Home > Tus raices > Genealogía

Historia familiar

Cómo reconstruir la historia familiar con fuentes orales

Los documentos y expedientes genealógicos, son fundamentales para nuestra investigación, pero sin el agregado de los testimonios de fuentes vivas, los resultados carecerán de color y calor. Este artículo ofrece sugerencias para la creación de una historia familiar a partir de fuentes orales, para quienes estén interesados en un proyecto similar para sus propias familias.

Este tipo de investigación es muy importante, pues va más allá de buscar un dato genealógico o la reproducción de una partida de matrimonio o de defunción. Mientras que esto último puede ser más burocrático, preservar cosas intangibles tales como el orgullo de la herencia de la familia, así como los recuerdos e historias personales, ilustraciones, canciones, y recetas, es mucho más dificultoso.

Esta labor puede ser muy atractiva, puede engendrar más interés y estimular la investigación (quizás más académica) de otros miembros de la familia.

Su primer paso debe ser hacer una lista completa de los nombres y de las direcciones de todos los miembros familiares que usted puede encontrar.

Envíe a cada persona un formulario que solicite sus datos biográficos básicos, información sobre sus familiares fallecidos (tanto del viejo país como del nuevo país), recuerdos, y cualquier otra cosa que quisieran compartir (esta última categoría puede darnos muchas sorpresas, tales como viejas fotografías, tarjetas que llevan fechas de nacimiento o defunción, cartas, recortes del periódico, y postales).

Prometa devolver todos estos objetos tal como los ha recibido. Pida nombres y direcciones adicionales de miembros de la familia que usted también podría llegar a entrevistar. Además, fíjeles un plazo, no muy amplio, para que sepan cuando volverán a tener su material.

Mientras espera las respuestas, busque en su propia memoria. Anote toda la información y noticias que recibió de su tía o abuelo hace varios años. Mire a través de sus viejas cartas, libros de recuerdos, álbumes de foto, libros de nacimiento, y tarjetas de Navidad.

Usted tendrá más adelante la oportunidad de comparar sus recuerdos con la información recibida (con lo cual puede corroborarla) de otros miembros de su familia. También, intente escribir algo usted mismo. Consulte con alguna persona que sepa sobre escritura.

Planifique también la organización y el contenido, que serán en su mayor parte dirigidos por la información que usted reciba. Podría seguir un formato similar al siguiente:

1. Incluya un prefacio, que explicite porqué usted piensa que este proyecto es importante. Este es un buen lugar para agradecer a los miembros de su familia que han cooperado con su investigación.

2. También puede ser muy provechoso incluir un índice. No se olvide de numerar claramente todas las páginas.

3. Dedique una sección a la aldea o ciudad especifica de la cual su provino su familia. Aquí se pueden incluir las correspondencias.

4. La siguiente sección registrará los hechos acontecidos en la familia. Éste es el lugar para las biografías de los antepasados, aunque estén incompletas. Usted debe incluir, sin ningún lugar a dudas, un árbol genealógico; Podría poner una página desplegable para esto (lo cual toma mucho paciencia, tiempo, y habilidades de diseño gráfico) que contenga por lo menos 200 personas y atraviese 160 años, con toda la información derivada de sus entrevistas.

5. Una parte importante de su trabajo, será recoger e incluir historias y recuerdos personales de los miembros de su familia. Se puede contratar a un corrector para darles el toque final. También, sea objetivo y procure dar un "espacio equitativo" a todos los que le respondieron.

6. Las descripciones de los actuales miembros de su familia, son antecedentes para los familiares del mañana. Incluya información biográfica, las actividades que le gustaban hacer a la familia, sus trabajos, sus trabajos voluntarios, e información sobre el nacimiento de hijos o nietos cuando sea apropiada.

7. La sección de fotografías, es el corazón del libro. Ordénelas según la ascendencia familia o las generaciones. Cada fotografía se debe subtitular claramente con nombre, lugar, y fecha.

8. Aunque los genealogistas más tradicionales podrán no estar de acuerdo, se sugiere la inclusión de recetas de la familia. ¿Hay algo mejor para preservar el recuerdo de su abuelita que sus atesoradas recetas para hacer "pierogi" o "bigos"? Asegúrese, sin embargo, de darle también crédito a quines se las pasaron; tales cosas pueden ser importantes.

9. La sección final debe ser una posdata o un resumen. Registre las sensaciones colectivas de su familia, así como su sentido de pertenencia, para las futuras generaciones.

Naturalmente, para el momento en que usted haya planeado lo antedicho, sus respuestas ya habrán llegado. No se abrume; nadie le está diciendo que tiene que acabar su proyecto este mes o este año. Comience a armar todas las piezas que ha recabado y a resolver cualquier problema que le surja antes de que comience su compilación formalmente.

Puede ser que se confunda cuando sus familiares le hablan de la "tía Ana", por que hay dos "tías Ana". También puede ser que destape algunos enconos pasados, y note contradicciones cuando dos familiares enemistados le dan la información. Leer y releer sus respuestas también ayudará a darle una "sensación" de que como y qué pensaban los miembros difuntos de la familia. Esto le ayudará para conformar todas sus anotaciones.

Cuando le lleguen las fotografías prestadas, puede ser muy divertido encontrar fotos en las que aparecía usted cuando era chico o algún familiar que del cual usted nunca supo de su existencia. Haga reproducciones de las fotos más interesantes, tanto para sí mismo como para otros parientes.

Las ampliaciones son una excelente forma de maximizar el valor de estas fotos. Haga esto cuanto antes; una vez que las fotos sean devueltas a sus propietarios, puede que nunca vuelva a verlas otra vez.

Debemos decir que, a pesar de sus mejores intenciones, algunos miembros de su familia pueden no querer responderle con todo detalle o ser hostil hacia sus esfuerzos.

Es un riesgo inherente a cualquier esfuerzo que se haga para conocer antecedentes familiares, ya que pueden volver recuerdos desagradables o dolorosos. Otros familiares, sin embargo, estarán encantados de sus esfuerzos y le proveerán de mucha ayuda, incluso inesperada.

Éstas son las personas que usted tendrá como referencia para consultar por cualquier discrepancia, ideas adicionales, o algo novedoso que le surja. Puede también tener la agradable experiencia de oír, y de familiarizarse con parientes que usted nunca ha conocido. Todo esto, no tiene desperdicio.

Ahora el libro se escribirá entre todos. Deje a algunas personas repasarlo y hacer comentarios al respecto. Usted puede encontrar que sus familiares y amigos lo encuentran tan fascinante como le parece a usted.

La siguiente tarea será imprimirlo y distribución. Para las personas que tengan una computadora, podrá enviárselo por mail o en disquete. Para los demás, deberá hacer copias en papel con su impresora aunque estas impresiones pueden ser extremadamente costosa.

Al enviar el libro a los miembros de su familia, puede ser que desee agregar un "gracias a" a todos los que participaron con sus fuentes. Ésta es también la oportunidad ideal para devolver las fotografías y otros ítem que le fueron prestados. Después de algunas semanas, las respuestas que recibirá, le convencerán aún más de que su esfuerzo entero valió totalmente la pena.

Si alguna información le llega demasiado tarde para ser incluida en el libro, guárdela por separado. También haga un apartado para guardar cualquier información novedosa relacionada con su familia (como nacimientos, fallecimientos, bodas, etc.) en los próximos años, ya que usted deseará poner al día su proyecto de una forma periódica.

Y, finalmente, si está considerando la compilación de tal libro sobre la historia familiar, hágala ahora mismo. Las memorias se descoloran, la gente se muere, y una vez que estos familiares se vayan, los hechos no escritos sobre su orgullosa herencia familiar se irá para siempre.

 

 

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Mario Casale

Mi familia no acepta a mi pareja

Mi familia no acepta a mi pareja

El novio/a de los hijos puede instalar la desarmonía en la familia si no cumple con todas las expectativas deseadas. ¿Es posible encontrar un equilibrio y potenciar el respeto y la aceptación?

Haga de las reuniones familiares momentos inolvidables.

Haga de las reuniones familiares momentos inolvidables.

En tiempos en que las reuniones familiares se han acortado y las conversaciones simplificado hasta el monosílabo, los momentos de estar juntos deben ser más especiales, no sólo en días festivos, sino lo más cotidianamente posible.

¡Escucha a tus hijos!

¡Escucha a tus hijos!

Si fuimos creados con 2 oídos y una boca, es porque debemos escuchar el doble de lo que decimos…

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: