Home > Tus raices > Cuéntanos tu vida

Cuéntanos tu vida

Buscando nuevos rumbos

En 1923 empezó el éxodo. Quien poseía medios dejaba Polonia y emigraba a Estados Unidos, Canadá, América Latina o lo que luego sería Israel...

Estas características están estrecha y directamente vinculadas con el proceso de transformación económica encarado por el gobierno

Pagina nueva 4 El aeromodelismo es una ocupación que entretiene a personas de todas las épocas y edades

En esos años comenzó a fortalecerse el movimiento sionista y jalutziano, con la ayuda del Joint y el Hias, instituciones norteamericanas que posibilitaron económicamente que familias enteras emigraran a Israel, en lo que se denominó “la cuarta aliá”.

Creció enormemente el movimiento juvenil jalutziano, que constaba de varias corrientes: Hashomer, Histadrut Hejalutz del movimiento Poalei Sión, Betar, y otros.

Cada movimiento organizaba sus propias hajsharot: grupos de jóvenes que iban al campo por un año, contratados por establecimientos agrícolas para aprender las tareas del campo.

En esa época, se trataba de arar, sembrar, atender los campos y cosechar cuando llegaba el momento. Después de recoger los frutos, había que limpiar el campo y volver a arar.

Allí se terminaba el contrato, y grupos enteros de 50 a 60 jóvenes de ambos sexos (70 a 80 por ciento varones) hacían aliá a Israel, para formar kibutzim y kvutzot.

En 1924 ocurrió el crack de la cuarta aliá, provocado por un gran error del sionismo klalit. Ellos eran quienes recibían los certificados (permisos de inmigración otorgados por el Mandato ingés) y decidían a quienes entregárselos.

La agencia llevó a familias enteras, a quienes hacían abandonar sus negocios y ocupaciones sin haberlas preparado adecuadamente. Iban a Israel y antes del años las tenían que traer de vuelta, pero esta gente ya había perdido sus casas y trabajos, y sólo tenían una oportunidad quienes tenían familiares en otros países, a los que podrían emigrar.

Para el resto, que tenía que volver a sus países de origen a comenzar de cero, fue una verdadera tragedia. El Joint, la Agencia Judía y otras instituciones benéficas de Norteamérica tuvieron que gastar fortunas en ayudarlos.

El movimiento jalutziano, en cambio, fue un éxito. Continuamente se establecían nuevos kibutzim y la deserción era mínima.

Mientras tanto, yo seguía trabajando en el negocio, progresando cada vez más, hasta que llegué a converirme en la mano derecha del patrón, quien me enseñaba todo el manejo comercial y administrativo.

A mediados de año se enfermó gravemente el patrón y al poco tiempo falleció. Vinieron el hijo, médico en Berlín, y la hija, casada con un industrial y que vivía en Varsovia.

Pasados los treinta días de duelo, se comenzó a plantear el problema del futuro del negocio. Una noche, fuimos llamados a la casa de la patrona porque los hijos no querían quedarse en Lublín y se comenzaron a barajar nombres para ayudar a la patrona a continuar con la librería.

Yo propuse al empleado mayor, que además era pariente cercano de los dueños. Así continuamos discutiendo durante varias horas, hasta que se decidió pasar a un cuarto intermedio. Como ese día era viernes, la reunión siguiente se postergó para el domingo.

Llegada la reunión, toma la palabra la patrona y me comunica que por unanimidad resolvieron que sea yo (que por entonces tenía 16 años) quien colabore con la señora en la administración del negocio.

Continuará...

Imagen cortesía de la Colección Borys Feldblyum

 


 

Jacobo Rendler
Colaborador

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Jacobo Rendler

Encuentro cercano con la policía

Encuentro cercano con la policía

Para comenzar a pagar el derecho de piso de todo inmigrante al Nuevo Mundo.....

De recorrida por el interior

De recorrida por el interior

O de cómo comencé a trabajar con mi primer “socio”... y a encontrarme con los primeros problemas.

El comienzo de la despedida

El comienzo de la despedida

Como mis padres también veían un futuro muy malo para quienes permanecieran en Polonia, terminaron por apoyarme.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: