Home > Vida cotidiana > Seguridad personal

Prevenir accidentes

Cómo conducir con la carretera mojada

Consejos prácticos para conducir tu automóvil cuando la carretera está mojada


Agua en la ruta

Las carreteras son lugares sucios. Con la colaboración de los neumáticos que desprenden grava y los motores arrojando aceite y otros fluidos, las carreteras pueden convertirse en un sitio algo resbaladizo.

Y justamente es por esto que el punto de mayor peligrosidad es justo después de que ha comenzado a llover, pues todas las suciedades se combinan con el agua de lluvia formando una sustancia anti-adherente.

Con el paso de los minutos, la misma agua de lluvia irá lavando la pista y reducirá en consecuencia la peligrosidad (aunque nada más que un poco).

El término “inundación repentina” suele aparecer con frecuencia en las noticias, pero posiblemente nunca  hayas pensado en él a la hora de manejar.

Las inundaciones repentinas son ocasionadas por la caída de grandes precipitaciones en breves lapsos temporales.

Estos fenómenos pueden darse sin ser previstos, aunque las autoridades sí pueden señalizar o cerrar los caminos anegados.

Si ves espejos de agua sobre la cinta asfáltica, sin importar su profundidad, busca un camino alternativo, que preferentemente atraviese una zona más elevada.

Si de pronto te encuentras en una situación resbaladiza, y tu auto comienza a deslizarse sobre el pavimento mojado, no entres en pánico ni saltes sobre los frenos.

Retira el pie del acelerador y comienza a frenar en forma gradual, asegurándote de no hacer movimientos bruscos con el volante. Para evitar deslizarte sobre los espejos de agua:

· procura que tus neumáticos no estén lisos.

· si puedes, evita los charcos. 

Muchos estados y países tienen como norma obligatoria el uso de las luces bajas cuando está lloviendo. Asimismo, mantente atento a los avisos de tormenta eléctrica.

Si una tormenta eléctrica se desata mientras estás manejando y tu visibilidad es pobre, entonces desvíate hacia la cuneta y espera afuera de la ruta.

No corras el riesgo de ser impactado por un rato; mantente en el auto y aléjate de la ruta tanto como sea posible. 

No importa qué sea lo que esté causando las malas condiciones para conducir, simplemente recuerda: no te aventures a la ruta si no estás obligado a hacerlo.

Anterior: Como conducir con hielo y nieve

Volver: Cómo conducir con mal tiempo

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Coo teñir la ropa

Coo teñir la ropa

Piensalo dos veces antes de deshacerte de esa prenda cuyo color ya te tiene cansado. Te enseñamos a teñirla en forma simple para tener algo nuevo que ponerte en un dos por tres

Los gatos más graciosos del mundo

Aventuras y desventuras de unos mininos muy divertidos

Ejercitando las articulaciones

Ejercitando las articulaciones

Antes de una excursión al gimnasio, conviene relajar las articulaciones para evitar lesiones...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: