Home > Amor y sexo > Sexualidad

Sexualidad femenina

Conoce tu cuerpo: encuentro con el clítoris

Muchas parejas todavía tienen la ilusión de creer que con amor, deseo y atracción física se garantiza un buen encuentro íntimo, enriquecedor y erotizante. Nada más lejos de la realidad...

El clítoris, la llave para superar la falta de orgasmo 

Numerosas cartas de muchachas de diversas edades llegan a mis manos planteando una preocupación parecida: no obstante el gusto por su pareja, en la intimidad no alcanzan un goce pleno.  

Si profundizamos en las historias de vida de estas chicas, sale a flote que ellas no poseen los saberes suficientes sobre educación sexual que abarca, como es lógico, el conocimiento de su propio cuerpo, de sus zonas erógenas, de la manera en que más pueden sentir los placeres eróticos. 

Cada mujer es única y vivencia su sexualidad de manera diferente. Lo que a una la estimula y excita puede que a otra le sea desagradable. Por ello, cada quien debe conocer sus propias reacciones, saber  lo que le gusta o no, en fin, conocerse. Si este primer encuentro con una misma no se ha producido ¿Cómo  va a resultar satisfactorio el encuentro íntimo con un “otro”?   

Los agrados, las predilecciones, los goces, el “tempo” es diverso para cada persona. Como aconseja el sexólogo español Félix López, resulta apropiado que cada quien se construya su “modelo biográfico”, es decir, que cada persona se conozca a sí misma, teniendo en cuenta sus creencias, experiencias y lo que le place o no en la esfera sexual. 

Tal modelo biográfico debe hablarse sin prejuicios ni  falsos pudores, así como el uso del condón. La magia y el encanto se asegura cuando no corremos riesgos. Pero si nos nos conocemos, nada podemos pedir. Dejar ese acto de amor a la imaginación y experiencia de la pareja, no solo incluye una irresponsabilidad individual, sino que es jugársela a cara o cruz.  

Clítoris: el placer de los placeres 

Las mujeres, además de poseer muchas zonas erógenas, tenemos una muy especial: el clítoris. Es un órgano sexual cuya única función es desencadenar el placer. Un privilegio femenino pues los hombres no poseen un órgano similar. Sin embargo, todavía se hallan adolescentes y jóvenes que no saben esto. Casi no se nombra, un silencio misterioso lo rodea, cosa que no ocurre con el pene.  

Hablemos pues del clítoris. Al igual que del Punto G, que en esta ocasión me es imposible por las limitaciones propias del espacio. Se acaban los secretos irracionales con conocimiento de causa. Sexo Sentido nos da la oportunidad.  

El clítoris está situado a varios centímetros de la entrada de la vagina, escondido entre los labios menores y mayores, como protegiéndose quizás por su gran sensibilidad. El clítoris es puro nervio, increíblemente sensible, delicado. Al acariciarlo aumenta de tamaño y desborda la excitación sexual como espuma de cerveza.  

Su estructura visible es redondeada, del tamaño de un chícharo, más o menos, aunque esto del tamaño varía de una mujer a otra. Su parte oculta se halla bajo la musculatura de la vulva, y su zona visible está cubierta de un tejido fibroelástico que permite su crecimiento al estimularlo.  

Esta es la zona esencial del clítoris, la que logra que muchas mujeres alcancen el orgasmo solo por esa vía. Esto no es malo ni “anormal”, y resulta oportuno que lo sepan algunas chicas acomplejadas por solo lograr las sensaciones orgásmicas  de tal modo.  

Precisamente para eso está ahí.  Insistimos: Es el único órgano exclusivamente sexual de la anatomía humana. El saber esto puede tranquilizar a mucha gente.    

Cómo estimular el clítoris 

El movimiento del coito, a veces, alcanza para estimular las sensaciones clitoridianas; también un suave y experimentado tocamiento sobre el monte de Venus. La pareja debe aprender guiada por lo que la mujer va sintiendo. Se debe decir con palabras.  

Hay quienes en el sexo se comportan como los neandertales, haciendo expresiones guturales en la cama, delegando en la otra persona la responsabilidad, el tremendo esfuerzo de interpretar si tales locuciones significan goce, alegría, malestar, desasosiego… 

Apenas a veintidós semanas de haber sido gestada, una niña ya tiene formado su clítoris y ese aspecto es el mismo que tendrá cuando la pequeña nazca. 

Según estudios anatómicos, el clítoris posee unas ocho mil terminaciones nerviosas, una concentración mayor que no tiene ningún otro órgano, incluidos los labios, la lengua y la punta de los dedos. Debido a su alta sensibilidad, a veces duele, y por ello, hay que estimularlo suavemente; de lo contrario, si se aplica la rudeza o se presiona demasiado sobre él, en vez de provocar placeres, crea desagrado.   

Tan asombroso fue este hallazgo exclusivo de las mujeres, que en un jocoso artículo aparecido en un periódico de Valparaíso, Chile, se dice que primero se descubrió América. Después el clítoris. Eso explica muchas cosas. 

Más adelante descifra la afirmación explicando que fue Colón el que descubrió ese pequeño, pero estratégico apéndice femenino. Pero no Cristóbal, sino Mateo. Al decir del escritor argentino Federico Andahazi, en su novela “El anatomista”, se trata de un médico italiano contemporáneo de Romeo y Julieta, en el siglo XVI. 

Añade que si bien es reciente su estudio anatómico, las mujeres están desde los albores de la humanidad perfectamente al tanto de la existencia de ese órgano. Sólo que haciendo gala de su exquisita discreción ante todo lo sexual.  

Cierto, Las mujeres se callan sus descubrimientos eróticos. El por qué sería motivo de otro comentario. Pero en verdad, ni en familia ni con los propios especialistas queremos hablar de “eso”. Nos avergüenza. Por suerte, una gran parte de las generaciones más nuevas están haciendo añicos tales creencias.   

Ablación del clítoris, la barbarie que persiste 

Volviendo al artículo mencionado, reflexiona sobre un asunto que no se puede pasar por alto: el clítoris provoca temor en hombres y en las propias mujeres. En ciertas sociedades africanas persiste la práctica de extirpar ese órgano a las recién nacidas.  

En muchas sociedades occidentales, se extirpa de manera simbólica al mantenerlo en cautiverio, rodeado del viejo mito que el orgasmo que provoca no es auténtico.  

Vale añadir  que tales supuestos parten de los hombres; son los que mayoritariamente han teorizado y estudiado nuestro cuerpo; hasta escriben profusamente de nuestras reacciones más íntimas.   

Pero la verdad es una: cuando la mujer descubre su clítoris experimenta sensaciones nuevas y es capaz de ejercer en plenitud su sexualidad. Puede ser “virgen” o no. Lo importante es que sepa que es capaz de orgasmar, y de saber que tiene esa  opción personal, que no parte de un guión que estructura un “otro”.   

Para todo esto hay que partir de la necesidad de quererse y aceptarse tal y como somos. Si no soy capaz de estar a bien conmigo misma, difícilmente podré escoger a una pareja de manera desprejuiciada. 

Una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor
Cocina afrodisíaca

 

Aloyma Ravelo

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

espero con ustedes poder aprender mas y conocer mas acerca de del amor 'la muger y la familia

Por BALANTA PALACIOS


espero con ustedes poder aprender mas y conocer mas acerca de del amor 'la muger y la familia

Por BALANTA PALACIOS


espero con ustedes poder aprender mas y conocer mas acerca de del amor 'la muger y la familia

Por BALANTA PALACIOS


BUEN TEMA

Por REUMALDO


UN BUEN TEMA

Por JAHUICHITO


Grasias megusta el comentario

Por KARLITA LA MÁS BONITA


para Beanvarrei

Por ATLGONZALEZ


DIOS ES GRANDIOSO

Por CLAUMER271


INTERESANTE

Por JAKE_01


encuentro con el clitoris

Por ASTEKDREAMS


Mas notas del autor:

Aloyma Ravelo

¿Adicción al sexo?

¿Adicción al sexo?

Una importante cantidad de artículos y comentarios que se publican en diversas latitudes, se están haciendo eco de una nueva leyenda para ganar dinero: la adicción al sexo

Posiciones para hacer el amor

Posiciones para hacer el amor

Buscar la manera de encontrar “posiciones” satisfactorias y estimulantes durante el acto sexual aviva, en los amantes, una forma muy placentera de fantasear...

Fantasías sexuales, ¿salvavidas de las mujeres sin pareja?

Fantasías sexuales, ¿salvavidas de las mujeres sin pareja?

Siempre se ha pensado que los hombres tienen más fantasías sexuales que las mujeres, al igual que se ha “acuñado” por la creencia popular que ellos tienen más necesidades sexuales. Pero quienes han estudiado el tema desde la sexología, afirman que existen muchas similitudes entre las fantasías de unos y otras...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: