Home > Salud y Bienestar > Terapias alternativas

Acupuntura, Reiki, Aromaterapia

Arte médico japonés

Una terapia milenaria que vale la pena conocer

¿Qué es?

 

El arte médico japonés se basa en el conocimiento real de técnicas milenarias aplicadas a los distintas dolencias que padecemos los seres humanos, sobre todo las psicológicas y/o psicosomáticas -las más difíciles de solucionar en el campo de la medicina ortodoxa-.

 

Esta técnica brinda no sólo alivio a los síntomas sino también la posibilidad de autoconocimiento real de dolencias para las que por el momento aún no se encuentran verdaderos canales de solución, por ejemplo: estrés, insomnio, problemas de conducta.-violencia y rebeldía- en niños, adultos y adolescentes con conductas distorsivas, etc.

 

Esta terapia tiene también un efecto positivo en cefaleas y migrañas de todo tipo.

En adultos mayores se observo un alivio marcado de los síntomas en dolores articulares, musculares, y reumáticos.

 

Estos resultados se obtienen sin utilización de dedicación alguna, puesto que esta terapia es totalmente biótica y natural. Por otro lado, no es antagónica con la medicina tradicional sino que la complementa

 
Fundamentos

 

Esta terapéutica tiene raíces milenarias, pero ha sido recuperada y reconvertida a partir de comienzos del siglo veinte, con el objetivo fundamental de prevenir las enfermedades de nuestro tiempo.

 

El arte médico japonés se apoya en tres leyes fundamentales:

 

- Ley de causa y efecto

- Ley de identidad espíritu-materia

- Ley de empatía y armonización de la energía.

 

La primer ley postula que para todo efecto siempre hay una causa que lo generó.

La segunda es una ley inmutable que postula que "espíritu precede, la materia obedece" y es la continuación de la ley anterior.

 

El cuerpo etérico es el envoltorio que protege al cuerpo físico. Cuando el primero se encuentra comprometido. el cuerpo físico empieza a padecer y a materializar la dolencia: es decir que, en última instancia, si el cuerpo físico se enferma es porque primero se enfermó el cuerpo etérico.

 

Cuando la energía disarmónica invasora del cuerpo etérico no puede ser contenida por éste, pasa al cuerpo físico desarrollándose una dolencia que marca la presencia de la energía desarmonizadora en ataque.

 

La tercera ley es la de empatía y armonización de la energía.

Cuando la dolencia es removida –como en un cirugía- puede acontecer que la dolencia regrese cuando la verdadera causa etérica no ha sido removida y es empática con la dolencia de base, pues eso hace que vuelvan a acumularse disarmonías de la misma polaridad.

 

Como es de esperar, esto vuelve a lesionar el cuerpo físico que se enferma nuevamente de la misma dolencia, y ocasionalmente aquél es atacado más ferozmente ocasionando una dolencia mortal sin ningún tipo de retorno, ya que se olvidó remover el cuerpo etérico -que también forma parte del ser humano aunque no sea percibido por los sentidos-.

 

Si quieres conocer las hierbas medicinales y cómo usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas Medicinales, haciendo clic aquí.

 

Laura Susana Maldonado

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

buenisima

Por WILBERTO


Mas notas del autor:

Laura Susana Maldonado

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: