Home > Salud y Bienestar > Nutrición

Consejos prácticos

4 cosas que nunca se deben mezclar con alcohol

Para evitar peligros potenciales, pasar vergüenza y otros efectos secundarios indeseables relacionados con la bebida, ten en cuenta estas 4 cosas que nunca se deben mezclar con alcohol:

10 COSAS QUE NUNCA SE DEBEN MEZC

Todos los años, al parecer, aparece un nuevo estudio que aviva aún más el debate sobre los riesgos y beneficios del consumo de alcohol.

Tomar un vaso de vino por día, ¿es bueno para el corazón, o aumenta el riesgo de padecer cáncer? La cerveza, ¿reduce la presión arterial, o la aumenta?

¿Es más sano beber con moderación o no tomar nada en absoluto? ¿Y dónde está la línea entre "moderado" y "excesivo"?


Por supuesto, si usted tiene una historia personal o familiar de abuso del alcohol o alcoholismo, la abstinencia total probablemente sea la opción más segura.

Pero, incluso para los bebedores moderados y responsables, hay algunas situaciones en las que incluso una pequeña cantidad de alcohol podría ser una amenaza para su salud, su reputación o la seguridad de los que lo rodean.

MEDICAMENTOS

Si alguna vez ha tomado analgésicos, antidepresivos o algunos antibióticos recetados, lo más probable es que usted haya visto que la típica etiqueta de advertencia: "No tome bebidas alcohólicas mientras esté tomando este medicamento".

Muchos medicamentos de venta libre, incluyendo antihistamínicos, descongestivos y jarabes para la tos, también pueden interactuar desfavorablemente con el alcohol, aunque las advertencias en este tipo de medicamentos suelen aparecer entre la letra chica, donde pueden ser fácilmente pasados por alto.


Algunos analgésicos recetados como la oxicodona y la hidrocodona pueden causar mareos, somnolencia, falta de control motriz y riesgo de sobredosis cuando se mezclan con alcohol, al igual que las pastillas para dormir, tanto las que requieren receta como las de venta libre.

El uso regular de paracetamol combinado con alcohol puede generar daño hepático, e incluso la clásica aspirina puede provocar malestar estomacal, hemorragias y úlceras.

Algunos antibióticos, como el metronidazol y la azitromicina pueden causar náuseas, vómitos, taquicardia y daño al hígado si se los combina con alcohol; y ciertos antidepresivos pueden, si uno bebe alcohol, aumentar los sentimientos depresivos, y generar una elevada presión arterial, somnolencia y otros síntomas.

La lista de potenciales interacciones es larga, e incluye muchos más medicamentos de los que podemos incluir aquí.

En caso de duda, consulte siempre con su médico o farmacéutico, o simplemente vaya a lo seguro y evite las bebidas alcohólicas hasta estar seguro de que el medicamento está fuera de su sistema.

MANDAR MENSAJES DE TEXTO Y PUBLICAR EN LAS REDES SOCIALES

La mala relación entre la borrachera y el teléfono no es algo nuevo, pero los teléfonos celulares, los mensajes de texto y las aplicaciones de redes sociales han hecho que sea más fácil que nunca avergonzarse a uno mismo en más de un sentido.


Hace un tiempo, para hablar por teléfono no sólo se necesitaba tener acceso a una línea fija, sino también la capacidad de recordar el número de la persona que uno quería llamar.

Con un poco de suerte, al regresar a su casa ya se habría olvidado de su propósito.

Pero hoy en día, gracias a los teléfonos inteligentes que prácticamente están pegados a nuestras manos, las probabilidades de realizar una llamada, enviar una serie de mensajes de texto ilegibles o publicar una ráfaga de archivos imprudentes en Facebook, Instagram o Vine a las 2 AM, puede estar tan sólo a un par de cervezas y un par de clics de distancia.


Si no puede confiar en usted mismo, y no está seguro de que no va a llamar a su ex después o a publicar selfies provocadoras de una noche de alcohol, está de suerte: hay docenas de
aplicaciones anti-embriaguez que le permitirán bloquear temporalmente ciertos números, direcciones de correo electrónico y algunas funciones de su teléfono, en algún momento en que esté sobrio y todavía pueda tomar buenas decisiones.

Google también viene al rescate, con algunas funciones adicionales que se pueden instalar en Gmail. Por ejemplo, "deshacer enviar" le da 5 o 10 segundos para recuperar un correo electrónico antes de enviarlo definitivamente.

CHAMPIÑONES

Los champiñones son apreciados por su delicioso sabor y su textura carnosa. Pero, como muchas otras variedades de hongos, pueden causar reacciones alérgicas o malestar estomacal en algunas personas, especialmente si están crudos o poco cocidos.

Incluso aquellas personas que normalmente pueden comer champiñones sin ningún problema pueden sufrir náuseas o vómitos al mezclarlos con alcohol.

Más extraño aún, el hecho de que usted haya mezclado champiñones y alcohol sin inconvenientes en el pasado no implica necesariamente que usted no vaya a tener una reacción adversa en el futuro.


Sin embargo, a pesar de todas estas advertencias, la combinación de vino y champiñones es alabada por muchos amantes de la cocina. La
s revistas especializadas describen a los champiñones como "muy versátiles", afirmando que pueden combinarse con vino blanco o tinto, y una rápida búsqueda en Internet de " champiñones en salsa de vino" produce docenas de recetas de publicaciones de renombre.

En pocas palabras: si usted va a probar los champiñones por primera vez, o los va a volver a comer después de mucho tiempo, comience con porciones pequeñas y tome únicamente bebidas no alcohólicas.

BEBIDAS ENERGÉTICAS

Mezclar alcohol con bebidas energéticas puede sonar bastante inofensivo; después de todo, el alcohol es depresivo, por lo que combinarlo con un estimulante empareja las cosas, ¿verdad? Por desgracia, no es tan simple.


En circunstancias normales, la mayoría de nosotros comenzamos a sentirnos cansados o soñolientos después de beber alcohol.

Comenzamos a sentir que ya hemos bebido suficiente (¡o demasiado!) y, por lo general no seguimos bebiendo.

Pero cuando se agregan las bebidas energéticas a la ecuación, los efectos estimulantes de la cafeína, los ingredientes de origen vegetal y las azúcares de estas bebidas pueden enmascarar el efecto del alcohol, haciendo que nos sintamos más sobrios y alerta de lo que realmente estamos.

Las bebidas energéticas evitan que los bebedores sientan los efectos del alcohol, pero no reducen las concentraciones de alcohol ni mejoran la capacidad del cuerpo para metabolizarlo.

Un estudio de la Universidad Nacional de Australia demostró que los hombres y mujeres de entre 18 y 30 años que mezclaban alcohol con bebidas energéticas tenían un mayor deseo de seguir bebiendo que aquellos participantes del estudio que sólo bebían alcohol.

Yendo un paso más allá, un estudio de la universidad de Gainesville, Florida, EE.UU., demostró que los clientes de bares que bebían alcohol mezclado con bebidas energéticas eran tres veces más propensos que quienes sólo consumían bebidas alcohólicas a dejar el bar con un nivel de alcohol en sangre de 0.08 o más, y tenían una probabilidad cuatro veces mayor de tener la intención de manejar al salir del bar.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Tai Chi Chuan en los parques, una alternativa para los mayores

Tai Chi Chuan en los parques, una alternativa para los mayores

Actividad física y deporte para la salud de la persona mayor: una recomendación de UNESCO, OMS y Naciones Unidas

A reír que se acaba el mundo

A reír que se acaba el mundo

En momentos de crisis, el humor suele ser la única vía de escape. A continuación, algunas muestras del mejor humor político y de actualidad.

Cuidado del jardín en el invierno

Cuidado del jardín en el invierno

Durante los meses de frío la temperatura comienza a descender a partir de los diez centímetros de profundidad. Por eso, aunque el invierno es una de las estaciones más tranquilas para los jardineros es necesario crear sistemas para proteger las plantas, que pueden llegar a morir debido a las heladas que resecan el suelo

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: