Home > Tus raices > Genealogía

Genealogía: dónde buscar

Cómo encontrar información genealógica en las iglesias latinoamericanas

Si su familia data de largo tiempo en América Latina, podría saber más sobre sus ancestros –y hallar a familiares desconocidos- ubicando sus expedientes en las iglesias

Sin dudas, los expedientes más importantes para la investigación genealógica en América Latina, son aquellos que han sido guardadas por la iglesia católica. En nuestro continente, la mayor parte de la gente era católica apostólica romana, y sus documentos fueron guardados en los archivos de la parroquia o diócesis local.

El bautismo, el casamiento, y los certificados de defunción o de entierro de las iglesias son las mejores fuentes para rastrear y conectarse con otros miembros de la familia. A menudo se pueden encontrar en los registros datos pertenecientes a dos y tres generaciones anteriores, incluyendo sus lugares de nacimiento o de residencia.

En 1563 el consejo de Trento formalizó el mantenimiento de archivos, algo que se hacía desde hacía largo tiempo en todo el mundo católico occidental, incluyendo España, Portugal, y algunas áreas colonizadas de América latina. Los sacerdotes católicos habían acompañado a los primeros exploradores y colonizadores de América Latina, y los dogmas de la iglesia fueron instituidos y armados por ellos.

Los libros de registros separados fueron confeccionados para los bautismos, las confirmaciones, los matrimonios, y las muertes o entierros. Las parroquias de América Latina datan desde los primeros tiempos de la colonización, en algunos casos, (como en Perú) desde el año 1530.

Cuando durante el siglo diecinueve América Latina logró independizarse, la mayoría  de los países se abrió hacia otros grupos religiosos, pero mantuvo a la iglesia católica. Los inmigrantes, primero de Europa y después de todas las partes del mundo, introdujeron un número de religiones cristianas y no-cristianas en América Latina antes de fin de siglo.

Pero pocas iglesias o religiones registran a sus fieles tan minuciosamente como lo hizo la iglesia católica, aunque existen ciertos grupos inmigrantes, como los alemanes luteranos del sur de Brasil y los Menonitas del Paraguay y México, que mantuvieron el sentido e identidad étnica de sus comunidades religiosas.

Los expedientes de muchas áreas de América Latina, se han perdido o se han deteriorado debido a los efectos naturales, como la humedad y los insectos, u otros más dramáticos, como el fuego, las inundaciones, y los terremotos.

Las cuestiones civiles y políticas también han causado la destrucción de los libros de las parroquias en muchos países.

Sin embargo, muchos expedientes que se consideran perdidos, simplemente se encuentran mal registrados se malinterpretan; con el tiempo, diferentes colecciones de libros de las parroquias de América latina se han descubierto y se han microfilmado.

Información registrada en los archivos de parroquias

El tipo de información registrada en los libros de las parroquias, han variado con el correr del tiempo. Los expedientes más recientes dan generalmente una información más completa que los anteriores.

El bautismo, el matrimonio, y los certificados de defunción fueron guardados por todas las parroquias. Estos documentos, junto con otros archivos adicionales que tienen un gran valor genealógico, se detallan abajo:

Bautismos (Batismos, en portugués)

Los niños eran generalmente bautizados pocos días después de sus nacimientos. Un expediente de bautismo típico, contiene el nombre, la fecha del nacimiento, y el lugar de nacimiento de la persona que es bautizada; la fecha del bautismo; y los nombres, la residencia, y los lugares de nacimiento de los padres (y, en muchos casos, de los abuelos).

Matrimonios (Casamentos)

Un certificado de matrimonio da los nombres de los novios, sus lugares de nacimiento, residencias, ocupaciones, y edades a la hora de la unión; los nombres y las residencias de los padres; y la fecha del matrimonio.

Información Matrimonial (Expedientes Matrimoniales)

La información de los matrimonios incluye las peticiones de matrimonio sometidos al sacerdote de la parroquia. Estos documentos muestran el estatus de los novios frente a la iglesia católica (incluyendo copias de los certificados de bautismos).

Contienen también el permiso para casarse por parte de los padres hacia sus hijos, en el caso de que estos fuesen menores de edad, y el permiso del sacerdote para que el casamiento se efectúe.

Los expedientes pueden también mostrar la dispensación apostólica (es decir, la exención de la restricción del casamiento) para el cuarto grado de lazo sanguíneo, indicando que los novios tenían algún tipo de relación familiar.

La información del matrimonio puede también incluir gráficos genealógicos e información biográfica interesante sobre la gente implicada en este acontecimiento.

Defunciones o Entierros (Obitos o Enterros)

Las defunciones o los entierros fueron registrados en el archivo de la parroquia donde enterraron a la persona. Un certificado de defunción da el nombre y la edad de la persona que murió, la fecha del acontecimiento, y la residencia de la persona.

El expediente puede incluir, posiblemente, el lugar de nacimiento de la persona, los nombres de algunos familiares, la causa de la muerte, y una indicación que pueda haber dejado la persona que falleció. En caso de muerte o entierro de niños pequeños, generalmente se proporcionan los nombres de los padres y de su residencia.

Confirmaciones (Confirmações, Crismas)

Las confirmaciones fueron registradas de forma inconsistente. A menudo se mezclaron con los expedientes del bautismo. Los documentos son muy resumidos, pero pueden incluir los nombres de los padres y abuelos.

En muchas ciudades y pueblos de América latina, las confirmaciones solo ocurrieron cuando un obispo se dirigió a visitar el establecimiento; a menudo, más de un niño, o incluso el grupo entero de una familia, podían ser registrados en los expedientes de confirmación.

Censos y Matrículas

Los censos y las inscripciones eclesiásticas fueron tomados cada diez o quince años, enumerando a los miembros de las familias que vivían dentro de la zona de la parroquia. Para más información sobre los censos de las iglesias, vea la sección de "censos" dentro de este artículo.

Voluntades y testamentos (Testamentos) 

Las voluntades y los testamentos pueden proporcionar nombres de familiares u otros herederos, enumerar posesiones, y dar información sobre cuestiones familiares o de los difuntos. Para más información, vea la sección "legalización de testamentos " la dentro de este artículo.

Otros expedientes eclesiásticos

Muchos otros documentos fueron guardados por la Iglesia católica. Algunos son menos valiosos para las investigaciones genealógicas, pero son muy provechosos para conocer la comunidad en donde una persona vivió. Estos expedientes incluyen: 

• Libros de fábrica: Inventarios sobre las características de la iglesia.

• Capellanías: Expedientes de los prestamos monetarios y de las garantías de la iglesia.

• Pleitos: Expedientes de las demandas y los privilegios que implicaban la iglesia.

• Libros de cofradías: Libros de registro de las sociedades que asistieron a actividades de la parroquia.

Terminología racial

En la América Latina colonial, particularmente en América Española, la clasificación racial fue registrada a menudo en los registros Católicos de las parroquias. Esto fue hecho en base al aspecto físico, y por lo tanto no era siempre muy exacto.

Expedientes de la Iquisición

En 1480, los reyes Ferdinando e Isabela establecieron la inquisición en España. Con la Inquisición, la Corona española intentó alcanzar la unidad religiosa y el control civil a través del imperio. El Santo Oficio de la Inquisición fue establecido en todo el mundo católico para procesar a los herejes y a los “criminales religiosos”.

El primer objetivo de la inquisición era someter a los no-cristianos y a los herejes. A causa de la larga la lucha durante la reconquista de los Moros por parte de España, todos los no-cristianos fueron sospechados por parte de la Corona de ser parte de la conspiración o de pactar con los enemigos no nativos.

Los judíos españoles y otras personas de ascendencia judía, así como herejes religiosos y políticos, sufrieron las brutales campañas de la Inquisición por parte de la Corona española, que implicaban el destierro y el asesinato.

Bajo el Consejo de la Suprema Inquisición, dirigido por Tomás de Torquemada, las Cortes de las Santas Oficinas fueron instituidas en el mundo a través del imperio español.

A los que aspiraban a servir como oficiales de la Inquisición se les requería someter pruebas genealógicas de pureza de sangre. Los expedientes del Consejo y de las Cortes se guardan en el Archivo Histórico Nacional en Madrid. Estos expedientes incluyen los documentos emitidos por las cortes de Cartagena, Lima, y México.

Localización de los expedientes de la Iglesia

Para encontrar documentos de las iglesias, se debe conocer la ciudad en donde vivió el antepasado. Se debe también determinar la parroquia que correspondía a la ciudad donde residió su antepasado. De cualquier forma, tenga en cuenta que su antepasado pudo haber vivido en un determinado pueblo, pero haber pertenecido a una parroquia de otra ciudad.

Expedientes en América latina

No existe un archivo centralizado para todos los documentos de la iglesia en ningún país de América Latina. Para todas las religiones, los expedientes originales pueden estar todavía en la iglesia o diócesis local.

Otros se pueden haber guardado en dependencias estatales o en los archivos históricos locales. Para localizarlos, usted debe primero identificar la denominación de su antepasado.

Los sacramentos católicos fueron registrados en las parroquias locales de la iglesia. Todos los expedientes de la iglesia son virtualmente mantenidos por las parroquias o diócesis locales.

• Parroquias locales. Las parroquias son congregaciones locales que pueden incluir muchos pueblos dentro de sus límites. Las ciudades en donde se localizaban las iglesias eran consideradas las jefaturas de la parroquia. Las iglesias tenían generalmente el nombre de un santo católico, de cierta clase de terminología religiosa, o de algo relacionado con el pueblo.

Los pequeños pueblos que no tenían iglesias propias fueron asignados a determinadas parroquias. Algunas parroquias tenían capillas afiliadas en las pequeñas ciudades.

Con el tiempo, los pueblos y las capillas pudieron haber pertenecido a diversas parroquias, cuando cambiaron los límites geográficos. Los directorios de las iglesias y algunos mapas indican las diversas jurisdicciones de las parroquias.

• Archivos de las diócesis. Generalmente era enviada una copia de los expedientes de las parroquias a las diócesis o arquidiócesis que tenían jurisdicción sobre la parroquia de la iglesia.

Por lo tanto, si los expedientes ya no están disponibles en las parroquias locales, usted podría encontrar estos expedientes en los archivos diocesanos. Algunas diócesis han centralizado desde un principio todos sus expedientes.

Si su ancestro no era un católico apostólico romano y usted tampoco sabe su nombre y apellido:

• Pregúntele a otros miembros de su familia que podrían llegar a saber.

• Investigue en certificados civiles de matrimonio y de defunción, obituarios, cartas y documentos familiares, testamentos, u otro tipo de documentos.

• Diríjase a bibliotecas públicas o de la universidad para determinar que otras iglesias pudieron existir en el área o la vecindad, durante los años en que vivió su antepasado.

Los archivos de bautismo, matrimonio, y los expedientes de entierros pueden ser encontrados entrando en contacto o directamente visitando las parroquias o los archivos en América Latina.

Las parroquias generalmente contestarán solo a la correspondencia escrita en español o portugués. Su petición puede ser remitida también a las diócesis o archidiócesis donde se hayan transferido.

Para localizar los expedientes de la iglesia que pueden contener información sobre su antepasado: 

• Escriba directamente al sacerdote o ministro de la iglesia local; las direcciones se encuentran generalmente en las guías telefónicas de la ciudad. La iglesia católica publica directorios de su administración en América Latina, al igual que mucha otra información.

• Escriba a otra iglesia o archivo histórico que pueda llegara a tener esos expedientes.

• Si es necesario, escriba a las jefaturas de la Iglesia católica para averiguar donde se encuentran los expedientes de una parroquia o congregación específica.

Cuando escriba a las parroquias o archivos locales para obtener información genealógica, debería enviar lo siguiente:

• Cupón de respuesta internacional (disponible en todos los correos).

• Cheques u órdenes de pago para los honorarios de la búsqueda (generalmente 5 dólares).

• Nombre completo y sexo de la persona sobre la que usted está investigando.

• Nombres de los padres, si los sabe.

• Fecha y lugar aproximados del acontecimiento que usted está investigando.

• Su tipo de relación con la persona (bisnieto, tataranieto, etc.).

• Razones de la petición (tales como antecedentes familiares o médicos).

• Pedido de una fotocopia del expediente completo original.

Si su petición no es satisfecha, busque copias de los mismos expedientes, que podrían  ser encontrados en otros archivos.

 

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Arbol Genealogico

Por LUIGUELO


Mas notas del autor:

Mario Casale

¿Hay que pegarle a los niños para que se porten bien?

¿Hay que pegarle a los niños para que se porten bien?

Muchos abuelos dirían que sí, porque así lo mandaban las costumbres en su época. ¿Y en la nuestra? ¿Debemos seguir manteniendo esta forma de poner límites a los niños?

Cómo elegir un programa de genealogía, tercera parte (continuación)

Cómo elegir un programa de genealogía, tercera parte (continuación)

Lo que debe tener un buen software genealógico: fuentes de información y reportes.

Consejos para evitar los gases durante el embarazo

Consejos para evitar los gases durante el embarazo

Durante el período de gestación, los gases se acumulan en el intestino y causan hinchazón. La prevención es una buena herramienta para prescindir de este malestar...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Busquedas genealogicas:

Postales de vida

Hubo un tiempo en que la gente utilizaba las postales al igual que nosotros usamos el e-mail, es decir, para realiz

 

La primera postal fue introducida en Austria, en 1869, por el Dr. Emanuel Hermann. En una de sus caras, tenía un espacio para redactar un mensaje, mientras que en el otro, había un lugar para inscribir la dirección.

 Sin dudas, eran mucho más prácticas que la carta, ya que no requerían sobres, su franqueo era más barato, y brindaban la oportunidad de mostrar el lugar en el que se estaba residiendo o visitando. Para 1900, las postales ya se contaban por miles, y no había persona que no tenga una colección de ellas.

La evolución de las postales

 Al analizar la evolución de las postales, se pueden descubrir 7 etapas diferentes

 1. La era pionera, 1893-1898: Para 1893, las postales empezaron a comercializarse en Estados Unidos, más precisamente en la Columbia Exposition Chicago, y rápidamente se propagaron por toda América. Estas postales, que suelen aparecer con las estampillas de los presidentes de aquel entonces, se dividían en tres categorías: “Souvenir Card”, para entregar como obsequio, y “Mail Card” para enviar cualquier tipo de mensaje.

2. La era de las postales privadas, 1898, 1901: Se empezó a oficializar en toda América el permiso para imprimir postales con sello postal propio. Estas postales solían tener la inscripción “Private Mailing Card” o “Tarjetas de Correo Privadas”.

 3. La era del mensaje delantero, 1901, 1907: Por esos años, se comenzó a utilizar una postal que poseía un espacio a la izquierda del frente para escribir el mensaje, y otro detrás, solo para incluir la dirección.

 4. La era de la dirección y el mensaje trasero, 1907, 1915: Aquí, ya se podía incluir el nombre y la dirección en el reverso del cartón.

 5. La era del borde blanco, 1915, 1930: Para ese entonces, comenzaron a importarse postales de Alemania, que por su baja calidad, eran retocadas en los Estados Unidos.

 6. La era de las “económicas”, 1930, 1945: Durante ese lapso, se empezaron a masificar por su bajo precio.

 7. La era del fotocromo, 1939 al presente: parecidas a como las conocemos ahora, con mucho color y brillo. Se comenzaron a utilizar para hacer propagandas de hoteles, moteles, motos, automóviles, o negocios, y se empezaron a entregar gratuitamente en estaciones de servicios, restaurantes, hoteles, teatros, y estadios.

Esta masificación en el uso de las postales, produjo que casi todas las personas enviaran o recibieran alguna, por lo que en la actualidad, a través de ellas, se pueden rastrear muchos vínculos familiares.

 Introduciéndose en las postales

Tomas Glus, un empresario de Estados Unidos, no estaba tan interesado en sus raíces genealógicas, puesto que no tenía familiares perdidos, como sí en conocer en el pueblo donde ellos habían vivido. Esto pudo ser resuelto por una postal enviada por su abuelo, que tenía inscripta la frase “esta es mi ciudad” en el frente, en donde se podía observar una estación con el nombre de la ciudad.

 Es que en ese entonces, era muy común que las postales posean la fotografía de las estaciones de tren, de las escuelas, parroquias, calles, negocios, u otras instituciones.

De hecho, es muy posible que se sorprenda de la gran cantidad de postales que había sobre su pueblo o ciudad, sobre a partir de 1900, cuando se masificó la fotografía, mostrando inclusive sus rincones más escondidos. Esas postales, se pueden comprar hoy en día por pocos centavos.

 Las postales suelen ser entonces una excelente manera de ver el paso del tiempo, comparando la fotografía del lugar tomado décadas atrás, con ese mismo sitio en la actualidad.

Familia y amigos

Las postales también le permiten identificar a miembros de la familia y amigos. Son varios los casos de personas que tuvieron en sus manos postales firmadas con el nombre y apellidos de quienes las enviaban, y que luego se comunicaron con personas que poseían ese mismo apellido en la guía telefónica, ofreciéndoselas así a quienes deseaban tener objetos de sus antepasados. También, pueden ser recontactados familiares de amigos de nuestros ancestros, o parte de su familia política, ya que los nombres y apellidos de los parientes de estas personas, figuraban en alguna de nuestras postales.

Encontrando postales

El primer lugar para encontrar postales es en las cajas de fotografías y/o cartas que guardamos en nuestros roperos. Pero además, y por unos pocos centavos, podemos conseguirlas en las casas de antigüedades, ferias, puestos de venta de revistas y libros usados, e internet.

 Los investigadores afirman que no es muy difícil conseguir postales usadas, y tampoco dar con la de un familiar si es que ésta todavía existe, ya que la red de ventas es relativamente pequeña, y un vendedor suele contactar, en caso de no poseer lo que se busca, con otro vendedor.

 Muchas personas evalúan las postales por el estado en que se encuentran. Pero nosotros pensamos que las mejores son aquellas que tienen inscriptos mensajes, ya que tienen más vida, son más interesantes, cuestan menos, y pueden otorgarnos mucha información. Por lo tanto, revise su alrededor y fíjese que postales puede encontrar... para ilustrar su pasado.

Para buscar en internet

En internet, existe una gran cantidad de sitios (en inglés) destinados a las postales:

Internet Postcards and Collectibles Club: www.web-pac.com/mall/club/default.htm

Jim Mehrer´s Postal History: www.postal-history.com

Metropolitan Postcard Collectors Club: www.metropc.org

Postcard International: www.vinagepostcards.com

Web-Pac Antiguedades, Postales, Autógrafos, estampillas, y todo lo relacionado al correo: www.web-pac.com/mall/


 

 

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: