Home > Familia > Padres e hijos

Cómo ayudar a nuestros hijos

Cómo enfrentar la depresión de un adolescente

La depresión no es una enfermedad exclusiva de los adultos, y de hecho, los cambios que atraviesan nuestros adolescentes durante esa etapa de la vida los pone en una situación muy vulnerable. En esta nota, claves para enfrentar y superar con éxito esta enfermedad.

Como sabemos, todas las personas, incluso los chicos, padecen de vez en cuando períodos de tristeza o infelicidad.

Sin embargo, si estas experiencias son lo bastante severas o duraderas en el tiempo como para causar problemas en las actividades normales, se podría considerar que el problema es algo más que un simple período de nostalgia o sentimientos confundidos, y que se podría estar atravesando una depresión clínica.

 La depresión tiene cura, pero puede tener consecuencias severas si no se trata correctamente y a tiempo. En el caso de los niños o adolescentes, repercutirá fuertemente en su rendimiento en la escuela, en la participación de actividades que ellos disfrutaron previamente, y en el tiempo pasado con sus amigos y familia.

Y cuanto más se retiran y ausentan de las actividades sociales, sus profesores, amigos, o familia misma pueden comenzar a decirles que algo anda mal en ellos, que son vagos o aún locos.

Como resultado de estos comentarios, la autoestima del adolescente puede disminuir aún más, lo que conforma un circulo vicioso del que les es muy difícil salir. En los casos más severos de depresión, los jóvenes pueden comenzar a pensar en el suicidio.

Sabiendo si su hijo adolescente está deprimido

 Si su adolescente se encuentra deprimido, probablemente exhibirá dos o más de los siguientes síntomas, durante dos semanas consecutivas. Éstos deben ser comportamientos que no exhibían normalmente, es decir debe poder observarse un cambio en su comportamiento:

  • Ha mostrado cambios en su rendimiento en la escuela

  • Tiene dificultades para concentrarse

  • Se irrita o enoja fácilmente

  • Se muestra persistentemente triste o infeliz

  • Ha mostrado cambios en sus hábitos de comer y dormir

  • Se retira y ausenta de actividades y personas con las que solía disfrutar previamente

  • Exhibe una culpabilidad o ansiedad excesiva

  • Se queja de dolores y molestias físicas

  • Tienen comportamientos agresivos, impulsivos o muy arriesgados 

  • Habla de la muerte o del suicidio

Causas de la depresión adolescente

La comunidad médica aún no está segura de cuales son los factores que provocan la depresión, ya que las razones que causan esta enfermedad son muy variadas, y pueden ser diferentes para cada persona. En los adolescentes, la misma podría ser causada por el estrés en la escuela o sus relaciones con sus pares.

Algunos adolescentes se deprimen cuando entran a la pubertad, debido a sus dificultades para asimilar el cambio de sus cuerpos. Un hecho para destacar es que cerca de los 14 años, las chicas adolescentes tienen el doble de probabilidades que los chicos adolescentes de sufrir depresión.

Tomando medidas frente a la presunción de un adolescente deprimido 

 Si su hijo exhibe síntomas de depresión por más de dos semanas, debería buscar ayuda terapéutica. Su medico pediatra podrá ser una buena persona para comenzar con las consultas.

Probablemente hará algunas evaluaciones para confirmar que los síntomas no están causados por una enfermedad orgánica o una infección. Si su pediatra piensa que los síntomas son bastante importantes, podría derivar a su hijo adolescente a una terapia psicoanalítica o psiquiátrica.

Si usted nunca ha tenido relación con médicos o terapias de salud mental, posiblemente podrá ser algo aprensivo hacia las mismas.

Sin embargo, debe saber que los tiempos han cambiado, y en la actualidad, buscar la ayuda de un psicólogo, psicoanalista, o psiquiatra, no significa que su adolescente esté loco o que usted sea un mal padre. Tampoco significa que su hijo deberá atravesar años en terapia. Cuanto más pronto la depresión se diagnostique y comience a ser tratada, más sencilla será de curar y el tiempo de recuperación será más corto.

Tratando y curando la depresión

 Cada individuo responde de forma diferente a la variedad de tratamientos que existen hoy en día. Existen muchas maneras de curar la depresión, y el tratamiento de su hijo dependerá de la severidad de su depresión y de los métodos que usted y los doctores sientan que serán los más efectivos para su propio hijo.

 Algunos de estos tratamientos incluyen: terapias de sesiones individuales con psicoanalistas, donde el paciente expresa sus problemas sentado frente a frente o recostado en un diván; terapias de grupo coordinadas por psicólogos, donde varios pacientes afectados por problemas similares hablan confidencialmente sobre sus dificultades ayudándose unos a otros; terapias de familia, donde la familia entera concurre a entrevistarse con psicólogos o psicoanalistas; terapias de medicaciones psiquiátricas, recetadas por médicos psiquiatras; y, en la gran minoría de los casos, internaciones temporales en clínicas psiquiátricas.

 Si sospecha que su hijo adolescente está deprimido, busque cuanto antes un tratamiento para ayudarlo a superar su enfermedad. Cuanto más tiempo espere, más severa podría llegar a ser la depresión. Entre en contacto con su pediatra de cabecera o consejero de salud mental de su hospital, para obtener más información sobre la depresión.

 

 

 

 

Viviana Vergara

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

pensar la responsabilidad entre los padres.

Por MMELAURA


APOYO

Por BETANZOS01


Mas notas del autor:

Viviana Vergara

Tu hijo necesita Ritalina?

Todo lo que siempre has deseado saber sobre el déficit atencional infantil, en una entrevista exclusiva con un especialista en esta afección

Esas benditas comparaciones

Esas benditas comparaciones

Usted le hace un flaco favor a su hijo si está todo el tiempo comparándolo con otros. Aprenda como deshacerse de esos prejuicios, y dejar que tome su propio camino.

Relación de la adolescentes con la TV

Relación de la adolescentes con la TV

¿Qué papel juega en su vida? Las respuestas a estas preguntas no se pueden dar desde la simple visión de los efectos que produce o el número de horas que se ven.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: