En   Para que sirve el boton derecho del mouse  
Las investigaciones hechas por Microsoft revelan que el 75% de los usuarios de Windows, directamente, no usan el boton derecho del Mouse. Si estas entre el 25% que lo usan, felicitaciones; si no, aqui van unos consejos para ti
 

 

 

 

Si bien el Mouse con el que manejas tu computadora tiene dos botones principales, generalmente usas solo uno. O, al menos, eso es lo que la mayoría de las personas hacen.
 

Si ya llevas algún tiempo usando Windows de Microsoft, habrás notado que haciendo clic con el botón derecho del Mouse, sobre distintos ítems, aparece una ventana automática que contiene una lista de acciones. De esta forma, puedes hacer clic sobre un archivo para borrarlo o renombrarlo, o puedes cliquear sobre el escritorio para organizar los iconos.

En cualquier caso, es posible que no conozcas la importancia del botón derecho del Mouse dentro de la estructura de Windows, o puede que no hayas notado que al cliquear sobre varios objetos en diferentes lugares se ofrecen diferentes menús de acciones.

Menú contextual  

En casi todo lo que es Windows, hacer clic con el botón derecho tiene una repercusión inmediata: la aparición de un menú desplegable de atajos, también conocido como menú contextual. El menú contextual muestra las acciones y opciones disponibles en el “contexto” del objeto sobre el cual se ha cliqueado.

La palabra que aparece en letra negrita (oscura y enfatizada) representa la acción preestablecida que será realizada automáticamente si, simplemente, haces doble clic sobre el objeto o lo seleccionas y luego presionas Enter.

Los menús contextuales suelen incluir ítems que surgen en las ventanas desplegables que aparecen al hacer clic sobre una barra de menú, aunque también suelen incluir otros que no están disponibles de otro modo.

Los componentes de un menú dependen del objeto que se cliquee (puede ser un icono de escritorio, el nombre de un archivo, o una frase subrayada de Word) y de su ubicación, pero, en la mayoría de los casos, suelen presentarse ítems comunes como: Copiar, Pegar, Eliminar, Cambiar nombre y Propiedades.

Los componentes adicionales son determinados por el contexto. Por ejemplo, al cliquear (con el botón derecho) dentro de un e-mail que está siendo redactado, debería también mostrar Deshacer, Cortar, Pegar, Seleccionar todo, Fuente..., Párrafo..., Aumentar sangría, Reducir sangría y Propiedades.

Al hacer clic dentro del Internet Exporer, aparece Cortar, Seleccionar todo, e Imprimir. Y el Explorador de Windows, por su parte, ofrece en su menú: Abrir, Imprimir, Editar, Enviar a, Abrir con, Analizar con Norton Anti Virus, WinZip, Cortar, Crear Acceso Directo, Cambiar nombre, y Propiedades. Los menús contextuales, claramente, ofrecen gran variedad de opciones.

Algunas acciones abren menús secundarios con opciones detalladas. Y, en ese sentido, los programas instalados pueden cambiar o agregar opciones, tal es el caso de las opciones Analizar con Norton Antivirus y WinZip.

Las acciones preestablecidas también pueden ser cambiadas por programas que manejan extensiones de archivos particulares, ya sea en forma manual por el usuario o automáticamente por el software en cuestión.

Propi

El elemento Propiedades es, sin dudas, uno de los ítems más poderosos dentro de los menús contextuales, ya que exhibe información, atributos y configuraciones de los objetos de Windows.

Para objetos como discos rígidos, es también una puerta a acciones y programas útiles. En algunas aplicaciones, al subrayar el ítem y presionar Alt-Enter, también se muestran las propiedades.

Puedes experimentar haciendo clic sobre la Barra de Tares de Windows, tanto sobre los nombres de los programas como en los espacios libres. Y, al hacer clic sobre los ítems ubicados a la derecha de la Barra de Tareas, puedes descubrir opciones verdaderamente útiles. Por ejemplo, cliqueando sobre el icono de actualizaciones de Windows, se puede obtener información sobre las características de las actualizaciones disponibles.

Hacer clic con el botón derecho puede incidir sobre las acciones que se están llevando a cabo. Por ejemplo, si arrastras un objeto con el botón derecho, obtendrás un menú contextual ofreciendo opciones del tipo de Mover, Copiar, Crear, y Acceso Directo, en el momento en que sueltes el botón del Mouse con el cursor sobre el destino del objeto.

Cliquear con el botón derecho es seguro e informativo, ya que se muestran las opciones pero no se ejecuta ninguna acción. Puedes salir del menú contextual con la tecla Esc o haciendo clic con el botón izquierdo del Mouse fuera del perímetro comprendido por la ventana del menú.

Además, cliquear con el botón derecho es más rápido que buscar opciones específicas entre los menús desplegables –generalmente ubicados en los menús principales de cada programa-. Como si fuera poco, al explorar los menús contextuales, descubrirás los alcances y capacidades de los distintos objetos en tu computadora.

Por si acaso, las personas zurdas pueden convertir el botón derecho en izquierdo y viceversa –intercambiando así sus funcionalidades-, en el Panel de Control de Windows.

Dirígete a Impresoras y otro hardware, y haz clic sobre Mouse. Pon una tilde en la casilla de Configuración de botones para cambiar las definiciones primarias y secundarias de los botones.

Si deseas transformarte en un experto en computadoras y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos, te sugerimos el curso "Como aprender a diagnosticar y reparar PC's y Laptops" que encontrarás haciendo clic aquí 

 
 
Mas!