y esta  parte de la ruta a nuevo. Llegamos al atardecer a Playa Larga, al hotel del mismo nombre. Su estructura es con casitas, rodeadas de jardines y espacios verdes, parece un barrio residencial. Calles y caminos entre los diferentes bloques de terreno y se estaciona  el auto en la puerta.

Como siempre,  nos registramos, dejamos las maletas y a la piscina. A disfrutar de jugos de frutas y música caribeña. La idea era pasar aquí la noche y en la mañana continuar viaje hasta Varadero. De camino visitar la Reserva Guama de flora y fauna, y también el Criadero de Cocodrilos

 

Desde Playa Larga a Varadero

 

En la mañana siguiente, desayunamos, recorrimos un poco el hotel, y luego de coordinar con uno de  los guías partimos hacia la reserva. Junto a nosotros en el auto, el guía nos explica y muestra el habitad de diferentes especies en la reserva.

Esta reserva es un enorme parque que se recorre por un camino interno de tierra y 11 kilómetros de longitud que llega casi hasta el mar. Nuestro guía nos informa que no era una buena época para visitar el parque, ya que la mayoría de las especies se encontraban migrando. Decía que la mejor época del año es entre noviembre y diciembre, meses en los cuales llegaron a contabilizar diez mil flamencos.

 

Existen dos cuadrillas de personal, los guías que recorren el parque con los turistas y un equipo multidisciplinario que se encarga de mantener y conservar la flora y fauna autóctona.


Asistido por un manual de aves, dentro del auto nos explicaba que especie encontraríamos en la próxima parada. En lugares estratégicos dentro de la vegetación había miradores construidos en madera, camuflados para poder observar. En una de esas tantas veces paramos y nos internamos en la vegetación para observar su pájaro nacional el Tocororo, tiene en su  cuerpo los colores de la  bandera.


El guía escuchaba los trinos de las aves y nos indicaba donde estaban, en silencio y con cuidado  tratábamos de acercarnos lo máximo posible, para observar sacar fotos y filmar.

Charlando nos comento que tenia dos hijos, una hembra y un varón, como dicen ellos. Sus hijos estaban  realizando un postgrado de economía en la universidad de Matanzas, explicaba que podían cursar esas carreras porque la  educación es gratis y todos tienen las mismas oportunidades. Si esto no fuera así, decía él, no podría costear los estudios de sus hijos siendo un simple cuida parque.


Recorrimos la reserva, vimos diferentes aves y hasta el enorme cocodrilo, estrella del parque, un poco lejos y con la ayuda de prismáticos.

 

Criadero de Cocodrilos Guama

 

Otra de  las paradas previstas, fue la Reserva de Cocodrilos Guama.

La reserva esta dentro de un parque ecológico que integra también la Cienaga de Zapata, zona pantanosa, con canales y humedales que convergen en la Laguna del Tesoro. El nombre dado a la laguna  sale de una leyenda y dice que los primeros pobladores, indígenas de esta zona, cuando llegaron los conquistadores españoles escondieron en la laguna todos sus tesoros. Aun no se ha encontrado ninguno de esos tesoros

 

Cruzando la laguna se llega a un grupo de islas donde se encuentra  el complejo hotelero Horizontes Guama y la Villa Tahina. El complejo fue construido con materiales autóctonos, principalmente madera y hojas de palmera, muy ecológico y salvaje.

Algunas de sus instalaciones están en tierra firme, pero la mayoría fueron construidas sobre columnas en el agua. Todo unido por pequeños puentes y caminos de  madera e iluminados por farolitos eléctricos, los que introducen un toque de tecnología en ese paisaje. Con este tipo de construcciones se busco imitar las encontradas en la zona por los conquistadores españoles

 

El  criadero de cocodrilos muestra todas las etapas de cría, desde el huevo hasta la etapa adulta. Existen diferentes estanques a lo largo del parque donde se reproduce su habitad natural. Se puede observar que en etapa adulta  llegan a medir varios  metros de longitud.


La finalidad del criadero no es solo la faena, un nuevo rubro de ingresos, sino también estudiar y proteger una especie en extinción.

El criadero esta considerado uno de los más grandes del mundo. Se utiliza su carne y su piel, por lo que luego de recorrer y ver el show que realiza uno de los cuidadores, se puede degustar las diferentes preparaciones de su carne.

Probamos un plato llamado “puntas de cocodrilo”, ya que no quedaba mas de las clásicas milanesas. Las puntas  son pequeños trozos de carne que se cocinan a la plancha  con diferentes hierbas y condimentos que le dan  un sabor y aroma muy agradable. 

 

El show consiste en mostrar cocodrilos en uno de los estanques, sacarlos a tierra, tocarlos y hacer diferentes pruebas con ellos. Luego preparan uno para que los turistas lo toquen,  lo levanten en sus hombros  y se saquen la clásica  foto. Por supuesto previa atadura de su boca para evitar que muerda.


En ese momento había un grupo de turistas franceses que se deleitaban haciendo bromas y asustándose entre ellos con el pobre cocodrilo

 

Después del almuerzo realizamos el paseo por la Laguna del Tesoro. En unas pequeñas lanchas, cáscaras como decíamos nosotros, y a gran velocidad por los canales se cruza la laguna.  Del otro lado se encuentra la Villa Tahina y el  complejo hotelero. Los tahinos fueron los primeros pobladores indígenas de esta zona y con la villa se pretende mostrar una replica de sus construcciones, además de recrear sus actividades y costumbres.


Se puede recorrer el complejo hotelero, cruzar esos puentes y caminos para conocer las instalaciones. Visitar sus tiendas de artesanías o el clásico barcito con tragos típicos y mucha música. Uno de los tragos autóctonos y recomendable es el exquisito “Coco con Ron”. El clásico coco abierto a machete al que se le agrega ron blanco que se mezcla con su jugo natural.


Para los turistas que se alojan en este acuático complejo tienen un servicio de lanchas que los lleva y trae  a tierra firme tres veces por día.

Seguimos  nuestro viaje pasando por la ciudad de Cárdenas para llegar  al atardecer a Varadero. El principal  balneario e insignia del turismo en Cuba. 

 

Por William Nicolari                                                                                       

Continúa...

Todos los viajes dejan en nosotros huellas imborrables, que reviven al transmitir a otros nuestras experiencias.
 Y, al hacerlo, podemos ayudar a otros a alcanzar su viaje soñado.
 ¡Hazlo tú también !!
 Envíanos ahora tus experiencias, consejos -o el relato completo- de ese viaje que tanto recuerdas, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Cuba; Recuerdos y Anecdotas de Viaje

Por RASAU


Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo hacer adornos de Navidad

Cómo hacer adornos de Navidad

Obsequiar en Navidad algo hecho por uno tiene un valor especial. No hace falta tener práctica ni tener un talento destacado para poder realizar estos adornos navideños que tendrán un significado muy particular para quien los reciba

El perro y sus dientes de leche

El perro y sus dientes de leche

No sólo los humanos tienen dientes de leche. Y la dentadura de tu mascota también puede necesitar de tu atencion.

Receta casera para aclarar el vello corporal

Receta casera para aclarar el vello corporal

Muchas mujeres desean aclarar el color oscuro del vello corporal. Para ellas, esta receta:

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: