Home > Amor y sexo > Pareja

Divorcio y Separación

Cuando el divorciado se queda solo

La situación del divorciado cuestiona y ataca el ideal social sobre el matrimonio eterno, debiendo soportar muchas veces la exclusión y discriminación por parte de sus pares casados...

A esta situación se agrega en ocasiones, una salida maníaca hacia nuevas relaciones.

Cuando una pareja se enfrenta con la separación, sobrevienen sentimientos de desamparo y frustración, que afectan casi siempre a ambos cónyuges.

Los integrantes de la pareja sienten que han fracasado en un ideal importante para la sociedad, y como consecuencia de esto se ven excluidos del espacio social que antes ocupaban.

Al disolverse el matrimonio se pierde la pertenencia no sólo en el nivel de la pareja, sino también en un nivel más amplio.

El divorciado descubre, en su nueva etapa, que ya no puede contar con muchos de sus antiguos vínculos, que debe cambiar los lugares que frecuentaba, como así también las actividades que realizaba en familia. Se pasa a ser “el ex marido” o “la ex mujer“, lo cual cambia la mirada de los otros, tanto de los familiares como de los amigos.

Por otro lado, a veces simultáneamente, comienzan a gestarse nuevas relaciones dentro de un grupo social desconocido hasta entonces, el de los solos y solas.

Estos grupos, ya sea a través de encuentros reales o virtuales, pueden servir como ayuda para mitigar el dolor por los vínculos resignados junto con la ruptura matrimonial.

En muchos casos, la primera etapa que sigue a la separación, suele caracterizarse por un entusiasmo exagerado por establecer nuevos contactos, como forma maníaca de borrar el pasado.

Este modo de transitar la separación implica no enfrentar la situación de pérdida, no terminar nunca de elaborar el duelo, y por ende, no acceder a la posibilidad de una futura pareja.

Todo proceso de cambio requiere, ante todo, tiempo. Pero la urgencia por renovarse que siente el divorciado, a veces le impide ver esta simple realidad.

Para no quedar encerrado en este modo de funcionamiento regresivo y caótico, típico de la primera etapa, es necesario que cada uno vaya construyendo su nuevo equilibrio, en el seno de un nuevo espacio social.

 

 

 

Sandra Neiman Psicóloga Cel.: 15 5325 1868

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

apoyo

Por ARTMAYA


En busqueda de amistades

Por LINDAESCRITORA


la soledad

Por SIMON43


de acuerdo con CORAZO

Por BILLY12


OPS!!

Por CORAZO


es verdad

Por FÈNIX


ESTOY SEPARADA Y EL ES EL AMOR DE MI VIDA

Por LEMON1


separada

Por LISSETY


Mi divorcio ???

Por TAMARAA


Estar separado/a

Por ANITA0149


enplenitud.com - Autor Sandra Neiman Psicóloga Cel.: 15 5325 1868
Mas notas del autor:

Sandra Neiman Psicóloga Cel.: 15 5325 1868

Violencia en el jardín de infantes

Violencia en el jardín de infantes

Tan naturalizada está la violencia en nuestro medio, que muchas veces, cuando sentimos que nos pueden ver como tontos en una determinada situación, decimos con total espontaneidad y soltura “No soy un niño de jardín de infantes”

¿Qué entendemos por género?

¿Qué entendemos por género?

Género y sexo no son sinónimos, y su vinculación es cultural y no natural, como se suele creer. Hacer esta distinción es el primer paso para dejar atrás el sexismo y otras modalidades de discriminación

Psicoterapia de pareja

Psicoterapia de pareja

La incidencia de la historia personal en los conflictos de pareja

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: