Home > Salud y Bienestar > Nutrición

Alimentación saludable

¿Cuánta comida darle a un niño?

Una duda recurrente que preocupa a los padres es cuánta comida se le debe dar a un niño. En principio, para ellos, cualquier ración será poca, pero lo más importante es que el pequeño consuma aquello que el cuerpo realmente le pide y no lo que rellena todo el interior de un plato...

Según diversos estudios, el tamaño de las raciones de comida ha aumentado de modo sorprendente en los últimos diez años. Esto no significa que la población estuviera alimentada con poca comida, sino que se ha perdido la educación nutricional y se consumen más calorías de las que se gastan.

“Para servir las raciones se deben utilizar platos pequeños”, destaca la nutricionista uruguaya Cintia Palavecino. Para que los padres se hagan una idea, podemos mencionar como raciones normales a los siguientes tamaños:

1.- Una ración de pasta o arroz es media taza

2.- En cuanto a las frutas, una ración de fresas, uvas o cerezas es media taza. Una  manzana o cualquier fruta de una pieza corresponden a una ración.

3.- En relación a las verduras, una taza de lechuga es una ración y media taza de espinacas o acelgas es una porción.

4.- Para saber cuántos lácteos darle a un niño, un yogurt es una porción, un vaso mediano de leche es también una porción y 30 gramos de queso también conforman una porción que se les puede dar por día.

5.- En cuanto a la carne, cien gramos de pescado, cien gramos de ternera o de pollo son una ración.

Qué deben comer preferentemente los niños, de manera diaria:

1.- Dos vasos de leche y derivados

2.- Una ración de pasta o arroz

3.- Un huevo cada día por medio

4.- De dos a cuatro piezas de fruta

5.- De dos a tres raciones de verdura y hortalizas

6.- Una ración de carne

Alimentación saludable para los niños

1.- Es importante respetar lo que menciona el niño. “Si se siente muy lleno, le duele el estómago o siente ganas de vomitar es evidente que se lo ha sobrealimentado.

No se gana nada con esta tendencia tan frecuente en la que los padres obligan y hasta imponen castigos a sus hijos si no se terminan un abundante plato”, destaca la especialista.

2.- Servir las raciones tanto de adultos como de niños en platos medianos. Éstos no tienen por qué estar rebosando de comida.

3.- Tener una báscula en el hogar puede ser una buena manera de mantener un equilibrio nutricional y limitarse a respetar las raciones. Son muy útiles para pesar toda clase de alimentos.

La familia entera se beneficiará de este producto que incluso puede ser una herramienta poderosa para comenzar con una dieta de adelgazamiento, si corresponde.

¿Qué pasaría si tu hijo pudiera duplicar su productividad y su rendimiento en el momento de estudiar matemáticas de manera instantánea, sin dedicar exageradas horas de estudio todos los días y desde ahora mismo? Descúbrelo ahora haciendo clic aquí

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Mario Casale

Peleas entre hermanos: ¿qué hacer?

Peleas entre hermanos: ¿qué hacer?

Hacer de juez en las discusiones y peleas entre hermanos es la peor de las soluciones. La clave para que no peleen constantemente el uno con el otro es hacer que comprendan que hay amor incondicional de sobra para todos los integrantes de la familia...

La difícil tarea de adoptar a un nieto

La difícil tarea de adoptar a un nieto

La siguiente, es una muy completa guía para saber como hacerse cargo de chicos que llegan con varios problemas sobre sus espaldas, y con tiempos muy distintos a los nuestros.

Mudando a la abuela

Mudando a la abuela

Afortunadamente para muchos de los que emigran con contratos laborales, algunas empresas del primer mundo –muchas de las cuales tienen filiales en Latinoamérica- están comprendiendo la dificultad que acarrea el proceso de mudanza que llevan a efectuar en muchos de sus empleados, especialmente en todo lo relacionado con los parientes mayores.

 Por eso, estas empresas están disponiendo de planes especiales para ayudar a relocalizarlos que, entre otros beneficios, incluyen clínicas de reposo; doctores y cuidados de día; reembolsos por el costo de traslado del o los miembros mayores de la familia; y ayuda gratuita de consultores de relocalización, que contemplen adecuadamente las necesidades de los ancianos.

 Cierto es que las corporaciones siguen siendo renuentes a ocuparse de todos los problemas relacionados con el cambio de escuelas para chicos (problemas psicológicos de los mismos debido al brusco cambio de contexto, dificultades para encontrar escuelas con equivalencias en las materias, etc.). Pero lo cierto es que para las personas de mediana edad, acostumbrada a juegos de malabares para mantener equilibrada a su familia, las necesidades de sus hijos pueden parecer una nimiedad en comparación con las de sus parientes mayores.

Los beneficios concretos

Las ventajas más comunes que suelen ofrecer las grandes compañías a sus empleados, tienen que ver con ayudarlos a localizar geriátricos o clínicas de reposo en el nuevo vecindario, pagar los gastos de viaje y la mudanza de las posesiones del pariente, y ciertos reembolsos en los pagos de asistentes que deban ayudar en la relocalización, así como a cuidar a los mayores. De cualquier forma, cierto es que el número total de los transferidos que piden ayuda a sus empresas para reubicar a un pariente mayor, sigue siendo absolutamente ínfimo, aunque, conforme aumenta la información, está creciendo rápidamente.

 Muchas compañías emplean incluso a consultores especiales de relocalización, que ayudan a los empleados con parientes mayores en todo lo concerniente al cuidado de los mismos, de la misma manera que un agente inmobiliario les ayudaría a vender o comprar casa. Si un mayor necesita una admisión a un geriátrico o clínica de reposo, la mayoría de ellos, lejos de simplemente darle una lista con todas las clínicas de reposo que figuran en una base de datos, les podrán dar las claves sobre los pro y los contras de las diferentes instituciones. 

Arreglándoselas solo

Pero si usted no es lo suficientemente afortunado como para recibir una ayuda de la empresa que lo traslada de ciudad y país, tampoco debe aterrarse: Si bien los expertos mencionados (cuyos honorarios son bastantes altos, por lo que solo suelen ser contratados por las empresas) pueden ayudar a manejar los detalles del asunto y a reducir significativamente la tensión, no menos cierto es que gran parte del trabajo consiste en una correcta recopilación de información y mucho sentido común.

 Por ejemplo, si un mayor no puede manejarse por sí mismo, se debe pensar en encontrar una casa que tenga acceso fácil (preferentemente sin escaleras), cerca de un hospital o clínica de reposo. Si este mayor debiese incluso vivir junto a usted, será conveniente que busque una casa que tenga una habitación con baño privado especial para esta persona.

 Si actualmente su padre o madre no viven con usted, controle cuidadosamente la política de traslado de su compañía: ellos podrían tener que mudarse antes que usted, para que la compañía pueda desglosar estos costos adicionales y hacerse cargo de los mismos.

 Pregúntele también al médico de sus parientes, si conoce algunos doctores en su nuevo vecindario, o consulte a los colegas de su nueva oficina para conocer ciertas recomendaciones. Si debe hallar un geriátrico o clínica de reposo por sí mismo, busque recomendaciones de los médicos de la empresa, chequee los informes de consumidores del área en que se encuentra, y este muy atento de realizar un examen completo, incluyendo todas las preguntas que considere necesarias, cuando haga una visita a estas instituciones.

 Tampoco olvide de consultar las organizaciones locales de jubilados, así como a las iglesias o sinagogas, que sin dudas pueden asistirlo mucho en sus consultas, y ser también muy buenos lugares para que sus padres vuelvan a socializarse con gente de su edad.

 Pero tenga en cuenta que, en definitiva, y después de todo, conseguir una nueva locación para sus parientes mayores es solamente una parte de la batalla. El trabajo más difícil, será hacerlos sentir que su nueva casa se transforme en un verdadero y cálido hogar. Pero eso, será casi siempre cuestión de tiempo.
 

 

La vida moderna hace que muchas personas deban mudarse a otra ciudad o país. Una de las mayores fuentes de preocupación en esos casos es el destino de los mayores que están a nuestro cargo. Pautas para manejar esta situación.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: