Home > Familia > Padres e hijos

Mi pediatra online

Bisfenol, el peligro oculto en la comida para los niños

Estudios recientes muestran que el bisfenol presente en biberones y envases de alimentos puede afectar negativamente la salud de los niños. ¿Hay que preocuparse? ¿Cómo reemplazar la comida enlatada?

 

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, la FDA (Food and Drug Administration), ha develado recientemente que los productos enlatados contienen un químico llamado BPA o Bisfenol que actúa como un disruptor endocrino ya que imita a las hormonas del cuerpo y sus efectos pueden llegar a causar desde obesidad a infertilidad.

Varios estudios independientes advierten sobre los peligros del bisfenol. “La mejor manera de evitar problemas de salud es tomarse el tiempo de cocinar uno mismo los alimentos.

Aunque la comida enlatada es muy práctica ya que en el caso de los bebés se puede llevar a cualquier sitio sin sufrir grandes molestias, lo primero es la salud. Dedicarse a preparar los alimentos del modo más casero posible es un hábito que se adquiere. Una vez que una mamá se acostumbra a cocinarla a su hijo, no retorna a los productos que ya vienen elaborados y que solamente necesitan ser calentados”, aconseja la nutricionista argentina Cecilia Romagnoli.

Científicos de la Universidad de Harvard, hallaron una relación entre los alimentos envasados y el incremento en las concentraciones de bisfenol. La investigación contó con la participación de 75 voluntarios que consumieron sopa enlatada durante cinco días.

Como resultado, se descubrió un aumento de más de 1.000% en las concentraciones de BPA en la orina. Los mismos individuos, consumieron una sopa natural durante otros cinco días y no se registró esa sustancia como residuo.

Los estudios realizados en los laboratorios arrojan datos alarmantes ya que se ha podido comprobar que el bisfenol altera el funcionamiento hormonal y puede causar trastornos cardiovasculares, entre otros problemas graves de salud como los mencionados con antelación en este artículo.

Teniendo en cuenta esta información, “lo mejor que una persona puede hacer es mantenerse al margen lo más posible de cualquier tipo de alimento que sea enlatado.

El hecho de no disponer del suficiente tiempo para dedicarse a la cocina es un inconveniente social, pero que de alguna manera hay que intentar solucionar en beneficio de la salud no solamente de los bebés o niños pequeños, sino de la población adulta ya que este producto químico está presente en cualquier tipo de enlatado”, relata la especialista.

¿Cómo evitar el BPA (bisfenol) en las comidas?

1.- Utilizar recipientes de vidrio para calentar los alimentos en el microondas.

2.- Elegir alimentos frescos siempre y cuando sea posible. “A veces, la tentación de seleccionar enlatados en el supermercado es muy fuerte, pero es cuestión de adquirir otra conducta ante la alimentación y las costumbres del hogar.

Comenzar por organizarse es el primer aspecto que hay que tener en cuenta e iniciarse en la cocción de ingredientes fáciles de preparar de modo casero”, sostiene la nutricionista.

3.- Evitar las bebidas contenidas en envases de plásticos. “Los jugos naturales son la mejor alternativa”, sugiere la profesional.

4.- Leer muy bien las indicaciones de los envases y enlatados ya que se comercializan muchos productos en donde se especifica que están libres de bisfenol.

Recetas saludables para los niños pequeños

“Los alimentos ideales para los niños son los más sencillos y fáciles de preparar. Las hortalizas, el pescado, el pollo y la carne de ternera son las comidas que más rápido se preparan. Solamente es necesario hervir las verduras y pisarlas muy bien.

No es necesario agregar ningún aderezo. En cuanto a las carnes, es preciso cocinarlas a la plancha, trocearlas y luego triturarlas. Luego del año, los bebés pueden ingerir pescado y de a poco ir incorporando otros alimentos como el huevo o determinadas frutas.

La mamá que trabaje puede cocinar una vez al día y conservar en la nevera otro plato para darle al niño por la noche”, destaca la especialista.

Puré de patatas y manzana

Ingredientes:

· Una patata

· Media manzana verde

· Una cucharada de aceite de oliva

Paso a paso:

1.- Pelar la manzana y cortarla en trozos. Hervirla en un recipiente con un poco de agua.

2.- En otro recipiente, hervir la patata

3.- Pisar ambos ingredientes, juntarlos y rociar con un poco de aceite de oliva.

Puré de verduras con pollo

Ingredientes:

· 50 gramos de pollo

· Dos vasos de agua

· Una patata pequeña

· Una zanahoria

· Cinco judías

Procedimiento:

1.- Pelar la zanahoria y hervirla junto a las judías.

2.- Trocear el pollo y cocinarlo a la plancha. Triturarlo y mezclarlo con las verduras previamente pisadas. Si es necesario, triturar todo junto al final.

“La preparación de estos ejemplos de comidas no exige más de treinta minutos de tiempo al día y según mi opinión, merece mucho la pena ante los problemas que pueden surgir a raíz del consumo de alimentos enlatados”, finaliza diciendo la experta.

¿Quieres que tu bebé descanse plácidamente toda la noche, sin interrupciones? El libro "Cómo dormir bebés", de Claudia Cervantes, te enseña 5 simples pasos que borrarán definitivamente el cansancio de tu rostro...

 

 

Marcelo Rubinstajn

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Marcelo Rubinstajn

Las 5 cosas más sucias con las que te encuentras todos los días

Las 5 cosas más sucias con las que te encuentras todos los días

5 ejemplos cotidianos de "inofensivas" que hacen que uno deba lavarse las manos después de tocarlas...

Antiinflamatorios naturales

Antiinflamatorios naturales

Te contamos cuales son los alimentos que mejoran las inflamaciones y enfermedades con las que ellas se asocian: asma, artritis y enfermedades cardiovasculares, entre otros trastornos...

Sueño es salud

Sueño es salud

¿Cuándo fue la última vez que se levanto sintiéndose como nuevo? No está solo…

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: