Home > Vida cotidiana > Jardín

Jardinería y Cuidado de las plantas

Cómo realizar injertos en las plantas

Te enseñamos las bases de los injertos en las plantas, para crear tu árbol soñado

El injerto es la acción de unir la rama de un árbol con el tronco de otro árbol para reproducir, mejorar y conservar las especies.

El árbol que está sembrado o firme en la tierra se denomina patrón o pie
, esta parte del injerto proporciona el agua y las sales minerales que toma de la tierra: sistema radicular. La otra parte del injerto es la rama o yema que se une a través de un corte al patrón, con la ayuda de una estaca para sostenerlo firme.





Las técnicas de multiplicación de ciertas especies de plantas tanto en la agricultura como en la jardinería se han revolucionado con el sistema de injertos, que permite mejorar la calidad y rendimiento de los cultivos y favorece la creatividad al permitir obtener distintos frutos derivados de los injertos.

Para obtener un injerto exitoso es indispensable que los dos árboles o flores que participarán en la unión se encuentren saludables y que ambas ambas partes tengan un contacto profundo, es decir, que las partes internas o vasculares de ambas plantas se unan para que los conductores de la savia se mezclen.

El buen resultado del injerto depende de las similitudes de ambas especies. En la medida que los árboles o flores pertenezcan a la misma familia, especie y variedad, mayores serán las posibilidades de éxito.

Tipos de Injerto

Injerto por Aproximación

Hacer una incisión en cada una de las partes, que debe ser lisa y bien profunda para que los tejidos interiores de ambas plantas entren en contacto directo.

Es importante que los tejidos vasculares, que son los vasos conductores de la savia, se mezclen o entrelacen, ambas partes deben quedar unidas, incisión contra incisión y atadas firmemente.

Injerto de Púa

En este caso, se debe cortar la parte que está sembrada o la que denominan patrón en sentido horizontal. Así, el tronco quedará con una superficie plana en la que se hará un hoyo donde entrará la rama proveniente de la otra planta.

Debe colocarse de manera vertical, ensartando una especie de estaca en la parte plana del tronco patrón
, esta técnica se utiliza habitualmente para los árboles frutales.

Injerto de Escudete





Esta técnica se practica cuando se introduce o inserta la parte de un árbol denominada yema
, en el tallo o tronco del árbol patrón.

Debe hacerse una incisión en forma de T en el tronco del árbol patrón, donde se insertará la yema del otro árbol. Es importante que quede firmemente atado para que el injerto sea exitoso, es necesario también cortar el árbol patrón un par de centímetros por encima de donde se realizó el injerto.

Injerto de Corteza

Con este tipo de injerto, la madera del patrón no se parte o corta. Solamente se levanta la corteza, permitiendo que las capas de cambium (capa de células del tejido vascular) del patrón y el injerto entren en contacto.

Un injerto de corteza se puede hacer exitosamente solamente después de que el cambium está activo en la primavera, permitiendo que la corteza se levante o resbale fácilmente, esto es usualmente cerca de mediados de Mayo.

Según los especialistas, con los injertos siempre se busca un punto específico para lograr una mejora del árbol, independientemente de la técnica aplicada.

Es fundamental que el árbol patrón que se elija como base o pie
, tenga raíces fuertes para sostener la nueva especie que se generará a partir del injerto.

Aprende a cultivar tu propia huerta orgánica. Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Huerta y jardinería orgánica haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: