Home > Vida cotidiana > Hogar y decoración

Trucos para el hogar

Cómo empapelar para que tus paredes queden bonitas

El empapelado de paredes tiene sus secretos. En esta nota encontrarán una serie de soluciones que ayudarán a que el trabajo se haga con la prolijidad deseada…

Burbujas en el empapelado





Pueden formarse cuando el papel no se ha encolado de manera uniforme antes de pegarlo a la pared. También, cuando se intenta pegar el papel antes de que la pared haya absorbido la cola por completo. Existen dos formas de corregirlo.


La primera consiste en inyectar la cola de empapelar bajo el papel con la ayuda de una jeringa. Esperar unos minutos para que el adhesivo penetre tras la tira y apretar sobre la burbuja para eliminarla definitivamente.


La otra opción requiere realizar un corte en forma de cruz sobre la burbuja. Doblar entonces los bordes hacia fuera, aplicar sobre ellos el adhesivo y volver a colocar las pestañas en su sitio. Para asegurarse de que el papel definitivamente agarra, hacer presión.

Preparando la superficie a empapelar


Lo más importante es quitar completamente todo resto de empapelado anterior y arreglar previamente cualquier defecto de humedad que se presente, caso contrario las manchas aparecerán a corto plazo.


Quitar el empapelado viejo es el primer paso, los papeles vinílicos son los más sencillos de quitar. Levantar levemente la parte superior y se despegará con facilidad se de la pared, dejando una capa de papel de revestimiento que le servirá como base para colocar el papel nuevo. Están diseñados para este fin. Si el papel de revestimiento se daña deberá quitarse completamente.


Para eso, humedezca bien la superficie y arranque esa capa hasta llegar a la parte más lisa. Si el papel vinílico no se despega con facilidad, deberá humedecerse para ablandar la superficie.


Elementos para preparar la superficie:


Balde de plástico con agua  caliente y jabonosa que servirá para quitar el papel viejo.

Esponja, para mojar bien el papel y poder extraerlo fácilmente.

Rociador  para humedecer el papel.

Espátula para marcar y arrancar el papel viejo una vez que está húmedo.

Pincel grande: sirve para disponer el adhesivo sobre el papel.


Si se trata de un papel antiguo, no vinílico, para eliminar sus restos se deberá preparar una mezcla de vinagre y agua caliente por partes iguales.        

Después se procederá a empapar el papel viejo con una esponja o un rodillo. Después de dos aplicaciones, el papel saldrá entero sin dejar señales.


Más  trucos para empapelar





Si hay cuadros.
Si se va a empapelar  y no se desea perder el lugar donde están colgados los cuadros, colocar en el lugar donde van los clavos un fósforo.

Luego, cuando se ponga el papel, se perfora el fósforo y se deja  puesto hasta que esté completamente seco. Luego, se sustituye por el clavo correspondiente.


Quitar brillos en paredes empapeladas.
Si la pared de un  cuarto empapelado es mate, pero le han salido brillos con el roce, se puede eliminar frotando una bola de miga de pan.

Los papeles pintados son bonitos, prácticos y lavables.


Existen papeles con diferentes técnicas de acabado que causan diversidad de efectos, desde los más ásperos hasta los más suaves, desde los tridimensionales que imitan paja, bambú, madera o caparazones de tortuga, hasta los más clásicos y tradicionales.


Los papeles gofrados se aplicarán preferentemente en rincones con poca luz, ya que tienden a desteñirse con la luz del sol, dando una fea apariencia.


Los papeles vinílicos son impermeables y resistentes a las manchas; de doble soporte de papel, en su cara exterior llevan una capa de vinilo, que los hace lavables. 


Los papeles con revestimiento textil son más delicados; poseen una gran riqueza de texturas y son recomendables para habitaciones de poco uso.


Empapelar una habitación es una manera relativamente fácil de iluminar un cuarto. El papel viene en una gran variedad de diseños, colores, de colores, estilos así que siempre puede encontrar una impresión que pueda cubrir sus necesidades de decoración.

Además, si tiene una pared enyesada, o que muestre signos de reparación, el papel tapiz puede cubrir todo esto con facilidad.


El entelado de paredes


Aunque se trate de un procedimiento poco difundido en la decoración hogareña, el entelado de paredes, ofrece una amplia gama de beneficios.


Entre sus virtudes se encuentra que puede durar hasta 20 años y genera una buena acústica, ya que absorbe toda clase de ruidos o sonidos.

Es de mantenimiento sencillo y estéticamente otorga al ambiente una calidez que no se puede brindar con ningún otro elemento.

Muchos lo consideran la solución definitiva para paredes que presentan fisuras permanentemente, ya que no se resquebraja, como ocurre con el papel.

Además, su aplicación es de proceso seco, evitando ensuciar el ambiente en el cual se está realizando el trabajo. 

HTML clipboard



Y si quieres aprender a realizar por ti mismo todos esos arreglos que tu hogar está necesitando, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Bricolaje y Arreglos del Hogar, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Principios de ikebana

Principios de ikebana

Lo que debes saber antes de comenzar con el milenario arte del ikebana

Ponche de Brandy y leche

Ponche de Brandy y leche

Una gran opción para brindar en las fiestas

Los niños y adolescentes e Internet

Los niños y adolescentes e Internet

A través del "modem" de la computadora y de una línea de teléfono, los niños y adolescentes tienen acceso a una cantidad infinita de información y tienen oportunidad para la interacción. Sin embargo, puede haber riesgos reales y peligros para el niño que no tiene supervisión.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: