Home > Dinero > Inversiones

Estrategias de inversión

Cómo decidir si invertir o pagar deudas

Para aquellos cuyos ingresos no son suficientes para afrontar todas sus deudas, la única opción lógica parece ser pagar las deudas lo antes posible. Pero espere, ¿este es realmente el mejor plan financiero?



Aunque sin duda se siente bien estar libre de deudas, en algunos casos (poco frecuentes), podría resultar conveniente mantener sus deudas (por ejemplo, pagar el monto mínimo de su préstamo) e invertir su dinero extra.

¿No puede decidir si va a invertir su dinero o si debe usarlo para pagar sus deudas? Siga leyendo para obtener algunos consejos que le ayudarán a tomar esta decisión.

Establezca un presupuesto, un plan de gastos

Antes de pensar en invertir, usted tiene que asegurarse de que realmente tiene algo de dinero extra.

Reserve una cantidad suficiente de ingresos para realizar los pagos mínimos de sus deudas actuales; atrasarse en los pagos de sus deudas puede dañar su historial de crédito y hacer que usted incurra en gastos que compensarán rápidamente el rendimiento de cualquier inversión.

Al menos realice, a tiempo, los pagos mínimos de todas sus deudas.

Cree un fondo de emergencia antes de invertir

Las cosas pueden parecer alentadoras por el momento, pero ¿qué pasa si usted pierde su trabajo el próximo mes o si tiene una emergencia médica?

Antes de invertir o cancelar sus deudas, separe algo de dinero para crear un fondo de emergencia. Muchos expertos recomiendan guardar lo suficiente como para cubrir al menos tres meses de sus gastos habituales.

Sin embargo, este número puede variar dependiendo de su situación y de sus preferencias personales.

Este dinero debe estar en una cuenta segura, accesible, y no en un fondo de inversión (sin garantía de retorno en períodos de tiempo cortos) o un certificado de depósito (inaccesible).


Piense en el pago de sus deudas como si fuera una inversión

Cuando usted paga $100 para devolver un préstamo con una tasa de interés del 13%, el rendimiento anual será del 13%, o $13.

¿Por qué? Le evitará tener que pagar esos $13 en el futuro, lo que le dejará $13 más de lo que hubiera tenido sin pagar la deuda.

Establezca prioridades entre sus deudas

Algunos expertos financieros sugieren ordenar las deudas de acuerdo a sus tasas de interés: en primer lugar aquellas con intereses más altos (en general las tarjetas de crédito) y luego las de intereses más bajos (como los pagos de hipotecas).

Otros sugieren enumerarlos de menor a mayor, empezando por el pago de las deudas más pequeñas, y realizando los pagos mínimos de las más importantes.

Entonces, como usted paga las deudas más pequeñas, la cantidad que destinaba a ellas podrá trasladarse a las deudas más elevadas, sumándose a los pagos mínimos de esas deudas.

Este truco puede generar un gran estímulo a cualquier persona que tenga una grana cantidad de deudas por pagar.

Compare el rendimiento anual de la inversión con el interés de su deuda

Al examinar una posible inversión, compare su tasa de retorno con las tasas de interés de sus deudas. Suponga que usted está decidiendo entre pagar su hipoteca anticipadamente pagando $100 extra por mes, o invertir esos $100 cada mes.

Si la tasa de interés de su préstamo es del 6%, podrá obtener un beneficio mayor para sus $ 100 con cualquier inversión que produzca más de un 6%.

Si estás pensando en un bono que paga un 5%, sin embargo, sería mejor destinar los $100 al pago del préstamo. También pregúntese si consideraría la posibilidad de pedir prestado más dinero a la tasa de su deuda para invertir.

Si usted no desea pedir dinero prestado, usted debería pagar la deuda antes de invertir.

Considere las cuestiones fiscales

Comparar la tasa de interés que recibirá de una inversión con los intereses de una deuda no es suficiente.

También es necesario considerar si los intereses de su inversión están sujetos a impuestos y si los intereses de su deuda son deducibles de impuestos.

Los impuestos pueden complicar un buen negocio, así que, a menos que esté seguro de su capacidad para enfrentar el laberinto de las leyes fiscales y hacer sus propios cálculos, usted podría obtener ayuda de un asesor financiero.

Considere los siguientes ejemplos, basados en las leyes de EE.UU.:

Los pagos de intereses hipotecarios suelen ser deducibles de impuestos, por lo que la tasa real de interés que se paga por las hipotecas puede ser sustancialmente inferior a la tasa establecida.

Nota: Usted sólo se beneficiará de la deducción de impuestos de los intereses hipotecarios si detalla sus deducciones en su declaración impositiva
.

Las inversiones ordinarias suelen estar sujetas a impuestos sobre las ganancias, lo que puede reducir drásticamente la rentabilidad.

Pague las deudas con tasas de interés más altas que el retorno que puede obtener de las inversiones

Hay una buena probabilidad de que usted pueda encontrar una inversión relativamente segura que pague más intereses que una hipoteca de tasa baja.

Es un poco más difícil, sin embargo, encontrar una inversión sin un increíble grado de riesgo que ofrezca un mejor retorno que pagar el saldo de su tarjeta de crédito (a menos que alguien le pague por invertir, ver el consejo más abajo).

Por lo tanto, consultando su lista de deudas prioritarias, use el dinero extra para pagar aquellas que tengan una tasa de interés más alta en primer lugar.

Otra estrategia es pagar los saldos menores primero (incluso si tienen bajas tasas de interés) que liberará efectivo para invertir o para pagar otras deudas.

Invierta sólo cuando se puedan esperar retornos que superen significativamente los intereses de sus deudas

Con el tiempo, usted habrá pagado sus obligaciones con intereses elevados y probablemente podrá encontrar inversiones seguras que le proporcionarán mayores beneficios que pagar sus deudas con menores tasas de interés.

En este punto, por lo general, es conveniente invertir, realizando únicamente los pagos mínimos de sus deudas.


Considere el riesgo

A diferencia del "retorno" garantizado que uno obtiene pagando sus deudas, las inversiones conllevan un riesgo.

Las inversiones de bajo riesgo, tales como las cuentas de ahorro remuneradas, los certificados de depósito y los bonos garantizados por el gobierno, son bastante seguras, pero es poco probable que excedan los beneficios que se obtienen incluso al pagar deudas con bajos intereses.

Una amplia variedad de inversiones, tales como las acciones y los fondos mutuos, pueden proporcionar rendimientos que superen incluso las tasas de interés de las deudas de la tarjeta de crédito, pero el nivel de certeza es muy bajo, y usted podría incluso perder su capital.

En general, cuanto mayor sea la tasa de rendimiento anunciada, mayor es el riesgo. Usted tiene que considerar su propia tolerancia al riesgo cuando analiza una inversión.

Piense en sus obligaciones financieras futuras. Cuando usted solicita un préstamo hipotecario u otro crédito, la tasa de interés (el costo del dinero prestado) dependerá en gran medida de su calificación crediticia.

Uno de los principales factores que determinan su calificación de crédito es la cantidad de crédito que está utilizando en relación con el que tiene disponible.

De esta manera, en algunos casos, puede resultar más beneficioso pagar sus deudas, incluso si parece que puede obtener mayores ganancias con una inversión relativamente segura, porque un mejor historial de crédito le hará ahorrar dinero en sus futuros préstamos.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)

Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero

 

Roberto Mateoli Fuentes

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: