Home > Tiempo libre > Hobbies

Artesanías y manualidades

Cómo hacer una tarjeta de vacaciones

Aprende a confeccionar una tarjeta de felices vacaciones y demuestra a tus amigos cuán presentes los tienes

Miras por la ventana y solo ves lluvia, viento, y hasta nieve. Faltan unos pocos días para que salgas de vacaciones, y deseas fervientemente poder reponer las energías gastadas durante todo el año.

¿Qué podría ser mejor, en un día como este, que abrir tu buzón y encontrar que uno de tus mejores amigos te ha envidado una tarjeta de vacaciones personalizada y hecha a mano?

Puede ser difícil encontrar el tiempo para hacer nuestra propia tarjeta de vacaciones durante estos tiempos alocados y frenéticos, pero bien vale la pena hacernos un espacio si pensamos en la sonrisa que generará tu carta en la persona que la reciba. 

Tarjeta de felices vacaciones, paso a paso 

  • ¿Quieres usar una foto?

Las tarjetas o postales son una forma fácil y divertida de hacer que las personalidades de tu familia brillen.

Ya sea que elijas usar un retrato de estudio formal o que optes por una foto tomada en las últimas vacaciones, existe un estilo de tarjeta que se adapte a todos los gustos. 

·         Fotografía de estudio

Existen estudios fotográficos en casi todos los grandes centros comerciales Asimismo, existen cadenas fotográficas independientes en cualquier ciudad del mundo.

Una vez que tu sesión de fotos haya terminado, puedes elegir qué fotos te gustaría usar para tus tarjetas de vacaciones.

Algunos estudios ofrecen la posibilidad de imprimirlas en el lugar y en el momento, lo que significa que te tomarán las fotos y te las llevarás en el mismo día.
 

·         Hacer tarjetas de fotos instantáneas

Si tienes una cámara digital, es relativamente simple elegir la fotografía adecuada para una tarjeta de vacaciones, y luego subirla a un Web site, como Shutterfly o Snapfish.

Estos sitios Web ofrecen una amplia variedad de fondos para aplicar a las tarjetas, y son relativamente económicos. Si no tienes una cámara digital, aún así puedes crear tu tarjeta de vacaciones usando una foto que hayas tomado.

La mayoría de las tiendas ofrecen procesamiento de películas por lo que puedes transformar tus videos en imágenes. 

·         Tarjetas sin fotos

Si decides no usar una foto en tu tarjeta de vacaciones, aún tendrás un montón de opciones de entre las cuales elegir. Puedes dirigirte a tu computadora y visitar un sitio Web, como Design Crafters, y diseñar tu propia tarjeta.  

Puedes también hacer tus propias tarjetas usando un programa en tu computadora, como el Microsoft Publisher y Hallmark Card Studio, o usando cartulina y una variedad de elementos embellecedores —como brillantina y lazos—. 

La fabricación de tarjetas se está convirtiendo en una manualidad cada vez más popular, y casi cualquier tienda tiene los implementos necesarios para practicarla.

Siéntete libre de experimentar —con un poco de brillantina, lentejuelas, abalorios, papel de aluminio, y stickers—. Después de todo, qué mejor momento para sobrepasar tus límites que las vacaciones.
 

  • ¿Quieres personalizar tus tarjetas?

    Algunas personas prefieren tener el saludo de vacaciones y el nombre impresos en la tarjeta para ahorrar tiempo. Esto puede dar un aire de mayor profesionalismo a tu tarjeta, lo que es particularmente bueno si la estás enviando a personas que forman parte de tu ámbito laboral.

    Sin embargo, hay quienes creen que las firmas impresas son frías e impersonales, por lo que sería conveniente que, al menos, cada tarjeta lleve tu firma de puño y letra. La opción depende de ti y de tus preferencias —y de cuántas tarjetas debas enviar—.
     
  • ¿Quieres una carta simple o desplegable?

Si piensas adjuntar una carta a tu tarjeta, entonces sería conveniente que la tarjeta sea simple, dado que éstas, típicamente, son enviadas en sobres del mismo tamaño que las cartas.

Asimismo, las cartas simples son más baratas que las desplegables. Por otra parte, si piensas escribir tus saludos sobre la misma tarjeta, podría ser aconsejable recurrir a una doble o desplegable, que presenta mucho más espacio para escribir.
 

Crear tu propia tarjeta de vacaciones es una excelente forma de expresar tu creatividad y celebrar la temporada en una forma propia y personal. Expermienta con distintos diseños para determinar cuáles son los que más te gustan.

Luego, despacha las cartas y siéntente seguro de que tus amigos las encontrarán deliciosas. Si tu mejor amigo se va de viaje a las pirámides de Egipto, ¿no crees que se merece una sorpresa especial?
 

Consejos útiles para tus tarjetas de felices vacaciones 

  • Si vas a crear tus propias tarjetas, procura hacerlas en un tamaño estándar, de modo que no tengas dificultades para encontrar sobres 

  • Si planeas hacer tu propio diseño de tarjeta, los recortes de revistas pueden ser una fuente valiosa de ideas

¿Quieres aprender a reciclar y fabricar papel artesanal con tus propias manos?
 Inscríbete ahora en nuestro curso gratis haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

¿Se pueden tener tortugas como mascota?: video exclusivo

Te respondemos a esta y otras dudas sobre las tortugas, en una entrevista exclusiva con una nuestra especialista…

Requisitos para hacer una residencia médica en los Estados Unidos

Y consejos prácticos para encontrar el programa más adecuado para usted

El café con leche más sano del mundo

¿Sabes cuál es la leche más saludable? ¿La querrías en tu café?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Postales:

Postales de vida

Hubo un tiempo en que la gente utilizaba las postales al igual que nosotros usamos el e-mail, es decir, para realiz

 

La primera postal fue introducida en Austria, en 1869, por el Dr. Emanuel Hermann. En una de sus caras, tenía un espacio para redactar un mensaje, mientras que en el otro, había un lugar para inscribir la dirección.

 Sin dudas, eran mucho más prácticas que la carta, ya que no requerían sobres, su franqueo era más barato, y brindaban la oportunidad de mostrar el lugar en el que se estaba residiendo o visitando. Para 1900, las postales ya se contaban por miles, y no había persona que no tenga una colección de ellas.

La evolución de las postales

 Al analizar la evolución de las postales, se pueden descubrir 7 etapas diferentes

 1. La era pionera, 1893-1898: Para 1893, las postales empezaron a comercializarse en Estados Unidos, más precisamente en la Columbia Exposition Chicago, y rápidamente se propagaron por toda América. Estas postales, que suelen aparecer con las estampillas de los presidentes de aquel entonces, se dividían en tres categorías: “Souvenir Card”, para entregar como obsequio, y “Mail Card” para enviar cualquier tipo de mensaje.

2. La era de las postales privadas, 1898, 1901: Se empezó a oficializar en toda América el permiso para imprimir postales con sello postal propio. Estas postales solían tener la inscripción “Private Mailing Card” o “Tarjetas de Correo Privadas”.

 3. La era del mensaje delantero, 1901, 1907: Por esos años, se comenzó a utilizar una postal que poseía un espacio a la izquierda del frente para escribir el mensaje, y otro detrás, solo para incluir la dirección.

 4. La era de la dirección y el mensaje trasero, 1907, 1915: Aquí, ya se podía incluir el nombre y la dirección en el reverso del cartón.

 5. La era del borde blanco, 1915, 1930: Para ese entonces, comenzaron a importarse postales de Alemania, que por su baja calidad, eran retocadas en los Estados Unidos.

 6. La era de las “económicas”, 1930, 1945: Durante ese lapso, se empezaron a masificar por su bajo precio.

 7. La era del fotocromo, 1939 al presente: parecidas a como las conocemos ahora, con mucho color y brillo. Se comenzaron a utilizar para hacer propagandas de hoteles, moteles, motos, automóviles, o negocios, y se empezaron a entregar gratuitamente en estaciones de servicios, restaurantes, hoteles, teatros, y estadios.

Esta masificación en el uso de las postales, produjo que casi todas las personas enviaran o recibieran alguna, por lo que en la actualidad, a través de ellas, se pueden rastrear muchos vínculos familiares.

 Introduciéndose en las postales

Tomas Glus, un empresario de Estados Unidos, no estaba tan interesado en sus raíces genealógicas, puesto que no tenía familiares perdidos, como sí en conocer en el pueblo donde ellos habían vivido. Esto pudo ser resuelto por una postal enviada por su abuelo, que tenía inscripta la frase “esta es mi ciudad” en el frente, en donde se podía observar una estación con el nombre de la ciudad.

 Es que en ese entonces, era muy común que las postales posean la fotografía de las estaciones de tren, de las escuelas, parroquias, calles, negocios, u otras instituciones.

De hecho, es muy posible que se sorprenda de la gran cantidad de postales que había sobre su pueblo o ciudad, sobre a partir de 1900, cuando se masificó la fotografía, mostrando inclusive sus rincones más escondidos. Esas postales, se pueden comprar hoy en día por pocos centavos.

 Las postales suelen ser entonces una excelente manera de ver el paso del tiempo, comparando la fotografía del lugar tomado décadas atrás, con ese mismo sitio en la actualidad.

Familia y amigos

Las postales también le permiten identificar a miembros de la familia y amigos. Son varios los casos de personas que tuvieron en sus manos postales firmadas con el nombre y apellidos de quienes las enviaban, y que luego se comunicaron con personas que poseían ese mismo apellido en la guía telefónica, ofreciéndoselas así a quienes deseaban tener objetos de sus antepasados. También, pueden ser recontactados familiares de amigos de nuestros ancestros, o parte de su familia política, ya que los nombres y apellidos de los parientes de estas personas, figuraban en alguna de nuestras postales.

Encontrando postales

El primer lugar para encontrar postales es en las cajas de fotografías y/o cartas que guardamos en nuestros roperos. Pero además, y por unos pocos centavos, podemos conseguirlas en las casas de antigüedades, ferias, puestos de venta de revistas y libros usados, e internet.

 Los investigadores afirman que no es muy difícil conseguir postales usadas, y tampoco dar con la de un familiar si es que ésta todavía existe, ya que la red de ventas es relativamente pequeña, y un vendedor suele contactar, en caso de no poseer lo que se busca, con otro vendedor.

 Muchas personas evalúan las postales por el estado en que se encuentran. Pero nosotros pensamos que las mejores son aquellas que tienen inscriptos mensajes, ya que tienen más vida, son más interesantes, cuestan menos, y pueden otorgarnos mucha información. Por lo tanto, revise su alrededor y fíjese que postales puede encontrar... para ilustrar su pasado.

Para buscar en internet

En internet, existe una gran cantidad de sitios (en inglés) destinados a las postales:

Internet Postcards and Collectibles Club: www.web-pac.com/mall/club/default.htm

Jim Mehrer´s Postal History: www.postal-history.com

Metropolitan Postcard Collectors Club: www.metropc.org

Postcard International: www.vinagepostcards.com

Web-Pac Antiguedades, Postales, Autógrafos, estampillas, y todo lo relacionado al correo: www.web-pac.com/mall/


 

 

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: