Home > Vida cotidiana > Jardín

Jardinería y Cuidado de las plantas

Cómo elegir el sistema de riego para tu jardín

¿Cuál es la mejor manera de regar las plantas, hortalizas y césped que hay en un jardín? Propuestas y explicamos las diferencias entre un método y otro 

Los sistemas más frecuentes son por aspersión, multicompuertas, microaspersión, goteo y riego de superficie.  La segunda alternativa es la más habitual. Se realizan surcos en la tierra y el agua es trasladada por estos senderos y penetra en las raíces de las plantas.

Para abastecer campos y zonas muy amplias existen unos dispositivos especiales que permiten regular la cantidad de agua que pasa por estos surcos sobre todo si el terreno está inclinado.

Otra de las opciones para regar la superficie es el llamado inundación y consiste en tapar el terreno con una capa de agua. La altura dependerá de cada cultivo y caso en particular.

La aspersión en cambio, consiste en un procedimiento más elaborado ya que el agua se traslada por medio de tuberías que deben atravesar todo el terreno.

Los beneficios de esta técnica a pesar de su complejidad relacionada con la instalación tienen que ver con la menor erosión del suelo, el mejor aprovechamiento del agua y una correcta nutrición del cultivo ya que recibe solamente el agua que necesita.

La desventaja de este sistema es el costo. Solamente es aconsejable colocarlo en grandes huertas y campos, pero hay que tener en cuenta que si el clima es habitualmente muy seco o caluroso, la aspersión se evaporará mucho más rápido que con el sistema tradicional de riego. Ideal para los cereales

El riego por goteo es muy utilizado en invernaderos y en pequeñas huertas. El agua se distribuye con muy poca presión mediante el uso de mangueras de riego que llegan a las raíces nutriendo el cultivo.

Es un sistema lento, pero efectivo que funciona muy bien para espacios pequeños, sobre todo si se desea tener una huerta de verduras y hortalizas.

Estas diferentes elecciones se pueden combinar. Se puede tener riego por aspersión en todo el jardín e incorporar también algunos sitios por goteo para los rosales o jazmines.

 Los microaspersores son muy aconsejables para mantener en buenas condiciones los árboles frutales, la vid y también el césped. Con un solo emisor por árbol es suficiente para satisfacer la demanda.

El alcance de humedad es bastante amplio comparado al riego por goteo.

Las multicompuertas es un sistema que se caracteriza por la baja presión. Se emplea para regar parcelas. El agua se conduce entubada hasta donde se inicia el surco. El riego es muy homogéneo.

Según la necesidad que se tenga, se contará con una u otra variante. La cantidad de cultivos y la dimensión del terreno serán factores claves que determinarán que sistema utilizar.

Aprende todos los secretos de Oriente para atraer energía y prosperidad a tu hogar con el libro "El Feng Shui" de María José Frontera, que encontrarás haciendo clic aquí


 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: