Home > Salud y Bienestar > Medicina

Prevención de enfermedades

Cómo detectar el Alzheimer

Se calcula que para el 2050 habrá 100 millones de personas afectadas. El tratamiento farmacológico y cambio en el estilo de vida que incluya buen manejo del estrés, dieta mediterránea y ejercicios: ¿sirven para combatir el Alzheimer?

El Alzheimer es la forma más común de demencia y tiene como característica inconfundible la falta de memoria.


En general, hay muchas inquietudes en la población cuando se presentan alteraciones de los recuerdos, pensamientos y conductas. Muchos se preguntan: ¿Cuándo es normal olvidar el teléfono o mi cartera?

La Doctora María Olivia Goncalves, especialista del Hospital Militar de Caracas, alerta que “debemos estar muy atentos en lo que llamamos las alteraciones de la memoria episódica, que es la que nos ubica en tiempo y espacio.


Por ejemplo: algo está fallando cuando olvido qué desayuné esta mañana o no recuerdo que tenía una cita o reunión prevista.

Extraviar las llaves o los lentes podría ser considerado simplemente como una distracción, pero cuando ocurre continuamente se debe tomar en cuenta.

También estamos en presencia de alteración de la memoria cuando perdemos la orientación o nos confundimos en una dirección que conocemos”.

Según la neuropsicóloga, estas situaciones deben prender las alarmas; pues pocas veces serán simplemente por distracción y menos si suceden con frecuencia.

Además, aclara que cuando se evalúa un posible caso de Alzheimer, se deben atender con cuidado los compromisos cognitivos o alteraciones conductuales que causan un deterioro significativo laboral o social, ya que es un error pensar que es propio de la edad que una persona se presente inquieta, terca, diga cosas extrañas y se muestre agresiva con quienes están a su alrededor comúnmente.


Esto puede obedecer a un deterioro cerebral que merece ser evaluado.

Goncalves enfatiza sobre la importancia de realizar la detección temprana de esta enfermedad.

“Lamentablemente la mayoría de las veces el paciente acude a consulta cuando ya la patología está muy avanzada, por lo que el tratamiento va dirigido a enlentecer el proceso de deterioro.

Sin embargo, cuando se diagnostica tempranamente logramos no solo enlentecerlo sino que además ganamos calidad de vida por años, para el paciente y para su familia”, señala.

En la actualidad, según informa la especialista -quien también es Directora del Grupo Sinapsis- hay 25 millones de personas con Alzheimer en todo el mundo y se estima que, para el 2050, alcanzará la cifra de 100 millones.

“Sin embargo, si se logra reducir un solo año la presentación clínica de este mal, es decir, si logramos hacer más prevención y diagnósticos tempranos, se podrán reducir 20 millones de casos, lo que sin duda representaría un adelanto inmenso sobre todo para regiones como América Latina, donde se observa el mayor incremento de casos”.

Otros factores de riesgo de Alzheimer:

.-Hipotiroidismo

.-Trastornos del sueño

.-Tabaquismo

.-Traumatismos craneales

.-Colesterol elevado

.-Diabetes

.-Anemia

.-Disfunciones de capacidades olfativas y auditivas

.-Obesidad

.-Delgadez

Lo que se puede cambiar


El Alzheimer tiene causas modificables y no modificables. En el segundo grupo están la edad y la herencia; sin embargo, la comunidad médica está enfocada en aquellos factores que puede cambiar, a fin de alejar la posibilidad de padecer la enfermedad o retardar la aparición de la misma.

Entre estos están: los riesgos vasculares, enfermedades sistémicas, depresión, hipertensión (presentada a la edad media de la vida) inactividad mental, sedentarismo, fatiga crónica, bajo nivel educativo, poca capacidad intelectual, ansiedad y estrés sostenido.

“Hay que tener especial cuidado con esta condición pues en muchas ocasiones atribuimos al estrés los problemas con la memoria y no le prestamos la atención debida.

Lo mismo ocurre con la edad, cuando pensamos que son normales los olvidos cuando avanzan los años.

Es importante consultar al especialista a fin de que se realice una evaluación exhaustiva y descartar cualquier condición irregular de manera oportuna”, puntualiza la neuropsicóloga.

El Alzheimer se puede enfrentar a nivel no farmacológico con “cambios en el estilo de vida, aprender a manejar el estrés, hacer ejercicios físicos, seguir una dieta mediterránea (comprobada como altamente neuroprotectora), controlar el peso (ni elevado ni muy bajo), fomentar reserva cognitiva con actividades que estimulen el cerebro, cuidar la salud y llevar un estilo de vida saludable”, enumera Goncalves.

El tratamiento farmacológico actual incluye varios medicamentos, entre los que se encuentra la rivastigmina, ideal para las fases más tempranas de la enfermedad y que mejora significativamente la función cognitiva.

Además, su presentación en parches es la única terapia transdérmica indicada para este tipo de pacientes, proporcionando efectividad, seguridad y comodidad. 

 “Si bien las medicinas no curan el Alzheimer,  sirven para retrasar su evolución, ya que enlentecen el proceso de deterioro y eso ya es bastante, pues se conseguirá que el paciente funcione mejor y con más capacidad de independencia hasta etapas más tardías de la vida.

Además, esto repercute favorablemente en la calidad de vida del paciente y del cuidador que –como sabemos– se ve afectado por toda la carga emocional y el desgaste físico que impone la enfermedad”, finalizó la doctora María Olivia Goncalves.

Juan Pablo Segura, especialista en salud, es autor de "Revertir el Alzheimer", que encontrarás haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo convertir videos

Cómo convertir videos

En esta nota te enseñamos como convertir todos los formatos de video, desde los que captura una cámara digital hasta los que utiliza un reproductor portátil...

Un ratito más

Un ratito más

Un avaro había acumulado quinientos mil dólares y se las prometía muy felices pensando en el estupendo año que iba a pasar haciendo cábalas sobre el mejor modo de invertir su dinero. Pero inesperadamente, se presentó el ángel de la Muerte para llevárselo consigo...

Secuestros virtuales: el cuento del tío siglo XXI

Secuestros virtuales: el cuento del tío siglo XXI

La estafa comienza con un llamado telefónico. El mensaje, es aquel que muchas familias escuchan en las crónicas periodísticas de Latinoamérica, pero nunca en sus propios teléfonos: “tenemos a su hijo secuestrado”...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: