Home > Vida cotidiana > Mascotas

Perros

Cómo entrenar a su perro para que tenga su propio espacio

Sepa cómo hacer para que su perro mejore el comportamiento, se mantenga tranquilo, y haga sus necesidades donde usted le indique.

Pagina nueva 1

Este entrenamiento se basa sobre los instintos que los perros han desarrollado a lo largo de los siglos. Los perros son animales que buscan una guarida, un lugar seguro, limpio, oscuro donde puedan sentirse cómodos y a salvo. El entrenamiento utiliza este llamado de la naturaleza para enseñar a los perros el comportamiento debido en la casa, para que defiendan su espacio y el de su dueño y para brindar al animal un lugar donde pueda refugiarse del estresante mundo de la ciudad. Debe recordar que un entrenamiento nunca debe ser usado como una forma de castigo. 

Cucha, perro 

La cucha debe ser esa guarida que su perro busca de forma instintiva. Es el lugar seguro para su perro cuando usted no puede estar ahí para cuidarlo. Una vez que logre acostumbrar a su perro a su nueva guarida, se sentirá a gusto entre sus paredes. La cucha debe ser el lugar donde su perro busque refugio de una situación que pueda estresarlo, como puede ser la visita d desconocidos, mucha actividad dentro de la casa, o ruidos extraños. Cuando el perro se encuentre en la guarida no debe ser molestado. Ése es su espacio privado y se lo debe respetar como tal. 

Este entrenamiento es ideal para aquellos perros que tienen problemas de comportamiento, que tienen dueños muy ocupados o para los cachorros que aún no han logrado aprender a controlar dónde y cuándo hacer sus necesidades. 

Cómo empezar el entrenamiento 

Cualquier perro puede ser entrenado, la única diferencia será el tiempo que le lleve aprender. El primer paso será mostrar a la cucha como un lugar donde un perro quiera pasar mucho tiempo. Es algo que le tomará tiempo y paciencia. Deberá comenzar a relacionar a la cucha con los reconocimientos y regalos. Recuerde que tiene que hacer de la cucha un lugar agradable: si a usted no le gusta, a su perro tampoco le gustará. Y lo primero que hay que considerar al respecto es que sea del tamaño adecuado. 

1.      No hay nada que temer

Quite la puerta de la cucha y ubíquela donde su perro pueda investigarla cuantas veces, cuando y como quiera. Tal vez, si su perro prefiere los lugares abiertos, pueda quitarle el techo que por lo general son de plástico o madera y fácilmente desmontables.

Si no demuestra interés por la cucha, lo que puede hacer es dejar sus juguetes preferidos adentro. Si esto no funcione, compre golosinas y arrójelas al interior. En última instancia, si su perro aún no se ha siquiera fijado en su nueva casa, deberá entrar usted en ella.

Una vez que la haya visitado algunas veces, es tiempo de dejarle la comida en la cucha. Deje la mitad del recipiente dentro y la mitad fuera. Cada vez que su perro pase unos minutos dentro, muéstrele reconocimiento, felicítelo. En algún momento deberá decidir que es tiempo de dar el primer gran paso: cerrar la puerta. Debe ser cuando su perro esté relajado y cómodo en su nueva casa. 

2.      Cerrar la puerta

Es momento de cerrar la puerta y dejar a su perro dentro. Debe hacerlo con decisión. Cuando su perro vaya a comer a su cucha usted deberá ir y cerrar la puerta. Puede quedarse junto a la cucha o alejarse unos metros pero manténgase lo suficientemente cerca como para poder oírlo. Si empieza a llorar no la deje salir. Espere a que su perro se calme. Sólo entonces abra la puerta y deje que ella decida si quiere quedarse o irse. Si la deja salir antes su perro verá la cucha como un castigo en lugar de sentirla como su hogar. Realice este procedimiento a lo largo de cinco días una semana. 

3.      Las primeras noches 

Debe ser paciente y duro con su perro. Tenga en cuenta que va a quejarse y llorar y que usted deberá resistir a la tentación de abrir la puerta.

Si hace poco que ha adoptado a su perro o si es un cahorro, antes de llevarlo a su cucha es mejor agotarlo físicamente. Juegue con él durante un tiempo, hasta que se canse, y asegúrese de que haya hecho sus necesidades antes de llevarlo a su casa.

Para los perros que ya son adultos, lo más recomendable es conseguir un juguete nuevo que usted sepa que le va a gustar y dejarlo siempre en su cucha. En el caso de los cahorros es mejor colocar una remera que haya sido usada hace poco pero que no haya sido lavada. Elija la que sea su favorita y tenga en cuenta de que no volverá a verla, al menos no en una sola pieza. Lo importante es crear la relación entre la cucha y las cosas de las que su perro disfruta.

Si su perro aún es cachorro, deje la cucha cerca de su cama y si comienza a llorar acerque su mano a la puerta de modo que pueda olerla. Pero no la abra, aunque llore y se queje. Si no se calma luego de un tiempo, ábrale la puerta. Usted sabrá decidir cuándo su perro debe salir a hacer sus necesidades y a reconfortarse husmeando por la casa. No juegue con él ni lo acaricie demasiado. Sólo las necesidades y de vuelta a la cucha. De ser necesario, ponga un despertador a mitad de la noche de modo que pueda sacarlo a hacer sus necesidades. Con el tiempo su perro aprenderá y ya no tendrá que tener estas atenciones.

 

Marisa Lohrsteijn

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Cucha con puerta?

Por RIZOSDEORO 04


Mas notas del autor:

Marisa Lohrsteijn

Adiestramiento con clicker

Adiestramiento con clicker

¿Conoces el método de adiestramiento con cliker, el más popular en la actualidad entre los adiestradores profesionales de perros?

Cómo hacer galletas caseras para perros y gatos

Cómo hacer galletas caseras para perros y gatos

Propuestas saludables para que tu mascota disfrute de las delicias de la cocina casera

Parques caninos

Parques caninos

Los parques caninos son espacios verdes especialmente reservados para que los perros puedan correr y jugar solos o con otros perros. Son sitios seguros y aunque existen muy pocos es una tendencia que está en aumento...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: