Home > Vida cotidiana > Seguridad personal

Seguridad e internet

10 cosas que no debes compartir en Facebook

Ni en Twitter, ni en Linkedin, ni en ninguna de las redes sociales...

Treinta y cinco por ciento de los adultos que utilizan internet tienen una cuenta en al menos un sitio de redes sociales, y el 51 por ciento tiene más de una. Tres cuartas partes de los usuarios de entre 18 y 24 años tienen al menos una cuanta.

El 89 por ciento de estas personas utilizan estos sitios para mantenerse en contacto con sus amigos, el 57 por ciento para hacer planes con sus amigos y el 49 por ciento para hacer nuevos amigos.

Facebook,
Twitter, LinkedIn, Pinterest y Google+ son sólo algunos de los más de 100 sitios weba que conectan a personas de todo el mundo que están dispuestas a compartir sus pensamientos y sentimientos.

Pero al igual que en la vida real, existe la posibilidad de compartir demasiada información. Es fácil quedar atrapado en los aspectos sociales de sitios como Facebook, pero lo que usted comparta estará ahí para que todos lo vean, si no limita quién puede acceder a su información.

El 40 por ciento de los usuarios permite que cualquiera pueda ver su información. El otro 60 por ciento, restringe el acceso a amigos, familiares y conocidos.

Compartir información personal con extraños puede ser peligroso, y hay algunas cosas que definitivamente deben estar en su lista de "no compartir". En esta nota, compartiremos 10 cosas que no debe publicar en sus redes sociales.

Conversaciones personales

En Facebook, los usuarios pueden enviar mensajes personales, o pueden publicar mensajes, imágenes o vídeos en el muro de otro usuario.

El muro está para que todos lo vean, mientras que los mensajes sólo pueden verlos el emisor y el receptor, como sucede con un correo electrónico. Los asuntos personales y privados no deben ser compartidos en su muro.

Usted no iría por ahí con un megáfono anunciando sus asuntos privados, y lo mismo sucede en internet. Esto entra en el mundo nebuloso de las etiquetas de las redes sociales.

 No hay un manual oficial sobre estas cosas, pero usted debe utilizar su sentido común. Si no se trata de algo con lo que se sienta cómodo al compartirlo en persona con su familia, sus conocidos, sus compañeros de trabajo o con extraños, entonces usted no debe compartirlo en su muro de Facebook.

Eventos sociales

Compartir sus eventos sociales para que todos puedan verlos, no es una buena idea. A menos que usted esté planeando una gran fiesta y vaya a invitar a todos los usuarios con los que está conectado, sólo logrará que sus otros amigos se sientan excluidos.

También existen algunos problemas de seguridad que están en juego. Imagínese un escenario en el que un ex novio celoso sabe que usted tiene una cita con otra persona.

¿Qué puede evitar que su ex apareciera y le hiciera una escena o incluso se enojara o se pusiera violento?

 Nada. Si usted está planeando una fiesta o una salida con un grupo de amigos, envíeles un mensaje personal para que sólo ellos puedan verlo.

Si usted quiere realizar una propuesta para una salida social amplia, recuerde que cualquier persona que tenga acceso a su perfil podrá verlo.

Enlaces con vínculos

Ya que el 51 por ciento de los usuarios de redes sociales utilizan más de un sitio, es posible que se encuentre algún vínculo entre ellas, especialmente si sus cuentas están enlazadas.

Usted puede publicar algo que le parece inocuo en Facebook, pero si esto está enlazado a su perfil de LinkedIn, puede poner en riesgo su trabajo.

Si usted enlaza sus perfiles, sea consciente de que lo que publica en un sitio está disponible en los demás. En 2009, un caso de un empleado que fue descubierto por Facebook llegó a los medios.

El empleado dijo que no iba a ir a trabajar ese fin de semana porque estaba enfermo, y publicó fotos en su perfil de Facebook en las que se lo veía en una fiesta ese mismo fin de semana.

La noticia llegó a su empleador rápidamente y el hombre fue despedido. Así que si usted opta por vincular sus perfiles, ya no habrá una separación entre "vida personal" y "vida laboral".


Información de la empresa

Es posible que se muera de ganas de contarle al mundo sobre su reciente acenso laboral, pero si esa noticia podría servirle a los competidores de su empresa, entonces no es algo que usted deba compartir.

Las noticias sobre una posible expansión, sobre algún proyecto o cualquier otro aspecto de su trabajo deben mantenerse en privado.

Si desea comunicar una noticia laboral, sea selectivo y envíe mensajes privados. Muchas empresas son tan cuidadosas en relación con las redes sociales que prohíben que los empleados utilicen sitios como Facebook en el trabajo.

Algunas empresas incluso bloquean el acceso a las redes sociales, para que los empleados no se sientan tentados a iniciar la sesión.

Fotos de sus hijos

En las redes sociales, la gente suele compartir fotos de su familia, pero si usted forma parte del 40 por ciento de usuarios que no restringe el acceso a su perfil, entonces las fotos podrán ser vistas por cualquiera.

Es algo triste, pero hay una gran cantidad de
psicópatas que utilizan Internet para acechar a sus presas.

Si usted publica fotos de su familia y su pareja, con información como, "mi marido estará fuera de la ciudad este fin de semana" o "mi pequeño Pedro ya tiene edad suficiente como para quedarse en casa solo", entonces la seguridad de sus hijos podría estar en riesgo.

Nadie piensa que les puede llegar a pasar algo hasta que pasa, así que la seguridad es lo primero al usar las redes sociales.

Al igual que con otros asuntos privados, envíe fotos de su familia únicamente a un selecto grupo de familiares y amigos de confianza que usted sepa que no las van a compartir.

Su dirección y su número de teléfono

Esta es una medida de seguridad básica. Si usted comparte su dirección y su número de teléfono en un las redes sociales, le estará abriendo la puerta a riesgos como el robo de identidad y otros peligros personales como los asaltos.

Si usted publica que se va a ir de vacaciones y antes había compartido su dirección, entonces todo el mundo sabrá que su casa está vacía. Los ladrones de identidad podrían visitar su casilla de correo y sacar una tarjeta de crédito a su nombre.

Los ladrones podrían vaciar su hogar y sacarle todas las cosas de valor. Incluso si sólo publica su número de teléfono, los expertos en internet podrán fácilmente averiguar su dirección.

Existen servicios de búsqueda que podrían proporcionarle a cualquiera su dirección si usted publica su número de teléfono.

Información sobre sus finanzas personales



Uno podría pensar que a nadie se le podría ocurrir compartir datos como dónde hacen sus operaciones bancarias o como está rindiendo su cartera de acciones, pero esto sucede.

Especialmente cuando se generan rumores sobre ciertos bancos que están en riesgo de quebrar, es común que un comentario de algún inocente usuario de Facebook revele demasiada información sobre sus finanzas personales.

Considere esta situación: usted está escribiendo un comentario en el muro de un amigo sobre la crisis bancaria. Usted dice algo como: "Nosotros no tenemos por qué preocuparnos, porque nuestra plata está en manos de una cooperativa de crédito", o incluso "Todo nuestro dinero lo invertimos en acciones de primera línea y tenemos la intención de venderlas".

Una vez más, si usted forma del 40 por ciento de los usuarios que permite el libre acceso a su perfil, los ladrones de identidad sabrán en qué banco tiene la mayor parte de sus inversiones.

Es común olvidarse que lo que podría parecerle un comentario inofensivo en Facebook podría revelar mucho acerca de sus finanzas personales. Lo mejor es evitar completamente ese tipo de comentarios.

Su contraseña

Esto realmente parece una obviedad, pero de todas maneras es necesario incluirla en el puesto número 1 en la lista de cosas que no se deben compartir.

Incluso compartir su contraseña con un amigo para que pueda conectarse y revisar algo de su cuenta puede ser un riesgo. Esto es especialmente cierto para las parejas que sienten que tienen suficiente confianza como para compartir esta clase de cosas.

Aquí hay otra situación: usted le da su contraseña de Facebook a su novio porque quiere que lo ayude a subir algunas fotos de sus vacaciones. Un par de meses más tarde, la relación se termina.

Entonces habrá una persona con la que no tiene una buena relación que conoce sus datos de acceso. Entonces, usted tendrá que cancelar su cuenta y abrir una nueva.

Si no hubiera revelado esta información, usted podría haber seguido adelante con su vida. Ahora su cuenta está en peligro, y si está vinculada a otros perfiles, toda esa información también estará en riesgo.

Mantenga su contraseña para usted mismo, y nunca tendrá que preocuparse por ello.



Datos de seguridad

La mayoría de los sitios web que contienen información personal requieren al menos una contraseña de protección por si usted olvida su clave.

Por lo general es algo así: usted se inscribe para algo como un sistema bancario en internet y obtiene un nombre de usuario y una contraseña. Luego tendrá que elegir una pregunta de seguridad por si se olvida la contraseña.

¿Cuál es el nombre de su primera mascota? ¿Cuál es el apellido de soltera de su madre? ¿Cuál fue su mascota durante la escuela secundaria? ¿Cuál es el nombre de la primera calle en la que vivía?

Incluir cualquiera de estos datos en su muro de Facebook o en una actualización de estado podría no parecer un problema, pero podría proporcionarle a un ladrón de identidad la última pieza del rompecabezas que necesita para introducirse en su cuenta bancaria.

Piense bien antes de publicar cualquier cosa que pueda poner en peligro esta información.

Cualquier cosa que usted no quiera que sea pública

Usted puede activar todas las opciones de privacidad que desee en las redes sociales, pero el hecho es que si usted publica un comentario, este tiene el potencial de ser visto por alguien que usted no desea que lo vea.

¿Vio todas esas aplicaciones de entretenimientos concursos y encuestas de Facebook, que usted no puede dejar de completar? Un estudio
reciente encontró que de las 150 principales aplicaciones de Facebook, un 90 por ciento tiene acceso a información que no resultaba necesaria para que la aplicación funcionara.

Así que cuando usted se inscribe para saber a qué estrella de cine se parece, los creadores de esa encuesta tendrán acceso a su información personal. Y nadie puede adivinar a dónde irá luego.

La base de las redes sociales está en compartir, por lo que algo que usted piensa es privado puede ser compartido fácilmente, y luego compartido nuevamente, y antes de que se de cuenta, alguien que ni siquiera conoce tendrá acceso a información privada.

"En caso de duda, no lo publique" es un buen lema a seguir. Y siempre recuerde que cualquier cosa que comparta puede llegar a filtrarse de alguna manera.

¿Quieres saber cómo Wilmer de la Horna ganó 12434 dólares en menos de 2 meses usando solamente una cámara digital casera y una conexión a Internet? Entérate haciendo clic aquí ahora

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

¿Cómo sobrevivir en Islandia?

¿Cómo sobrevivir en Islandia?

Un destino como tenido en cuenta a lo largo del tiempo, pero muy nombrado en los últimos años. Islandia tiene todo para encantarnos, siempre y cuando tengas un presupuesto extendido, o aproveches estos consejos…

Dinero caído del cielo

¿Qué harías si de repente cayera dinero del cielo?

Chatea con el Messenger sin molestias

Chatea con el Messenger sin molestias

Aprende a eliminar para siempre las molestas ventanas "extra" que se abren junto con el MSN Messenger.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: