Home > Familia > Padres e hijos

La relación con nuestros hijos

Consiga que los niños se interesen en su historia familiar

La genealogía no tiene por que ser sólo para la gente grande. Gracias a ella, los chicos pueden tener una concepción más abarcadora de su historia, al tiempo que se divierten en familia.

Así como un adulto puede guardar y conservar documentos históricos, los antecedentes familiares son en sí mismos una parte de la genealogía familiar, por lo que sus hijos pueden comenzar a interesarse por ellos.

Mientras usted pasa incontables horas buscando pistas a través de viejos documentos, fotografías, u otros árboles familia, es muy posible que sus hijos comiencen a encontrar esa actividad como un pasatiempo interesante. Tal vez, encuentren atrayente investigar cuales eran las profesiones de sus antepasados.

De hecho, los chicos están constantemente buscando nuevos pasatiempos y diversiones. Cuando sepa cuales fueron las ocupaciones que tenían sus antepasados, fíjese si alguna de ellas continua realizándose, e invite a su hijo a que las vean personalmente.

Puede visitar un molino, o una mina de acero o carbón. Puede también pasar algunos días en una granja, sobre todo en aquellas que ahora ofrecen la comodidad de un hospedaje y servicio de restaurante.

Si la ocupación ya no existe mas, busque datos sobre ella en bibliotecas o en Internet, y luego lleve a sus hijos a museos o exposiciones que tengan relación con esa profesión.

Aquellos que tengan antepasados militares, pueden contarles sobre ellos al tiempo que le enseñan un libro que contenga la historia de las batallas en las que participaron. Saber que su tatarabuelo fue parte de una escena que solo han visto en películas, sin dudas los fascinará.

También puede dirigirse a los lugares o museos que hablan de esas batallas, para que el niño pueda tener un contacto más profundo con la historia. De esta forma, además de saber más sobre sus antepasados, los chicos aprenderán mucho sobre historia.

Quizás su antepasado era una mujer que tuvo diez hijos y debió tomar el cuidado de la casa a fines del siglo XIX. Muéstrele a sus hijas como se las arreglaba, que comidas se hacían, o como manejaba la educación de sus hijos.

Los chicos suelen entusiasmarse más sobre cualquier proyecto o viaje cuando sienten que están implicados en la planificación.

Discuta con ellos que tipos de visitas o de actividades relacionadas con sus antepasados desean realizar. Fíjese si realmente se interesan, pero no deje que ellos resuelvan totalmente lo que se va a hacer. Recuerde, los chicos se interesan más por una mano que los guíe, que por alguien que solo los consulta.

También, tenga en cuanta que la edad de los chicos condiciona mucho sus gustos. Si tiene hijos de edades muy diferentes, debe pensar en una o varias actividades que no aburra a ninguno de ellos.

Tenga presente además el gusto de cada uno: algunos prefieren actividades tranquilas, donde puedan sentarse a trabajar tranquilos, mientras que otros eligen realizar búsquedas activas.

¿Tiene parientes interesantes a los que pueda concurrir para que hablen sobre la familia? Planee una visita para que sus chicos tengan una charla. Aconséjelos para que desarrollen una lista de preguntas, basadas en lo que ustedes aún no saben sobre ellos.

Además, pueden preparar un calendario de los acontecimientos históricos de la familia, e incluso escribir su historia, basadas en todas sus investigaciones.

Finalmente, tome unas vacaciones de “antecedentes familiares”. Utilice la información que usted y sus niños hayan logrado recoger para planear las próximas vacaciones.

Haga que sus niños tracen en un mapa los lugares en que sus antepasados vivieron, para dirigirse a alguno de estos lugares. Visitando esos lugares ancestrales, seguramente podrán desarrollar un sentido muy profundo sobre los antecedentes familiares.

Ayúdeles a recoger fotos de sus ancestros situadas en los lugares que ustedes visitarán, y compárelos con los lugares a los que se dirijan. Y recuerde: cuanto más se interesen sus hijos por la genealogía, usted no solo estará contribuyendo al conocimiento de ellos, sino también al de las generaciones futuras…

 

 

 

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

carolina ordenes

Por HADACADABRA


Comentario machista

Por QUECA


Mas notas del autor:

Mario Casale

Niños vegetarianos

Niños vegetarianos

Es un hecho: se puede ser vegetariano y estar bien alimentado. Siempre y cuando se tomen las medidas necesarias, más aun en los niños…

Cómo lidiar con una mala maestra

Cómo lidiar con una mala maestra

Las discusiones constantes entre alumno y profesor pueden generar una antipatía que repercuta en las calificaciones. ¿Es posible evitar llegar a una situación extrema? Le sugerimos algunos consejos para tratar con una mala maestra

Cambio de escuela: ¿sí o no?

Cambio de escuela: ¿sí o no?

Cuotas impagables, diferente residencia a la actual, fracaso escolar o las malas compañías son algunos de los motivos más frecuentes que impulsan a los padres a tomar la decisión de cambiar de colegio. ¿Cómo enfrentar este momento para que los niños no salgan lastimados?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: