Home > Salud y Bienestar > Nutrición

Dietas

Cómo salir a cenar y no aumentar de peso

Si evitas los restaurantes porque crees que terminarán convirtiéndote en una pelota de fútbol, enplenitud te trae buenas noticias. Éstos son los consejos para comer afuera sin engordar

En los últimos años, salir a cenar se ha convertido en una experiencia más relacionada a la salud. Ahora, ya sea que coman en casa o en su restaurante favorito, le gente quieren una mayor oferta de opciones saludables.  

Por suerte, la industria gastronómica ha sido rápida en reaccionar a esta demanda, de modo que puedes encintrar muchas opciones para “comer saludable” en estos días.  

En principio, éstas son unas guías generales para comer más sano, ya sea en casa o afuera. Es necesario que ingieras una buena cantidad de vegetales, frutas y granos. Elige porciones pequeñas de carne magra, pescado y aves.  

Los alimentos frescos y no elaborados son mejores. Elimina la sal, el azúcar, las grasas saturadas y el alcohol. Bebe mucha agua e incluye en ejercicio diario como una parte importante de tu estilo de vida. 

Siempre es posible comer saludable. En cualquier lugar. Y lo mejor de todo es que con un poco de anticipación y planificación, puedes disfrutar de las más deliciosas comidas con pocas calorías.

La dieta en el restaurante

Éstos son los tips que debes recordar a la hora de ordenar la comida en tu restaurante favorito: 

  1. Si conoces el menú del restaurante al que te diriges, planea lo que vas a pedir con anticipación. Esto te evitará tomar decisiones a último momento, lo que podría resultar en una elección hipercalórica.   
     
  2. Bebe al menos un vaso lleno de agua fría antes de empezar a comer. Esto ayudará al proceso digestivo y, dado que te sentirás saciada más rápido, comerás menos.  
     
  3. No tengas miedo en personalizar el tamaño de las porciones. La mayoría de los restaurantes se ajustarán a tus peticiones. 
     
  4. Ordena primero. De esta forma, te sentirás menos influenciada por las decisiones de tus compañeros. 
     
  5. Si no estás segura de cómo está preparado un platillo, no temas en preguntar. Y si el alimento está cocinado en aceite o manteca, siempre podrás preguntar por la opción “libre de grasa”. 
     
  6. Si todo en el menú es alto en grasas y calorías, pregunta si el chef puede prepararte un plato de frutas frescas y vegetales. Muchos restaurantes ofrecen un menú vegetariano. Si no lo ves en la carta, pregunta por él. 
     
  7. Si ordenas carne o pescado, pide que sea asado o a la plancha, y preparado sin aceite o manteca. Al comerlo, para darle sabor, utiliza limón o hierbas y especias en lugar de sazonar con salsas pesadas. 
     
  8. Ordena un aperitivo y una ensalada como cena. O una sopa y ensalada. De postre, elige una fruta fresca. 
     
  9. A la hora de elegir sopa, recuerda que las que son a base de crema tienen muchas más calorías que las hechas a base de caldo. 
     
  10. Si te decides por una cena completa, comparte la entrada y el postre con tu compañero. 
     
  11. Si decides ordenar pasta, acompáñalas con salsa de tomate que tiene muchas menos calorías que las hechas a base de crema. 
     
  12. Prefiere los grisines al pan. Y si, de todas formas, vas a comer pan, no le pongas manteca. Mantente alejada de los panecillos y los croissants, y elige la harina integral por sobre la blanca. 
     
  13. Opta por los vegetales al vapor en lugar de las papas horneadas u otros almidones. Una vez más, usa limón o hierbas y especias, en lugar de manteca para darles sabor. 
     
  14. Siempre que puedas, imita el estilo de comer de los europeos, y ten tu comida más grande en el almuerzo. No sólo ahorrarás dinero sino que, al mismo tiempo, evitarás calorías. 
     
  15. Tómate el tiempo necesario para disfrutar tus comidas. Siente los sabores y texturas de las comidas y disfruta de tu compañía (siempre que la tengas). Cuando comes despacio, le das al reloj interno de tu cuerpo el tiempo necesario para decir basta. Cuando estés llena, deja de comer. Pide al mesero que retire tu plato, por si acaso cayeras en la tentación de volver a comer mientras esperas que tu compañero termine.  
     
  16. Acompaña las papas al horno con salsa en lugar de crema agria o manteca. No sólo la salsa tiene menos calorías sino que agrega un sabor “picante” a las patatas. 
     
  17. Las salsas y los aderezos siempre a un costado del plato de comida. De esta forma, tienes la posibilidad de controlar la cantidad que consumes. En cuanto a la sazón de las ensaladas, en lugar de vaciar el aderezo sobre la misma, hunde tu tenedor en la salsa y después en la ensalada. Así, conseguirás la misma cantidad de sabor sin todas esas calorías agregadas. 
     
  18. Elige el arroz integral al arroz blanco. Asimismo, el pan integral sobre el pan blanco. No sólo tienen menos calorías, sino que son mejores para todo tu organismo. 
     
  19. Mantente alejado de los “tenedores libres”. En estos lugares, donde puedes comer todo lo que quieras, es muy fácil perder la cuenta de lo que estás comiendo, incluso cuando se trate de ensaladas. Si un tenedor libre es tu única opción, entonces aléjate de las pastas, ensaladas maceradas, quesos, y ensaladas de frutas con crema batida. En cambio, apégate a las sopas, los vegetales al vapor y las frutas frescas. 
     
  20. Toma la sopa en primer lugar. Esto te ayudará a llenarte (con menos calorías que, por ejemplo, un plato de vitel toné). 
     
  21. Si tienes antojo de algo dulce, y no quieres fruta fresca, elije un sorbete. Si no puedes eludir la salsa de chocolate, usa el mismo truco que con el aderezo de ensaladas, es decir, sumerge el tenedor en el chocolate primero y después en el postre. 
     
  22. Comparte el postre con tu acompañante. Te sentirás menos culpable y tendrás que correr la mitad del tiempo en la cinta del gimnasio. 
     
  23. Si vas a ordenar sandwiches, opta por la mostaza en lugar de la mayonesa. Cabe señalar que la mostaza, prácticamente, no tiene calorías. 
     
  24. Si la porción que te sirven es grande, sólo come la mitad. Pregunta si puedes llevar el resto a casa. De esta manera, obtendrás dos comidas al precio de una y cortarás las calorías a la mitad. 
     
  25. Después de comer, sal a dar un paseo. Camina por la playa, el parque o el zoológico. Estarás quemando calorías y haciendo ejercicio al mismo tiempo.

Si quieres conocer las dietas que realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro gratis Adelgazar con salud-Las dietas que funcionan, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

NO SALGO

Por ÑZX


NO SALGO

Por ÑZX


Comida Vegetariana

Por TATIANA CS


geniales

Por ABY60


geniales

Por ABY60


Esos Tips si ayudan

Por NIKITADOS


Mas notas del autor:

La Redacción

¿Él prefiere estar con sus amigos?

 ¿Él prefiere estar con sus amigos?

¿Qué hacer cuando tu pareja prefiera pasar el tiempo con sus amigos...

Quiero reencarnar en una osa

Es un chiste, pero si lo piensas bien...

Láser contra las arrugas

Láser contra las arrugas

El láser es el método más efectivo de todos para eliminar las arrugas, ya que puede lograr que se vea entre 10 a 20 años más joven, y los resultados puede durar hasta 10 años.

OTRAS NOTAS SOBRE

Videos

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: