Home > Vida cotidiana > Jardín

Jardinería y Cuidado de las plantas

10 trucos para facilitar la jardinería

Consejos prácticos para facilitar sus tareas en el jardín y hacerlas más agradables:

Facilitar la jardinería no quiere decir que usted no tendrá que hacer nada más en su jardín. Aunque la mayoría de los jardineros disfrutan el tiempo que pasan trabajando en sus jardines, llega un momento en que las tareas pueden sobrepasarlos, haciéndolos sentir como si estuvieran mordiendo más de lo que pueden masticar. Los siguientes consejos para la planificación de la jardinería pueden ayudarlo a superar esta situación.


Algunos de estos consejos son de sentido común y algunos pueden implicar tener que hacer más trabajo en el corto plazo, pero todos realmente le facilitarán las tareas de jardinería. Y de esa manera, usted tendrá tiempo para plantar muchas más plantas.

1. Alimentar el suelo

Seguramente ya lo ha oído mil veces, pero, ¿realmente lo hace? Si empieza a cultivar con tierra grande y va a conseguir plantas grandes. Las plantas sanas contraen menos enfermedades, atraen menos plagas de insectos y requieren una menor cantidad de agua. Además, usted no tendrá que acordarse de echar fertilizante cada dos semanas.

Comience haciendo un buen análisis de su suelo. Usted puede analizar todos los nutrientes esenciales o simplemente el pH. Muchos viveros brindan este servicio. Si el suelo es deficiente en minerales o en nutrientes, modifique el suelo de acuerdo a las recomendaciones. Luego, siga agregando materia orgánica, como abono, con regularidad.

Los abonos orgánicos pueden ayudar a complementar los nutrientes deficientes. Sin embargo, ponerle fertilizantes sintéticos a las plantas en realidad puede destruir los organismos benéficos y la materia orgánica del suelo y proporcionan únicamente una solución en el corto plazo. Es como hacer que su jardín se transforme en un adicto a las drogas. Necesitará cada vez más y más fertilizantes para obtener el mismo efecto.

2. Agrupar las plantas por sus necesidades

Estoy seguro que alguna vez ha oído el dicho "la planta correcta para el lugar correcto." Este es el principio de la ecuación. Por supuesto que usted va a querer poner a las plantas que necesitan sol al sol.

Pero considere lo eficiente que sería poner todas las plantas que necesitan agua juntas, y de esta manera podría llevar la manguera hacia un solo lugar para regar.

Lo mismo ocurre con los vegetales que deben cuidarse todos los días, como el zapallito. Todavía se pueden agrupar las plantas de acuerdo a los distintos momentos de maduración y a las diferencias de color, forma y textura.

3. Elija plantas perennes, que requieren menos mantenimiento



Existen ciertas plantas que pueden resultar imprescindibles para usted (aunque probablemente quiera tener cada vez menos de ellas a medida que envejezca), pero es recomendable que la mayor parte de las flores jardín sean plantas perennes, que se cuidan prácticamente solas. Las plantas como las astilbes y las sedums, que lucen bien durante toda la temporada y no es necesario cortarlas, podarlas ni replantarlas.


4. Colchones y contenedores de crecimiento


Es mucho más fácil controlar un jardín si tiene límites claramente definidos. Los contenedores son la mejor opción en cuanto al control se refiere. Usted puede controlar el suelo, el agua, la exposición al sol e incluso le permite limitar el crecimiento de las plantas dentro del contenedor. Los colchones elevados aíslan las plantas del jardín de su entorno. Lo ideal es levantar los colchones alrededor de 15 cm o un poco más. Esto le permitirá controlar sus límites y le permitirá evitar tener que agacharse tanto.


5. Instalar un sistema de riego por goteo


Esta parece una de esas ideas muy costosas que requieren contratar un profesional para su instalación. Si bien esto puede cumplirse en este caso, no necesariamente tiene que ser así.

Con los avances tecnológicos, el sistema de riego por goteo ha sido reducido hasta el nivel de un juguete. Créame, si yo puedo entenderlo, usted también puede. Si bien tiene un costo inicial, este no está ni cerca de lo que usted podría temer.

Pero a menos que quiera depender únicamente de la lluvia para regar sus jardines, en realidad va a ahorrar dinero a largo plazo. El riego por goteo es mucho más eficiente que cualquier otro tipo de riego.

Además, lleva toda el agua directamente hacia donde sus plantas lo necesitan. También puede agregarle un temporizador de bajo costo, y esto le permitirá ahorrar mucho tiempo.

6. Colocar un cobertor orgánico

Una vez más, este es un consejo de sentido común, y algo que seguramente ya ha escuchado mil veces. Sin embargo, muchos jardineros ven a los cobertores como simple decoración.

Si bien los cobertores orgánicos mejoran el aspecto de los jardines, también ayudan a mantener las raíces de las plantas y el suelo más frescos, retiene la humedad (lo que le permitirá regar con menos frecuencia), impide que se desarrollen las malezas, entre otras cosas. De esta manera usted podrá reducir considerablemente el tiempo que debe dedicarle al riego y a la fertilización.

7. Usar fertilizantes de acción retardada y polímeros

Los jardines con contenedores son la excepción a la regla anterior. No es eficiente utilizar abono o tierra de jardín en los contenedores, por lo que en estos casos se hace necesario algún método de alimentación suplementaria para hacer que las plantas crezcan. Los contenedores también se secan más rápido que la tierra de un jardín común, especialmente si la tierra tiene un cobertor orgánico.

Por lo tanto, sería recomendable comenzar la temporada de jardinería en contenedores agregando un poco de fertilizante de acción retardada y algunos cristales de polímeros, que absorban, sostengan y liberen lentamente el agua, para que la absorban las raíces de las plantas.

Agregue los dos elementos al mismo tiempo, durante la etapa de siembra. Los dos productos se consiguen fácilmente en los negocios de jardinería.

8. Utilizar herramientas ergonómicas

La mayor parte de las tareas de jardinería consisten en movimientos repetitivos, y pueden resultar perjudiciales para las articulaciones, especialmente para las muñecas y también para la espalda.

Afortunadamente, las empresas de herramientas de jardinería han estado desarrollando más y mejores herramientas para trabajar la tierra, evitándole gran parte de los dolores que produce la jardinería.

Para facilitarse las tareas, puede optar por trinquetes, rastrillos, herramientas con mangos acolchados y paletas curvas, que le permitirán no tener que doblar las muñecas.

9. Ruedas

Piense en un niño con un autito nuevo. Ya no sabe que más puede cargar en él ni otro lugar a donde llevarlo. Ahora piense en todo el tiempo que usted ha pasado cargando esas macetas de cemento o cuántas plantas aún están esperando en sus macetas en medio del camino, porque usted no quiere hacer ni un viaje más.

Por esto el hombre inventó la rueda. Consiga, al menos, un buen carrito de jardín o una carretilla y no salga sin ella. Así podrá trasladar sus herramientas, las macetas, la cosecha.

No importa qué tan pequeño sea su jardín, usted podrá hacer muchas más cosas si utiliza ruedas. Si usted tiene un terreno muy grande, considere la posibilidad de agregarle un motor a las ruedas.

10. Trabajo en familia

Muéstrele a sus hijos y nietos lo divertido y emocionante que es cultivar un huerto. Si bien es cierto que probablemente nunca vayan a disfrutar de quitar las malezas, pero sí pueden llegar a divertirse con actividades como sembrar, cosechar, aprender los distintos tipos de plantas, entre muchas otras. Y aunque tal vez esto no disminuya demasiado su carga de trabajo, la buena compañía puede hacerlo más llevadero.

Aprende a cultivar tu propia huerta orgánica. Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Huerta y jardinería orgánica haciendo clic aquí.

 

Walter Solórzano

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Walter Solórzano

Césped: tendrá que usar verde para que no lo envidien

Césped: tendrá que usar verde para que no lo envidien

Verde capa que cubre el espacio, un colchón en donde se recuestan los espectadores del cielo. El césped es al jardín, lo que el agua a la mar y su cuidado, es parte de la relación entre los habitantes del paisaje... ¿cómo elegirlo y luego cuidarlo?

Hierbas malas, los enemigos ocultos del jardín

Cualquier planta fuera de lugar, puede transformarse en un enemigo del jardín. Aquí le presentamos algunas estrategias para luchar contra las malas hierbas.

Su propio abono orgánico para el jardín

Su propio abono orgánico para el jardín

¿Conoce la forma de fabricar su propio abono vegetal? Si siempre pensó que esto era un arte reservado para “entendidos”, se sorprenderá de ver lo simple que realmente es producirlo.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: