Home > Salud y Bienestar > Terapias alternativas

Belleza natural

Belleza thalasso, olas de bienestar

La reina Nefertiti, en el siglo XIV antes de Cristo, recurría a un preparado de limos marinos para combatir una bacteria que amenazaba la belleza de sus ojos. En el siglo XXI, olas de bienestar ponen a punto nuestro cuerpo y sentidos, mediante tratamientos con los elementos que proceden del medio marino, agua, aire, lodos, fangos, y algas con fines terapéuticos. La “belleza thalasso “ está de moda.

El mar tiene una enorme riqueza mineral. Se dice que prácticamente todos los minerales de la tierra están de algún modo diluidos en el mar. Se han contabilizado 92, ya sea como minerales o como oligoelementos ( minerales en cantidades ínfimas) Esto hace del mar una verdadera medicina para remineralizar nuestro organismo. 

La piel juega un papel importante en el proceso  terapéutico del agua del mar, puesto que los iones minerales que contiene el agua pasan a través de la barrera cutánea para penetrar en el organismo y difundirse rápidamente. Podemos decir que el organismo se recarga a la vez que se purifica. 

Algunos de los principales minerales del agua del mar, son los siguientes: 

Sodio. El cloruro de sodio es responsable del sabor salado del mar. Es un elemento fundamental para la regulación del agua en el organismo, la transmisión de los impulsos nerviosos y la contracción muscular.

Calcio. Es bien conocido por formar parte de los huesos, aunque también interviene en otras funciones como la contracción muscular o la coagulación de la sangre. Magnesio. Se encuentra en los huesos combinado con el calcio ya que regula su equilibrio. Se encuentra básicamente en músculos y tejido nervioso. Actúa también contra el envejecimiento.

Potasio. Es importante en la conducción de la corriente nerviosa, e imprescindible para mantener el tono cardíaco y muscular.

Azufre.  Es importante contra el reumatismo y para el fortalecimiento de los huesos y tendones.

Sílice. Forma parte de los huesos, las uñas y el pelo. Está indicado en problemas de desmineralización. Actúa  también sobre el sistema nervioso inmunitario por lo que es preventivo de enfermedades infecciosas.

Yodo. Es el  elemento más específico del agua de mar. Como constituyente de la glándula tiroidea es uno de los oligoelementos más valiosos. Sintetiza hormonas tiroideas que regulan el metabolismo de nuestro organismo. Posee asimismo un gran poder desinfectante a nivel de la piel. El agua, las algas y los fangos marinos tienen un alto contenido en yodo. 

En definitiva. Se puede considerar el mar como una clínica ya que las afecciones respiratorias, musculares, dermatológicas, reumáticas, cardíacas, metabólicas, etc.. todas pueden mejorar en presencia del mar. El movimiento de las olas contra el cuerpo ya es en sí mismo un auténtico masaje que relaja y tonifica los músculos ; el simple hecho de respirar aire marino es una garantía de mejora para las vías respiratorias y aleja las migrañas de nuestra cabeza; el mero contacto de las sales marinas y las algas contra la piel ya ejerce una función beneficiosa. 

Es fundamental  para que atraviesen la piel los componentes del agua del mar, éstos deben estar a una temperatura de 37 grados centígrados y en contacto con nuestro cuerpo, un mínimo de 20 minutos.  

LA MAR DE SALUDABLE 

Los ejercicios gimnásticos en una piscina de agua caliente son de gran utilidad en procesos reumáticos y en la rehabilitación tras accidentes o traumatismos. El solo hecho de estar inmerso en agua salada, disminuye el peso corporal considerablemente. Así por ejemplo, una persona de 80 Kgr. tiene un peso relativo en el agua dulce de 20 Kgr.;  en el agua de mar, su peso relativo será de 8 Kg. Esto hace que cualquier ejercicio sea mucho más fácil realizarlo en agua salada.

Todos los que sufren problemas circulatorios en las piernas mejoran con el agua de mar. Estimula la circulación sanguínea y elimina la sensación de fatiga así como las toxinas y ejerce una influencia tónica y antiinflamatoria. La temperatura tibia del agua aumenta la permeabilidad de la piel y favorece el paso al interior del organismo de los elementos marinos. La alternancia de tratamientos calor-frío actúa como un verdadero masaje sobre el sistema venoso. 

La fatiga, tanto si es orgánica, que es la que nos queda después de una enfermedad, como si es carencial, debido a una vida estresante y una alimentación con déficit de vitaminas y minerales, o bien  la fatiga psíquica, que aparece por la falta de sueño, tras una depresión o la falta de autoestima, se benefician de unos días de descanso en un centro de talasoterapia.

El agua de mar tiene efectos sedantes y tonificantes. Al mismo tiempo ayuda a recuperar el equilibrio que algunas veces cuesta tanto mantener. 

COSMÉTICA MARINA 

Un kilo de algas marinas contiene tanto yodo como 10.000 litros de agua de mar, ya que éstas tienen la propiedad exclusiva de concentrar en su interior más de 500 veces los elementos esenciales que el océano contiene : sales minerales, magnesio, calcio, potasio, vitaminas, aminoácidos ..., sus propiedades antioxidantes son conocidísimas, pero también su poder relajante, hidratante y regenerador. 

Por su parte, las sales tienen un alto contenido en minerales como el sodio o el cloro que ejercen una función beneficiosa sobre el organismo al entrar en contacto con la epidermis, y es que a través de ella se incorporan a la sangre y sistema linfático. Las cataplasmas de lodos y barros, aplicadas sobre la superficie dérmica, también producen una ósmosis entre los minerales, el agua y piel con efectos terapéuticos inmediatos.  

Los fangos son especialmente beneficiosos cuando se trata de desintoxicar la piel y combatir la celulitis. Pero ya el clima marino, por sí solo, influye en el restablecimiento de la salud, templa los nervios más crispados porque hace descender la tensión arterial y ejerce efecto sedante sobre el espíritu.  

A pesar de que el 80 % de los recursos marinos están aún sin explotar, los laboratorios cosméticos llevan años extrayendo de la flora y la fauna de las entrañas del mar los ingredientes activos en la lucha contra el envejecimiento y en la carrera sin tregua de ofrecer placer a los sentidos. 

CIRCUITO THALASSO 

Una estancia en un centro de talasoterapia es, en principio, desestresante y revigorizante, pero además existen curas especiales para potenciar la belleza, acabar con la celulitis y esculpir la figura. 

Los centros de talasoterapia deben estar situados a menos de dos kilómetros de la orilla del mar. Las aguas marinas para ser 100 por 100 efectivas, no pueden ser trasportadas más allá de 48 horas porque pierden su fuerza y todos sus beneficios que van quedando en el camino.  

El circuito  thalasso  se basa en cuidados tradicionales con agua de mar que aprovechan los oligoelementos que la piel absorbe en pequeñas cantidades: así como baños a 35- 37º C. con efectos relajantes o vivificantes. Tratamientos en piscinas o bañeras, duchas, chorros a presión , etc. Todo esto en combinación con los productos extraídos del mar como los barros marinos, las algas o las sales.  

Para  unas vacaciones de  bienestar existen refrescantes propuestas solo es necesario conocerlas para  ponerte la mar de bella.  

 

Mayte Suárez Santos
Lic. Ciencias de la Información

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Interesante

Por ILIANA69


Importantísimo

Por


enplenitud.com - Autor Mayte Suárez Santos
Mas notas del autor:

Mayte Suárez Santos

Tomando el sol con seguridad

Observando algunas precauciones, tomar sol es un placer y una necesidad para el organismo, que gana en salud y belleza. Disfruta del sol sin ningún riesgo.

La balneoterapia y los mayores

La balneoterapia y los mayores

Los beneficios de las termas, accesibles para todos.

Los malos tratos en personas mayores

Los malos tratos en personas mayores

Informe sobre un grave problema frente al cual muchas veces se mira para otro lado...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: