Home > Tiempo libre > Creatividad

Desarrolla tu creatividad

Cómo secar flores naturales

Una guía práctica para cultivar, cosechar, secar y almacenar las mejores flores naturales: las de tu propio jardín


Elegir las flores para secar

Algunas flores simplemente funcionan mejor que otras. Las flores con un alto contenido de agua, como las sedum, no se pueden secar bien. Siempre corte más flores de las que necesitará, ya que probablemente perderá algunas en el proceso de secado.

La cosecha

El mejor momento para cosechar las flores es por la mañana, justo después de que el rocío se evapora de las hojas. Las distintas plantas deben cortarse en diferentes etapas de florecimiento.

Por lo general, la mayor parte de las flores rinden mejor si se las corta cuando aún están un poco inmaduras, cunando todavía no se ha abierto completamente, para que la flor se siga abriendo después de cortarla. Muchas veces, las flores que ya están abiertas suelen perder sus pétalos al secarse.

Hay muchas formas de secar o conservar las flores


Lo que usted necesitará para empezar:

• Alicate para cortar flores
• Banditas elásticas
• Cuerdas o ganchos para colgar las flores
• Clips
• Diarios
• Gel de silica (Opcional)
• Un recipiente de plástico hermético o un recipiente de vidrio (Si usa gel de silica)

Secado al aire



El secado al aire es la forma más sencilla de conservar las flores cortadas. Junte los tallos de las flores en manojos pequeños, de alrededor de un centímetro y medio de diámetro, y únalos fuertemente con una bandita elástica.

Los tallos se reducirán ligeramente, así que asegúrese de que la bandita esté bien apretada. Enganche un clip a través de la bandita elástica y cuelgue los racimos hacia abajo, desde el techo, con un gancho o una cuerda.

Cuélguelos boca abajo para que el tallo no se doble por el peso de sus puntas.

Si usted sólo va a secar las cabezas de las flores, póngalas individualmente sobre una pantalla. Los otros requisitos son los mismos.

Los racimos deben estar fuera del alcance de la luz del sol, preferentemente en la oscuridad. Cuanto más expuestas estén las flores al sol, más perderán el color.

No ubique los racimos demasiado cerca uno del otro. Otros factores importantes en el secado de las flores son una buena circulación del aire y la baja humedad.

Los tiempos del secado pueden variar dependiendo del tipo de flor y otras condiciones como la humedad, la temperatura y la circulación del aire. La mayor parte de las flores tardarán entre 10 y 20 días.

Usted sabrá que están secas cuando las vea tiesas y porque los tallos se romperán fácilmente.

Secado con gel de silica

Las flores frágiles y las que tienen mucha humedad, pueden llegar a secarse mejor si se acelera el proceso con un agente secante, como el gel de silica. Este gel suele venir en granos, como la sal marina, y es reutilizable. Si usted lo desea, puede conseguir el gel de silica en cualquier negocio de artesanías.

Utilice un recipiente de plástico poco profundo y hermético, o un recipiente de vidrio. Esparza una capa de aproximadamente 1 cm. del gel de silica por el fondo del recipiente.

Encima de eso, coloque las cabezas de las flores. Luego, suavemente cubra las flores con al menos otro centímetro de gel. Selle el contenedor y déjelo reposar entre 3 y 5 días.

Algunas de las flores que se beneficiarán con el secado con gel de silica son: las anémonas, las margaritas, y las zinnias.

Secado con microondas

Si usted desea acelerar el proceso aún más, podría poner el recipiente con las flores y el gel en el microondas durante unos 3 minutos. Deje que el recipiente se enfríe durante 20 minutos antes de abrirlo.

Verifique que las flores estén completamente secas antes de sacarlas. Las cabezas de las flores secas pueden engancharse con alambre para su uso en arreglos florales.

Mantener la belleza de las flores secas

Una vez que haya completado el proceso de secado, usted puede comenzar a utilizar sus flores en arreglos, coronas de flores y artesanías. Incluso después de terminar el proceso, tiene que seguir manteniendo las flores cubierta de la luz solar, para que conserven su color. También sería recomendable mantenerlas alejadas del calor, para evitar que las flores secas se vuelvan más frágiles.

Al igual que todos los otros adornos que usted tiene en su casa, las flores secas acumulan polvo. Lo más recomendable sería pasarle un plumero, de forma cuidadosa. También puede probar con un secador de con baja intensidad.

Guardar y conservar las flores secas

Si usted quiere almacenar sus flores secas, envuélvalas en papel de diario, para evitar que absorban la humedad del aire. Luego coloque las flores envueltas en una caja, para que no se aplasten por accidente.

Evite guardarlas en sótanos húmedos o en lugares excesivamente secos, como los áticos.

Domina el arte milenario del bonsai en tu propia casa, hoy mismo con el libro "Tu árbol bonsai", que te enseñará las técnicas más avanzadas para cultivar un bonsai

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: