Home > > Internet para todos

Informática fácil

Cómo mejorar la calidad de un video

Te enseñamos paso a paso a convertir vídeos de mala calidad a otros formatos de archivos de calidad profesional

Internet está lleno de vídeos que han sido mal convertidos, y que por eso se ven y escuchan horrible. En los días de las conexiones de 56K con acceso telefónico, incluso los más nerds pueden haber tenido una excusa para subir esta clase de videos, pero esa etapa se ha ido para siempre.

Hoy en día, cualquier persona con un conocimiento básico del streaming de vídeo puede conocer la terminología y las características de los distintos formatos de archivos para crear videos de calidad profesional.

Ya sea que usted necesite convertir un video grabado con su teléfono celular a formato AVI antes de subirlo a YouTube o pasarlo a formato MPEG-2 para poder almacenarlo fácilmente en su PC, usted debería seguir estos simples consejos para convertir videos.

1. Comprender los fundamentos de los videos digitales

Usted no tiene que ser un prodigio de las artes audio-visuales para hacer conversiones de alta calidad de videos, pero va a tener menos problemas y va a poder terminar el proceso más rápido si posee un mínimo conocimiento sobre vídeos digitales antes de empezar.

Al igual que su predecesor analógico, el video digital da la ilusión de movimiento debido a que su frecuencia de "cuadros por segundo", generalmente 24 FPS, es más veloz que los casi 16 cuadros por segundo que tiene la "frecuencia de actualización" del ojo humano. Cada imagen estática se denomina "mapa de bits ortogonal", y utiliza un número fijo de píxeles de colores para crear imágenes reconocibles. Otros términos importantes de los vídeos digitales son:

• Profundidad de color: la calidad del video depende en gran medida de la "profundidad de color", que describe el número de variaciones de colores que soporta el video.

• Tasa de bits: la profundidad de color, a su vez, depende de la tasa de bits del vídeo. Los vídeos con altas tasas de bits contienen más información, lo que aumenta su calidad y su nitidez.

• Transcodificación: este es el "término de la industria" en el proceso de conversión de vídeos digitales hacia otros formatos de archivos.


2. Utilice un conversor de vídeo gratuito para los trabajos más fáciles



La proliferación de las aplicaciones gratuitas y aplicaciones para celulares han fortalecido la industria de los videos amateurs hacia niveles que hubieran sido insospechados una o dos décadas atrás.

Con la ayuda de ciertos sitios web y de bloggers con demasiado tiempo libre, usted podrá encontrar docenas de programas de conversión de vídeos en internet sin demasiado esfuerzo.

Estos productos son más o menos intercambiables, aunque los transcodificadores amateurs suelen funcionar mejor con uno o dos programas en particular.

El gran número de aplicaciones gratuitas capaces de realizar conversiones de vídeo de alta calidad sugiere que las barreras del espacio de entrada prácticamente han desaparecido.

3. Saber cuándo utilizar una tasa de bits constante

Antes de comenzar el proceso de conversión de vídeos, determine cómo va a utilizar el archivo que usted ha convertido. Si usted planea hacer un streaming con el vídeo, tendrá que crear una versión con la mayor calidad posible para maximizar la fluidez y la calidad de la imagen.

A pesar de que le llevará un poco más de tiempo poder completar la conversión, puede optar por codificar sus vídeos de streaming y sus presentaciones de calidad profesional con una elevada tasa constante de bits o CBR.

Sin embargo, su excesivo tamaño hace que el CBR no resulte óptimo para los formatos de almacenamiento de vídeo.

Si usted está pensando en almacenar y compartir su vídeo, utilice una velocidad de bits variable. La VBR, como se la conoce, reduce considerablemente el tamaño de los archivos reduciendo drásticamente la cantidad de espacio de almacenamiento reservado para los segmentos menos ocupados del video, y subiendo la tasa de bits únicamente cuando la cantidad de datos así lo requiera.

4. Utilice formatos que no generen pérdidas

Debido a que por lo general implica la compresión de un archivo de vídeo para que quepa en un espacio de almacenamiento limitado, el proceso de transcodificación tienden a generar "pérdidas".

Esto significa que cada copia sucesiva del vídeo contiene menos bits que su predecesora, con consecuencias negativas evidentes sobre la calidad del vídeo.

Es posible minimizar o eliminar la pérdida de datos durante la conversión con ciertos métodos de compresión, o codecs, que permiten optimizar las transferencias de datos entre la versión original y sus copias.

Los codecs que no generan pérdidas más apropiados para su uso profesional son el PNG y el ffv1. Si usted es nuevo en esto de la conversión de vídeos, le convendría elegir una opción más fácil de usar como el Freemake Video Converter. Como su nombre lo indica, sus creadores no cobran por usar este programa.

Con tantos formatos diferentes de archivos, y tanta variedad de herramientas de conversión y términos que hay que recordar, el mundo de la conversión de vídeos puede parecer un poco complicado.

No piense demasiado: con decenas de codecs gratuitos y con muchos consejos disponibles en internet para solucionar los distintos problemas que pudieran surgir, usted notará que es realmente fácil reproducir vídeos de alta calidad para transmitir o para almacenar en su computadora.

Si deseas transformarte en un experto en computadoras y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos, te sugerimos el curso "Como aprender a diagnosticar y reparar PC''s y Laptops" que encontrarás haciendo
clic aquí

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: