Home > Familia > Padres e hijos

Actividades con niños

Cómo regalar libros a un niño

El libro que reciba un niño puede incentivarlo al maravilloso hábito de la lectura... o no. Sugerencias para elegir el más conveniente para cada uno.

Regalarle un libro a un niño, puede ser una manera de abrirle la puerta a un mundo de fantasía y emociones, incentivándolo al mismo tiempo a adquirir un muy saludable hábito que lo acompañará, y nutrirá, durante el resto de su vida.

Sin embargo, para estar seguro de lograr estos objetivos, será fundamental hacer una elección acertada, o, en el caso contrario, posiblemente comience a asociar a los libros con la confusión y el aburrimiento.

En este sentido, será muy importante saber qué es lo que puede llegar a provocar un libro en un niño, en las diversas etapas por las que atraviesa.

Comenzar desde temprano

Los niños pueden empezar a entrar en contacto con los libros a partir del mes y medio. Por supuesto, los mismos deberán ser de plástico, (lo cual será lo ideal, pues también serán muy útiles para que los puedan llevar a la bañadera), de tela, o de cartoné, es decir hojas y tapas duras.

En cuento a su contenido, se debe saber que, para este momento, la historia que cuenten no será los más importante. Los mejores son los libros-objeto interactivos, que suelen venir con ventanitas, solapas, y acordeones, así como también con dibujos pequeños y sencillos.

Uno y dos años

Para cuando ya hayan cumplido el año, una de las principales funciones que tendrá el libro será el desarrollo de la motricidad. Por eso, son recomendables los que cuenten con manija, así como también troquelados y apliques de distintos materiales, para que los niños puedan reconocer las texturas.

En cuanto a su contenido, será importante que estos libros ya empiecen a contar historias, aunque sean mínimas, con ilustraciones y un cuidado en el diseño, las imágenes, y los textos que allí se incluyen. Por supuesto, el adulto deberá jugar un rol activo mostrándolo, leyéndolo, y comentándolo.

Tres y cuatro años

A partir de esta edad, es mucho más fácil conseguir libros adecuados, pues las editoriales saben que es en este tiempo cuando muchos padres se deciden a comprar un libro, más allá de que, como vimos, el mes y medio puede ser un buen punto de partida.

En estos casos, se debe tener en cuenta que a los niños ya les encanta que les cuenten, pero también le expliquen, las historias, especialmente antes de dormir, como así también que será muy útil estimular el lenguaje del chico, por lo que será bueno que abunden los dibujos de todo tipo, incluyendo personajes, objetos, y animales.

Cinco y seis años

Ya a los cinco o seis años muchos niños leen con alguna fluidez, por lo que será bueno encontrar los libros que tengan argumentos más ingeniosos y atractivos, -siempre acompañados de bellas imágenes-, aunque también simples y fáciles de entender. Asimismo, las letras deberán ser grandes, y en lo posible mayúsculas.

A partir de los siete años

Luego de cumplir los siete años, gran parte de los niños tendrá la capacidad de efectuar una lectura fluida, sobre todo si se los ha incentivado al hábito de la lectura desde muy chiquitos.

De la misma forma, a medida que cumplan años, sus bibliotecas evolucionarán dependiendo de los tipos de lectura, y otros incentivos, que hayan tenido a lo largo de su vida. Así y todo, una gran cantidad de chicos mayores de diez años suele inclinarse por las historias de terror y leyendas folclóricas antes que por los libros románticos.

Una cuestión de contenido

Finalmente, algunos consejos con respecto a los temas a elegir: 

1.  Terror: Las historias de terror suelen fascinar a los niños, especialmente aquellas relacionadas con cuentos folclóricos y leyendas. Y como las mayoría de las que se incluyen en los cuentos para chicos están muy cuidadas, no se desaconseja adquirirlas. 

2.  Personajes y dibujos animados: Los libros que incluyen a personajes de dibujos animados son textos que suelen carecer de valor literario, y presentan dibujos estereotipados, por lo que los especialistas los desaconsejan. 

3.  Didácticos: Los libros didácticos son útiles, siempre y cuando no sean la única lectura. Los libreros aconsejan elegir los que contienen sencillos experimentos de química y física, juegos sobre escritores, trucos de magia, y crímenes para resolver.    

 

Viviana Vergara

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Viviana Vergara

Cómo fomentar la lectura en los niños

Cómo fomentar la lectura en los niños

La mejor manera de acercar a los hijos a los libros es dando el ejemplo y manifestar interés por la lectura en el hogar. ¿Y qué mejor manera para lograrlo que regalarles un libro para las fiestas?

Respuestas a nuestro test de personalidad

Seleccionamos algunas de las mejores respuestas. ¿Todavía no envió la suya?

Cómo enfrentar la depresión de un adolescente

Cómo enfrentar la depresión de un adolescente

La depresión no es una enfermedad exclusiva de los adultos, y de hecho, los cambios que atraviesan nuestros adolescentes durante esa etapa de la vida los pone en una situación muy vulnerable. En esta nota, claves para enfrentar y superar con éxito esta enfermedad.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: