Home > > Humor

Chistes Feministas y machistas

4 Venganzas femeninas

¡ Mucho cuidado con ellas... !

Venganza Femenina 1 

Un hombre que siempre molestaba a su mujer, pasó un día por la casa de unos amigos para que lo acompañasen al aeropuerto a dejar a su esposa que viajaba a Paris.

A la salida de inmigración, frente a todo el mundo, él le desea buen viaje y le grita :

- Amor, no te olvides de traerme una hermosa francesita.

Ella bajó la cabeza y se embarcó muy molesta.

La mujer pasó quince días en Francia. El marido otra vez pidió a sus amigos que lo acompañasen al aeropuerto a recibirla. Al verla llegar, lo primero que le grita a toda voz :

- Y amor ¿me trajiste mi francesita?

- Hice lo posible, ahora tenemos que rezar para que nazca niñita.

Venganza Femenina 2

Paseando por la playa, la esposa le pide al marido que le compre un bikini. El le contesta:

- Con este cuerpo de máquina lavadora, ni pensarlo.

Siguen caminando y ella insiste:

- Entonces cómprame un vestido.

Y él le responde:

- Con este cuerpo de máquina lavadora, ni pensarlo.

En la noche, ya en la cama, el marido se da vuelta hacia su mujer y le pregunta:

- ¿Qué te parece si echamos a andar esta máquina lavadora?

Y la mujer, con desprecio, le contesta:

- ¿Para la lavar este trapito? Lávalo a mano que da menos trabajo.

Venganza Femenina 3

Una viejita pregunta a su marido moribundo:

 - Muy bien, después de 40 años de casados, sácame de una curiosidad ¿me has engañado alguna vez?

 - Si querida, una sola vez. ¿Recuerdas la secretaria que tenía cuando trabajaba en la fábrica, Margarita se llamaba?

 - Si, la recuerdo.

 - Pues este cuerpo fue todito mío.

 Segundos después, él le pregunta:

 - ¿Y tú, viejita, me has engañado alguna vez?

 - Sí mi viejito, una sola vez. ¿recuerdas cuando vivíamos frente al Cuerpo de Bomberos?

 - Sí me acuerdo. Contesta el moribundo.

 - Pues aquel Cuerpo fue todito mío.


Venganza Femenina 4

El marido, en su lecho de muerte, llama a su mujer. Con voz ronca y ya débil, le dice:

 - Muy bien, llegó mi hora, pero antes quiero hacerte una confesión.

 - No, no, tranquilo, tu no debes hacer ningún esfuerzo.

 - Pero, mujer, es preciso. - insiste el marido - Es preciso morir en paz.. Te quiero confesar algo.

 - Está bien, está bien. ¡Habla!

 - He tenido relaciones con tu hermana, tu mamá y tu mejor amiga.

 - Lo sé, lo sé, y no te preocupes - le dice la mujer - Pero yo también te quiero confesar algo. ¿Recuerdas que el médico dijo que creía que alguien había puesto arsénico en tu comida?

 - Sí, mujer, lo recuerdo.

 - ¡Pues tenía razón!

Enviado por Irmita. ¡ Muchas gracias !


Si quieres agregar más sonrisas a tu vida, descarga ahora nuestro libro gratis de Humor judío haciendo clic aquí.
O inscríbete gratis en nuestro Curso de Terapia de la Risa, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

hhumor femenino

Por DELY18


Mas notas del autor:

La Redacción

Iglesia Ortodoxa Rusa, un tesoro escondido de Buenos Aires: video exclusivo

Te invitamos a recorrer una de las iglesias más hermosas y poco conocidas de Buenos Aires, en un video exclusivo

Savarin de carne

Savarin de carne

Una versión bajas calorías de un plato tradicional de la cocina francesa…

La Tecnología

Estar en el 2007 implica que...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: